jueves 8 diciembre
ENTREVISTAS aG  |   | Noelia S. Lorca - Luis F. Ruiz | Fotos: Álex Cámara

"Fui el primero que recogió la mesa por si acaso el acuerdo no llegaba"

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, hace balance de sus días al frente del Gobierno local en el nuevo escenario de la minoría

 El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, en su despacho. Foto: Álex Cámara

El alcalde de Granada, José Torres Hurtado, en su despacho. Foto: Álex Cámara

Por primera vez desde que está en la plaza del Carmen, José Torres Hurtado vivió en la noche del 22 de mayo uno de los días más amargos. Pese a que consiguió el triunfo, lo hizo tras perder cinco concejales y la mayoría absoluta. Sin embargo, el paso de los días le permitió mantener el bastón de mando. Así han sido sus primeros cinco meses en el cuarto mandato en la Alcaldía.

Pregunta.- Después de 12 años ya, ¿qué queda, a día de hoy, del Torres Hurtado de entonces?

Respuesta.- Queda la ilusión porque eso no lo he perdido. Algo fundamental. Tengo mucha ilusión por seguir haciendo cosas, la prueba está en que muchos pensaban que me iba a cansar y no lo he hecho. Sigo con las mismas horas y días de trabajo. Además, tengo algo muy bueno que es la experiencia y el conocimiento de lo que es la vida municipal.

P.- En este nuevo escenario en el que, por vez primera, gobierna en minoría, ¿cómo se desenvuelve?

R.- También es una experiencia bonita. Creo que la minoría, si la entendemos todos en el sentido positivo, obliga a hablar mucho con los demás grupos políticos, ceder parte de lo que querías hacer, en favor de lo que ellos quieren hacer. Lo único que me preocupa y, hasta ahora realmente no lo estoy notando, es que las discusiones por los temas hagan que se retrase la administración. La colaboración es bastante buena y en los temas importantes nos estamos entendiendo.

"La colaboración con los grupos es bastante buena y en los temas importantes nos estamos entendiendo"

P.- En el pleno de investidura usted dijo: "Aquí me tenéis, usadme", ¿cree que se ha llevado a cabo ese ofrecimiento?

R.- Yo dije eso en el sentido de que era consciente de que se iban a producir acuerdos estoy dispuesto a ser esa persona que lime asperezas de unos y otros y se consigan esos acuerdos. Estamos funcionando bien con Ciudadanos porque hablan, ven y discuten. Lo que me gustaría es que los demás grupos entendieran también que eso es lo que nos han dicho los granadinos. Es difícil de entender, por ejemplo, que Vamos Granada se oponga la Capitalidad Europea de Granada en 2031. Tampoco entiendo algunas posturas del PSOE, que siguen pensando que hay que machacar a Torres Hurtado y poniendo sobre la mesa cosas imposibles de cumplir. Nosotros no llevamos nada a pleno si antes no se ha hablado y acordado, en lo posible, con todos los grupos.

P.- Remontándonos a aquellos intensos días tras las Municipales de mayo, ¿la llamada de Luis Salvador fue repentina o la sopesó durante varios días?

R.- Yo fui el primero que llamó a Luis Salvador para felicitarlo por los resultados que había obtenido y para decirle que teníamos que hablar porque nadie tenía mayoría y había que componer el Ayuntamiento. Después hablamos varias veces, pero tras ellas hubo un parón que yo creo que coincidió con la negociación que él tenía con el PSOE. A partir de ahí, lo llamé y quedamos en vernos para almorzar.

P.- Entonces, ¿no vio nunca la pérdida del bastón de mando porque no había hablado con Luis Salvador días antes?

R.- Sí, sí lo vi. El 22M yo vi que había perdido la mayoría absoluta y el PP nunca había gobernado en minoría, por lo que pensé que tocaba el relevo en el Ayuntamiento de Granada. Luego, me dí cuenta de que las cosas eran más negociables y empezamos a dialogar. Hubo un momento, cercano a esa comida, donde pensé que todo se podía terminar. Es más, yo les dije a mis concejales que recogieran las mesas porque era muy posible que no siguiésemos. Fui el primero que recogió la mesa por si acaso el acuerdo no llegaba. Había que estar preparado para que, llegado aquel sábado 13 de junio, no salieran las cosas. No perdí la esperanza, pero era realista.

"Del almuerzo con Luis Salvador se sabe todo. No hubo nada secreto"

P.- De aquel almuerzo, ¿hay algo que no sepa Granada?

R.- Yo creo que se sabe porque dicen que en Granada lo que no quieres que se sepa, no lo pienses. No hubo nada secreto. Fue una conversación muy distendida donde cada uno expuso cómo veía el escenario y qué teníamos que hacer para romper aquel impás. Decidimos que era muy precipitado que nosotros en ese encuentro de un par de horas pudiésemos acordar determinados puntos, por lo que se designaron dos grupos de trabajo para perfilarlos.

P.- Tras ese encuentro, se puso una fecha para su marcha del Ayuntamiento, ¿hay alguien de su partido que le haya pedido que se vaya?

R.- No. Tengo la suerte de llevar estos cuatro mandatos con cuatro grupos municipales y puedo permitirme el lujo de decir que no ha habido ni un problema en este tiempo. Si he hecho algún cambio ha sido porque algún miembro se ha ido al Parlamento Andaluz como Eva Martín o Marifrán Carazo.

En este momento, somos pocos para llevar este Ayuntamiento, pero hay compañerismo. Ahora es cuando se nota la necesidad de que te ayuden y encontrar respuesta.

P.- En ese sentido, ¿hay alguien que le haya pedido la cabeza de Isabel Nieto?

R.- Ni se les ocurra. Isabel Nieto es de las mujeres con más capacidad y dedicación a este Ayuntamiento que yo he conocido. Pocos concejales puede haber habido que tengan la capacidad, honradez y rectitud de Isabel Nieto. Es absolutamente querida por todos sus compañeros y apreciada y respetada por todos sus funcionarios. Una mujer que vale mucho.

Si me piden la cabeza de Nieto porque haya hecho una locura, algo imposible porque en su mente no entra, lógicamente tendría que aceptarla, pero ella es íntegra de los pies a la cabeza.

"¿Sí me han pedido la cabeza de Isabel Nieto? Ni se les ocurra"

P.- En el supuesto escenario en que ella decidiese marcharse de ser imputada, ¿cómo quedaría usted en el Ayuntamiento teniendo en cuenta que, tras el adiós de Mérida, se iría otra de sus patas fundamentales?

R.- Cuando yo pedí a Isabel Nieto que viniese en 2003, ella me dijo que qué iba a hacer en el Ayuntamiento. En broma, le dije que la pondríamos como concejal de Fiestas Mayores. Tiene una gran capacidad para hacer cualquier cosa que le pongas. Han sido numerosas las ocasiones que me ha pedido no seguir, he sido yo el que le ha pedido, por favor, que continuase porque es una mujer que vale mucho. Ella va a seguir aquí, entre otras cosas, porque no hay ningún problema para que se tenga que ir. Se lo aseguro yo.

P.- El que sí se fue es Mérida, ¿ha perdido un apoyo fundamental?

R.- Mérida fue otro que yo le pedí que viniera. No es fácil que una persona que tiene su cátedra y dedica su vida a la enseñanza decida venirse. Prueba de ello, es que durante unos años estuvo compaginando ambas facetas hasta que le pedí que eligiera. Ha llegado un momento, después de 12 años, en que le apetecía descansar y dedicarse a la cátedra. El Ayuntamiento ha perdido una persona muy importante, pero es libre. Unos pelean por seguir y él lo ha hecho por irse.

P.- Aparte de amigo, también era un buen consejero suyo, ¿sigue comunicándose con él?

R.- Sí, claro y paseando. Lo que pasa es que se ha vuelto muy deportista y hay días que no podemos vernos. Nos llamamos mucho y hablamos todas las semanas.

"Sin Mérida, el Ayuntamiento ha perdido a una persona muy importante. Unos pelean por seguir y él lo ha hecho por irse"

P.- Respecto a TG7, ¿qué ha supuesto relegar a José Antonio Fuentes como máximo responsable de la televisión municipal?

R.- No ha supuesto ninguna desconfianza hacia la labor de Fuentes en este cargo que ha dado un servicio público muy importante. El problema es que, cuando tienes que hacer un cambio importante como el que hemos hecho, la televisión necesitaba un parón y un nuevo arranque. No se podía continuar con una televisión que se estaba gestionando como empresa. Ahora se está llevando como un organismo más del Ayuntamiento. Es por eso que es más complicado que lo haga la persona que está trabajando que si viene otro y lo hace, no porque no sepa hacerlo, sino porque hay que hacer cambios que son más problemáticos.

Lo que se está haciendo es el típico parón para tratar de encajar y saldar todas las deudas que puedan existir en los dos sentidos -dinero que le debe la televisión a los proveedores y los anunciantes a la televisión-.

P.- En ese modelo de gestión de la televisión pública, y después de las críticas de parte de los trabajadores respecto a supuestas artimañas de la dirección para favorecer al partido en el gobierno, ¿qué medio tiene en mente?

R. - Eso se dice siempre porque, por ejemplo, ¿hay alguien del PP que no diga que Canal Sur favorece gobierno socialista de la Junta? Creo que lo que hay que hacer es tener a los mejores profesionales y que sepa que la información hay que darla tal y como se produce, siendo objetivo. Esa es la televisión que yo quiero y, por supuesto, que informe de lo que está pasando en Granada, información hiperlocal.

"La información hay que darla tal y como se produce, siendo objetivo. Esa es la televisión municipal que yo quiero"

P.- En cuanto a la Alhambra, ¿qué planteamiento existe ahora con el nuevo director del Patronato sobre temas como los dos euros del Albaicín o el Atrio?

R.- Parece que el Atrio ya no es una prioridad y está sometido a un nuevo estudio. Lo que está claro es que Alhambra y Granada no pueden vivir separadas, somos los mismos,tenemos que consumir el mismo agua, luz y carreteras. En definitiva, tenemos que trabajar juntos. Lo que no puede ser es que cuando el Ayuntamiento necesite algo, la Alhambra ponga pegas y viceversa. Hay que romper eso. Por poner un ejemplo, si el Cementerio se tiene que ampliar, no se puede argumentar que también quiero ampliar otra cosa.

El alcalde de Granada, en un momento de la entrevista. Foto: Álex Cámara

El alcalde de Granada, en un momento de la entrevista. Foto: Álex Cámara

P.- Sobre el AVE, ¿cuándo piden que se firme el acuerdo para que quede constancia de que llegue soterrado?

R.- Lo que pedimos nosotros es que se produce un cambio del estatus que tenía el Ayuntamiento con el Ministerio de Fomento. Cuando se hizo el PGOU, que lo hizo José Moratalla, no yo; preveía que el tren pasaría soterrado por la Chana y que la estación sería soterrada. Yo en 2007, con la entonces ministra Magdalena Álvarez, un protocolo de intenciones que lo que dice cómo se va a hacer. Ahora se cambia todo. Yo a la ministra actual no tengo más razones que creerla, porque nunca me ha engañado. Al fallo de las fechas de unos meses yo no le doy importancia. Siempre hay algún motivo que puede provocar algún retraso.

Lo que decimos desde el Ayuntamiento es que, lo que dijo la ministra, que lo está cumpliendo; dado que hay un documento que dice una cosa hay que sustituirlo por otro documento que diga lo que se está haciendo: en superficie, con una vía de tres hilos, que la estación ocupará el mismo sitio en superficie y que es una obra provisional. Y que a expensas de la economía y del Corredor Mediterráneo, que es una de las grandes cosas conseguidas; que se recoja por escrito. Yo he estado a punto de no ser alcalde hace unos meses pero la señora ministra puede estar ahora mismo a punto de no ser ministra dentro de unos meses. Los ministerios y ayuntamientos sí siguen. Lo que tiene que haber es acuerdos que estén recogidos por escrito para que obliguen a los siguientes administradores a cumplir lo que se dijo y lo que se está haciendo.

Siempre pensamos en el AVE en esta historia. Imagínense, aunque creo que es imposible, que mañana gobernara el PSOE y dijera que todo queda paralizado y que se empieza desde Loja con la doble vía. Y eso son otros doce, trece o catorce años en que llegue el AVE a Granada con esa doble vía y escasos dineros. Sería un disparate. Pero puede ser porque no hay nada escrito. Esas cosas hay que ponerlas en un papelito. Es lo único que estamos pidiendo.

P.- Queda un mes y diez días para las Elecciones, ¿en este periodo cree que dará tiempo a que se firme?

R.- Pues no lo sé. Lo mandamos hace mucho tiempo, en torno a dos años o más y eso es parte de las cosas que hemos dicho y casi nos demonizan por ello.

"Respecto del AVE, lo que tiene que haber es acuerdos que estén recogidos por escrito para que obliguen a los siguientes administradores a cumplir lo que se dijo"

P.- La ministra Ana Pastor dice que no había acuerdo y por ello no se firmaba el documento.

R.- No, no estamos hablando de las dos estaciones. En eso dijo que no había acuerdo y mientras tanto se haría así y todo provisional. De lo que hablamos es de la entrada soterrada o no soterrada por la Chana, que de todas maneras con una estación y con otra iba soterrado por la Chana. La solución era la curva hasta Europa y otra hasta Andaluces.

P.- Respecto de los presupuestos de 2016, ¿dónde va a estar la clave teniendo en cuenta lo que ha ocurrido con las ordenanzas?

R.- Estoy bastante contento con lo que ha pasado. Estamos en campaña electoral y a nadie nos gusta en un determinado momento que se suba un determinado impuesto para solucionar un problema de presupuestos del Ayuntamiento. En esta misma provincia se está dando el caso de que en unos sitios se opone el PSOE y en otros el PP. Estamos en Elecciones. Para mí es importante que esa negociación, que creo que Francisco Ledesma ha llevado bastante bien; haya conseguido aprobar las ordenanzas y dejar el cierre del presupuesto para tener más tiempo para discutir. Ya se ha dado un paso. Vamos a ver cómo y de qué manera podemos ir conjuntando. Todos tenemos el deseo que el Ayuntamiento tenga una economía medianamente posible de gobernar. Lo que está claro es que el IBI lleva congelado desde 2012 y lo que es la revisión catastral no se lleva desde 1996. No pido que me lo agradezcan los granadinos, pero al menos que lo reconozcan, que desde 2006 que se tenía que haber hecho la revisión catastral, el Ayuntamiento la ha estado parando hasta que el Ministerio ha dicho "hasta aquí hemos llegado". Como somos gente sensata podremos llegar a un entendimiento con el tema presupuestario lo mismo que se ha arreglado el tema de las ordenanzas.

P.- Respecto al espacio de ocio, conocido como 'botellódromo', ¿qué fecha de caducidad tiene? En el acuerdo con Ciudadanos se dice que se abordará el cierre.

R.- No se dice en el acuerdo con Ciudadanos una fecha, sino que se estudiará cómo y de qué manera resolver el tema del ocio juvenil. Es de las cosas que tenemos que abordar. Mientras se aborda ese tema, lo que he hecho ha sido dictar un decreto en el que especifico, para el que les cuesta trabajo entender las cosas lo entiendan mejor, dónde se puede estar, qué tienen que hacer los guardias y proteger el descanso de los vecinos y a la gente joven. Estamos en una ciudad enormemente joven. De los 240.000 habitantes que tiene Granada, tenemos 80.000 universitarios sin contar a los jóvenes del Área Metropolitana. No podemos cerrar los ojos y no buscar solución a que esta gente necesita tener un sitio de confraternización y que además no moleste a toda la ciudad y a esos vecinos. Eso es lo que estamos haciendo. Se está cumpliendo estrictamente. Hay más vigilancia, para esas personas que se pasan. Me parece de toda justicia que los vecinos protesten, pero es un tema que de momento estamos protegiendo a los vecinos y a los chicos que se puedan divertir mientras estudiamos lo que se puede hacer. Pero hay que entender que hay unas personas que necesitan descansar y hay otras que necesitan confraternizar o hablar, eso hay que conjugarlo. En política no son blancos o negros, son grises.

"En el acuerdo con Ciudadanos no se dice fecha para cerrar el espacio de ocio, sino que se estudiará cómo y de qué manera resolver el tema"

P.- El Aeropuerto de Granada, ¿cómo cree que se debería impulsar?

R.- El Aeropuerto es un tema que es recurrente, pero primero hay que saber qué es un Aeropuerto. La gente cree que los aeropuertos y las compañías aéreas las maneja el Gobierno, la autonomía o el Ayuntamiento. Es una infraestructura que hace el Ministerio de Fomento para que la usen las compañías que quieran y por el uso cobra unas tasas por aterrizar y por descargar las maletas. Que venga o no venga el avión a Granada no depende de las instituciones, sino de que la compañía de vuelos, la que sea, tenga un estudio que le reporte beneficios. Todas las compañías son privadas. Cuando Iberia era pública sí podía el Gobierno exigir algún vuelto, pero ya ninguna. Lo que tenemos que hacer es propiciar el que tu ciudad, tu provincia en el caso de Diputación; sea lo suficientemente atractiva para que a las compañías les sea rentable volar a Granada al 80% que dicen que es el mínimo que tienen que llenar los aviones para que sean rentables. Mientras nos obcequemos con que vamos a hablar con tal compañía o aquella, va a preguntar qué ofrecemos a los turistas.

Entrevista alcalde Granada 2015 - AlexCamara-5

Me parece que Granada, no tanto la provincia, ha puesto una pica bastante alta en cuanto a lo que es la afluencia turística a Granada. Es elevada. Pero necesitamos que ese turista esté más tiempo para que la compañía tenga una rotación. Es lo que hay que hacer para que el Aeropuerto sea rentable. Sé que tiene las tasas muy bien de precio, tiene capacidad para muchísimos más aviones de los que viene. Unas instalaciones bastante superiores. Pero debemos hacer atractiva la provincia y la capital que estén aquí tiempo. A los empresarios, el año pasado en Fitur, les decía que había que hacer unos paquetes turísticos de tal manera que entretengamos a los visitantes cuatro o cinco días.

Málaga, por ejemplo, vende cinco noches y seis días, pero no están allí ese tiempo. Están dos días en Málaga, otro día en Ronda, otro en Sevilla o Córdoba y otro, seguro, que vienen a ver la Alhambra. Por qué no podemos hacer lo mismo, que ofrezcamos un día Granada, otro día en la Costa Tropical, otro en las Alpujarras y otro en la vida troglodita de Guadix. Busquemos paquetes. Pero no me hicieron ni caso. Mientras no hagamos eso, no tendremos un Aeropuerto con vuelos internacionales. La gente no viene de fuera para estar un día. Hay que buscarle atractivo.

P.- Ahora que lo menciona, Fitur, pese al cambio de Gobierno en Diputación, ¿están solventadas las diferencias para acudir juntos?

R.- No hay ningún problema. No he tenido ninguna comunicación en contra de nada. Supongo que van bien las cosas. No las veo ni las preveo mal.

"En el eje de cuatro provincias hay sinergias que podemos aprovechar"

P.- Crear un eje de cuatro provincias, ¿no es aislar a otras cuatro?

R.- La propuesta de las cuatro provincias la veo bien pero no es mía. En las conversaciones que he tenido con los alcaldes de Málaga y Sevilla tenemos una serie de cuestiones que nos complementan y nos pueden hacer eso que acabo de mencionar. Que los turistas los tengamos entretenidos unos días. El turismo se está convirtiendo en turismo de una semana y si estás todo el tiempo, por ejemplo, en Granada, terminas cansado porque se te acaban las cosas. Tenemos cosas muy complementarias. Málaga no se parece en nada a Granada y Córdoba. Granada no se parece en nada con ellas. Y, por supuesto, Sevilla, que es la capital de Andalucía queramos o no y tiene un atractivo impresionante. Esas cuatro ciudades sí y están a tiro de onda. Estamos muy cerquita. De ese Aeropuerto Internacional como es el de Málaga está cerca de las tres ciudades.

Son cuatro ciudades que ofrecen un tema cultural impresionante, monumental, lo del tapeo y la comida fenomenal, Córdoba tiene la Mezquita y el barrio de la Escudería y ese atractivo especial; y Málaga con su costa y su mundo tan variopinto y divertido. Somos complementarios. Si conseguimos, solo en turismo por ejemplo, hacer paquetes turísticos en donde ofertemos las cuatro ciudades estamos haciendo una apuesta turística. Tenemos una gran oportunidad.

Otro ejemplo, en musical. Si hay una orquesta que esté haciendo gira por España se pueden conseguir unos precios fenomenales que ya ha decidido venir a España. Le podemos ofertar dos o tres salas magníficas de conciertos como tiene Málaga, Granada o Sevilla. Nos sale mucho más barato. En ópera y compañías de teatro lo mismo. Exposiciones, por ejemplo. Málaga tiene el Museo de Arte Contemporáneo y nosotros acabamos de estrenar una sala con una belleza que es la de Lorca. Esas sinergias las podemos aprovechar.

P.- Usted ha repetido en varias ocasiones que 2019 sería la fecha tope en la que se marchará...

R.- Es la fecha, no sería, es.

P.- ¿Quién cree que podría ser el o la mejor sustituto/a?

R.- Es muy posible que en la campaña electoral venga Mariano Rajoy a Granada. Yo se lo pregunto en sus nombres.

P.- ¿Pero usted tiene a algún candidato que le guste como buen sustituto?

R.- Yo no tengo ninguno. Tengo una frase que la hago mía y es que 'cuando uno se retira en política, lo importante es saber guardar los silencios'. No tienes que opinar, decir ni criticar. El que venga después será buenísimo. Eso de retirarse y luego estar todo el día 'piando', no.

"Siendo un antiguo militante del PP le debo mucho al partido y creo que el partido tampoco ha tenido malos resultados conmigo"

P.- Hablando de silencios, respecto del Gobierno local al Gobierno central, en las últimas semanas no los ha habido.

R.- Lo he dicho varias veces. Cuando en el PP discrepamos por algo, en la gestión, es que nos estamos tirando 'los tiestos a la cabeza'. Cuando el PSOE discrepa es que están usando la democracia interna. Por qué. Hablamos no de crítica política. Estamos diciendo que a Granada le hacen falta lo que le hagan y se lo decimos exactamente igual al Gobierno del PSOE, del PP o de Ciudadanos, si 'mañana' gobiernan. Son problemas que tiene que resolver el Gobierno. El que sea, de la Junta o de España. Pero eso no es que seamos unos críticos con nuestro Gobierno. Le demandamos que si toma decisiones tiene que pensar que afectan a Granada y como le afectan tengo la obligación de decírselo.

P.- Entonces, no le pasa nada con su partido.

R.- A mí no. Siendo un antiguo militante del PP le debo mucho al partido y creo que el partido también no ha tenido malos resultados conmigo. A mis años no voy a tener yo una pelea con mi partido. Eso no quiere decir que si mi partido hace algo, que me parece que no está bien hecho o se puede hacer mejor, no tenga la obligación de decirlo. Tengo la obligación si afecta a esta ciudad, es en la que los ciudadanos me han dicho que mande.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand