sábado 4 febrero
OLA DE CALOR  |   | Redacción AG

Granada, en nivel rojo del Plan de Prevención de Altas Temperaturas de la Junta

Salud recomienda seguir sencillas medidas preventivas de hidratación y alimentación para evitar los golpes de calor

Las temperaturas alcanzadas y las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) indican que la provincia de Granada se encuentra hoy en nivel rojo del Plan de Prevención de Altas Temperaturas de la Consejería de Salud de Salud y Familias la Junta de Andalucía y la previsión indica que esta circunstancia se mantendrá en los próximos días. Se prevé que siga en esta alerta hasta el próximo día 6.

Durante cinco días, las temperaturas máxima y mínima previstas junto con las temperaturas observadas rebasan simultáneamente los umbrales establecidos y suponen la activación de la alerta roja. La activación de este nivel supone que, mientras dure la situación de alerta en estas provincias, se aumentará la información y la emisión de consejos sanitarios a la población de riesgo y sus cuidadores, y se mantendrán las medidas de control y seguimiento de estas personas a través del servicio Salud Responde. Además, se establecen canales de difusión de esta situación y se refuerzan los servicios sanitarios, tanto hospitalarios como de atención primaria.

Como el seguimiento de las temperaturas es diario, estas previsiones y sistema de alertas pueden verse modificados. En caso de existir una la previsión de descenso, podría llevar a la desactivación del nivel en cada caso o de la alerta establecida.

Desde la Consejería de Salud y Familias se recuerda que las alertas sanitarias por calor no son las mismas que las realizadas por Protección Civil, ya que se basan en umbrales diferentes, aunque los niveles de colores establecidos sean similares.

Sólo el sistema sanitario puede informar de las alertas por calor que suponen un riesgo para la salud, provocando descompensaciones en pacientes crónicos, empeoramiento de la salud de pacientes frágiles, deshidratación, dificultad en el descanso nocturno, irritabilidad y mala regulación de la temperatura corporal, entre otras consecuencias.

Para que se declare una alerta sanitaria por altas temperaturas deben superarse tanto las máximas como las mínimas establecidas para cada provincia. Si no se superan, se habla de nivel verde; se superan un día o dos seguidos, nivel amarillo; si se superan tres o cuatro días seguidos, nivel naranja; y si se superan cinco días o más, se activa el nivel rojo, que implica máximo riesgo para la población si no se toman las precauciones adecuadas.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand