sábado 13 agosto
La Capital  |   | Europa Press

Granada no permitirá que la "mercancía" de los comercios invada las calles del Centro

El Ayuntamiento prepara un plan para la reordenación de estas plazas del Centro

El Ayuntamiento de Granada se ha propuesto acabar con la ocupación irregular de la vía pública por parte de comercios y terrazas, en especial en la zona del centro histórico, y va a intensificar las inspecciones y a modificar la actual ordenanza al respecto para conseguir un "equilibrio" entre la actividad económica, la seguridad ciudadana y la propia imagen de la ciudad.

Según ha explicado en rueda de prensa la concejal de Movilidad y Protección Ciudadana, Emprendimiento, Turismo y Comercio, Raquel Ruz, en los últimos años ha habido un "descontrol total" de este asunto, en espacios emblemáticos de la ciudad como Plaza Nueva, Plaza Bibrrambla, Plaza Pescadería, Romanilla o las calles Calderería y Elvira y la zona de la Alcaicería, donde algunos comercios "cuelgan" sus mercancías de las propias fachadas de los edificios, en un entorno "sensible" desde el punto de vista del patrimonio histórico.

Por ello, el Consistorio está preparando un plan para la reordenación de estas plazas del Centro, y otro para "atacar" el gran "problema" de los comercios que exhiben sus mercancías en la calle, en el entorno de la Catedral de Granada, Calderería y Alcaicería. Según Ruz, estos comercios están incumpliendo la ordenanza de ocupación de vía pública que actualmente está en vigor, lo que no "sólo genera una mala imagen", sino también "un agravio comparativo con otros comercios".

Asimismo, ese "descontrol" perjudica también a la accesibilidad de ciertas calles, muchas de ellas ya de por sí estrechas, que se ven "muy comprometidas" si se diera la posibilidad de una evacuación o un vehículo de emergencias, fuera una ambulancia o un camión de bomberos, tuvieran que acceder a ellas.

En ese sentido, y con el objetivo de "atajar" estas prácticas, el Ayuntamiento va a incrementar los controles de la inspección y de la Policía Local para que se cumpla la normativa existente, y, por otro lado, prevé abrir una ventana de diálogo con los comerciantes de la zona para buscar soluciones consensuadas "dentro de un espacio de negociación".

Ruz ha explicado que además el equipo de Gobierno, del PSOE, quiere someter a la opinión de los grupos de la oposición la modificación de la ordenanza que quiere llevar a cabo y que ya se está perfilando por parte de los técnicos del área, para que en el mes de septiembre se abra a debate.

Sanciones de 600 a 3.000 euros

"La vía pública no puede ser espacio de confrontación, no estamos en contra de la actividad económica, empresarial, comercial ni de las terrazas, creemos que hay que fomentarlo, pero siempre con un orden, buscando equilibrio entre la actividad económica y el disfrute de los espacios por los vecinos y el cumplimiento de los planes de evacuación y los planes de seguridad, porque son espacios muy sensibles que tienen que tener una especial protección, y el Ayuntamiento tiene que tener una especial sensibilidad", ha incidido la concejal, que ha señalado que aunque este problema no solo se da en el centro, sino que también afecta a los barrios de la ciudad.

Ruz ha señalado que ésta es una medida "muy demandada por los vecinos" y ha afirmado que se habían constituido plataformas que piden que se recupere el espacio público, un un movimiento social al que el Ayuntamiento de Granada no podía estar ajeno, por lo que ha optado por enfrentar el problema "lo antes posible".

"Mi preocupación absoluta no es volver a recuperar esos espacios y mejorar la imagen de Granada, me preocupa mucho el tema de la seguridad, son espacios muy sensibles. Es un problema enquistado desde hace muchos años porque nadie ha querido afrontarlo, el anterior equipo de gobierno ha mirado para otro lado", ha mantenido Ruz, que ha puesto como ejemplo que en entornos como el de la calle Elvira los vestidos de un comercios se cuelguen de un cable de la luz.

Según ha recordado, las sanciones por incumplir la normativa pueden ir desde los 600 a los 3.000 euros, sanciones que ya han comenzado a imponerse. No obstante, la Policía Local hará una campaña informativa por los comercios y establecimientos hosteleros afectados y, en caso de no atender a sus requerimientos, se impondrá la correspondiente multa.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand