viernes 14 junio
GRANADA  |   | Samuel Molina

Granada supera los 940.000 habitantes por el empuje de la inmigración

Esta cifra refleja la tendencia positiva de la provincia, que se acerca al millón tras el parón en los años posteriores al estallido de la burbuja y la crisis

Evolución de la población en Granada. Gráfico: Samuel Molina

La población de Granada sigue creciendo y ya supera los 940.000 habitantes gracias al empuje de la inmigración.

Concretamente, la provincia alcanzó los 940.410 vecinos a 1 de abril de 2024, lo que supone un aumento del 0,52% en un año, sumando 4.835 personas y 685 en el último trimestre, un 0,1% más, según consta en los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su Estadística Continua consultados por ahoraGranada.

Esta cifra refleja la tendencia positiva de Granada, que se acerca al millón tras el parón producido en los años posteriores al estallido de la burbuja inmobiliaria y la crisis económica. Se trata, por tanto, de una cifra récord.

El crecimiento de la provincia se debe a un saldo migratorio positivo, con un incremento en el número de inmigrantes. De hecho, el número de personas nacidas en otros países ha alcanzado las 109.369 y la tasa de inmigración ya sobrepasa el 8%, aunque sigue siendo inferior a la media nacional.

Pero esto no ha sido siempre así. De hecho, durante los siglos XIX y XX hubo importantes oleadas de emigración desde Granada hacia otros lugares, tanto dentro de España como hacia el extranjero. Muchos granadinos buscaron lugares más ricos e industrializados, con mejores oportunidades, para escapar de la pobreza.

Ahora la situación ha cambiado y, con la mejora de la economía, ha experimentado la llegada de habitantes de otros países, principalmente de América Latina, África y Europa del Este, lo que ha contribuido a una mayor diversidad cultural y demográfica desde comienzos de siglo.

Sin embargo, el saldo vegetativo, resultado de la diferencia entre los nacimientos y las defunciones; se sitúa en terreno negativo desde 2017, confirmando que la población está envejecida. Por tanto, a corto plazo sólo los flujos procedentes del extranjero pueden revertir el descenso en la estadística, como así está sucediendo.

Durante períodos de expansión económica y creación de empleo, la provincia y el conjunto del país han atraído a un número importante de migrantes en busca de oportunidades laborales. Al contrario ocurre en momentos de recesión, como la sufrida entre 2008 y 2013, cuando, con cierto retraso, se detuvo el flujo y el número de habitantes incluso decayó.

Evolución del número de residentes en Granada que han nacido en otro país. Gráfico: Samuel Molina

Un aumento muy desigual

El aumento en el número de empadronados es muy desigual, encontrando grandes diferencias entre comarcas. Así las cosas, el Área Metropolitana de Granada y en menor medida la Costa Tropical son las grandes receptoras de personas.

Mientras tanto, las áreas de interior alejadas de la influencia de la capital sufren una importante sangría demográfica, detenida a comienzos de siglo pero que se acelera a medida que la población se hace más mayor, no nacen niños y la atracción de inmigrantes a estas zonas es mínima.

Ejemplo de ello es la Comarca de Huéscar, en el extremo nororiental, que con datos de 2023, en tan sólo diez años ha perdido el 10% de su población. En el mismo periodo, el Cinturón Metropolitano ha ganado 25.950 vecinos, un 9% más.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=256483