viernes 14 junio
Magazín  |   | Luis F. Ruiz | Fotos: Blanca Rodríguez

Granada viaja al universo infinito de Saiko

El joven artista de Armilla embelesa a 23.000 personas en el Nuevo Estadio de Los Cármenes en una noche inolvidable con J Balvin, Lola Índigo, Gonzy o Pepe y Vizio como invitados

En una galaxia sin precedentes para un artista tan joven. Granada ha viajado hasta el universo infinito de Saiko en su multitudinario concierto en el Nuevo Estadio de Los Cármenes, un escenario en el que más de 23.000 personas pudieron disfrutar de una noche que será difícil de olvidar para propios y extraños.

Si por algo se puede definir el concierto del artista de Armilla es por su diversidad, en el fondo y en las formas de una cita cuya media de edad de asistentes apenas llega a los 25 años y que corrobora el fenómeno de masas que ha supuesto su corta aunque entusiasta carrera, en la que miles de personas lo esperan para escuchar sus temas preferidos que hablan del amor y el desamor, de los recuerdos, la ira o los tormentosos quebraderos que van intrínsecos a la bendita juventud.

Los ansiosos fans de Saiko ya lo esperaban desde primera hora de la mañana a las puertas del estadio, lo que luego supuso más de un susto para algunos de ellos, que tuvieron que ser atendidos por las asistencias, algo que Saiko reclamó aun teniendo que interrumpir alguna de sus canciones: "Lo primero es que estemos todos bien", dijo para ganarse, por si aún hiciera falta, a los asistentes a la cita.

Mientras caía la noche en Granada, la música ambientaba los prolegómenos de un concierto que arranca con la participación de la Banda de Tres Caídas de Triana, un aroma a Semana Santa con el que abrió una retaíla de temas que le llevaron a rozar las tres horas de espectáculo audiovisual y pirotécnico.

Saiko ya anticipó la infinidad de sorpresas que tenía preparadas para esta cita con la que cerró su gira 'Sakura', su primer disco que sus seguidores más incondicionales devoran como quien se tira a un oasis cuando la sed aprieta. El primer momento inesperado para muchos fue cuando Saiko no apareció sobre la plataforma que baja desde el escenario, lo hizo un 'doble' suyo mientras el truco de trilero estaba en la pasarela central, donde vestido de rojo de 'Balenciaga', dio un salto con el que arrancó una noche que para muchos será inolvidable.

La nave del artista granadino fue viajando una por una por las 'estrellas' de un universo que, tal y como se expulso al final del concierto, surgió de "la ciudad de los leones". Como si de fieras se trataran, sus seguidores hicieron rugir cada rincón de un estadio donde esta ha sido la mayor alegría que haya podido celebrarse esta temporada.

Algunos de los mejores momentos de Saiko en el concierto de Granada. Foto: Blanca Rodríguez

Gente "de aquí"

Si algo hizo Saiko durante todo su concierto fue interpelar a sus seguidores, reclamando las ganas y la necesidad de entregarse en cuerpo y alma a la cita, además de reivindicar una "noche histórica" para Granada, con "gente de aquí".

Y así logró la rendición de todo un estadio que se desgañitó, con unos temas más que con otros. Ocurrió con 'San Walter' o 'Quédate' al poco de comenzar, en una noche que desde bien temprano dejó a las claras que la primera gran ola de calor estaba en el Zaidín, no solo por el ambiente en las gradas sino por los proyectores lanzallamas que subían un puñado de grados más la temperatura, por muy lejos que se estuviera de ellos.

Siguió su repertorio con 'Yo lo soñé', que este sábado interpretó sin Omar Montes, quien sí fue invitado a la antesala de la gran fiesta, pues según el propio Saiko los asistentes el segundo día eran "los reales", los que estaban pendientes del día en que salieron las entradas y dispuestos a vivir una cita histórica.

Tanto fue así que en el escenario Saiko se rodeó de un elenco difícilmente comparable para alguien que lleva un 'rato' en esto de la música. Aissa fue la primera gran sorpresa de una noche para la que los asistentes, dijo Saiko, no estaban "listos" de lo que iban a vivir.

La salida al escenario de J Balvin fue uno de los puntos cúlmenes de la noche, con su primera actuación en Granada en la que no solo interpretó junto a Saiko, que anunció nuevo tema próximamente juntos; sino que también desarrolló un 'mini concierto' para quedarse "otro ratico" con 'Reggaeton', 'Ginza' o 'Ay Vamos', con la que todo el estadio se sumergió en una oda al 'perreo'.

'Tuenti' hizo viajar en el tiempo a los asistentes "más veteranos" al recinto de la Avenida del Pintor Manuel Maldonado junto a Saiko, quien por momentos no daba crédito a lo que él mismo había organizado: "No es por nada, pero vaya concierto compae", afirmó antes de saludar a su abuela, que tampoco se quiso perder lo que su nieto había 'liado'.

Una conexión hasta la eternidad

Si algo quedó claro es que Saiko sabe cómo conectar con quienes van a verle, lo hizo con 'Luna' antes de dar cabida a Pepe y Vizio, con el acento local por bandera y hacer la primera advertencia de que el idilio de esta noche de casi verano estaba llegando a su fin.

Pero aún quedaba otra gran sorpresa con la irrupción en escena de Lola Índigo, otra de las granadinas que también levantó pasiones para reconocer que "no hay que ser un genio" para ver que Saiko es "el número uno". Junto a él interpretó 'Una bachata' antes de cantar en solitario '1000Cosas', el tema junto a Manuel Turizo con el que ya superan los 42 millones de reproducciones en Spotify; o 'Casanova'.

La noche no terminó ahí, quedaba aún que apareciera en escena otro invitado más a la fiesta de Saiko, fue el caso de Gonzy para que el público abdicara definitivamente con 'X'Clusivo'.

"No sé cuándo se va volver a repetir algo así", dijo Saiko antes de adentrarse en su versión más íntima con 'Cosas que no te dije', 'Ódiame' o 'Ángel de la Guarda', con un almendro como protagonista sobre el escenario.

Y ahí empezó el principio del fin de la velada mil veces soñada para despedirse de Sakura, no sin antes "mirar al infinito" y adentrarse en la estrella que "marcó" este viaje.

'Polaris' iluminó el estadio y también el cielo de Granada con los fuegos artificiales como protagonistas y dejar boquiabierto al protagonista, quien admitió que hay "pocas cosas" que le sorprendan ya, habiendo logrado algo que "nadie podía haber imaginado".

'Supernova' fue el colofón de Saiko en Granada: "Como que fue verte y se me removió todo un poco; no sé cómo decírtelo; es que es muy complicado", dice la letra de una canción que alcanza las 124 millones de reproducciones desde que se lanzó el 19 de abril de 2023, lo que constata, si aún quedan dudas, cómo de grande y de inmenso es el universo de Saiko, el mismo al que Granada ha viajado hasta la eternidad.

Galería de la noticia

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=259014