miércoles 23 octubre
ASÍ ES MI ALCALDE | PULIANAS  |   |

"Hemos impulsado una gran revolución para bien en todos los aspectos de Pulianas"

El socialista José Antonio Carranza asegura que la situación con los propietarios de los terrenos donde se quiere instalar Ikea ya está desbloqueada · "La piscina municipal ha sido un revulsivo y respuesta a una demanda histórica", añade

José Antonio Carranza está a punto de culminar sus primeros cuatro años como alcalde. Foto: Luis F. Ruiz

Accedió al bastón de mando en sustitución de su compañero Rafael Gil Bracero, después de doce años en el cargo; y ahora afronta el reto de querer repetir como regidor municipal de Pulianas, un pueblo donde asegura no se ha perdido la identidad como tal y que vive su día a día más allá del proyecto Ikea, del que asegura que están dados todos los pasos para que la compañía se instale cuando lo estime oportuno.

Un policía local convertido a político
José Antonio Carranza nació en 1980 en la localidad metropolitana de Güevéjar, aunque sus lazos familiares siempre lo mantuvieron ligado a Pulianas, en donde se afilió al PSOE en 2002 y dos años más tarde comenzó a formar parte de la Ejecutiva Local como secretario de Juventud. Solo seis años más tarde se convirtió en el número dos del partido a nivel local y ya en 2012 fue designado secretario general para, tres años después, dar el salto a la Alcaldía. Diplomado en Magisterio, en lo que no ha ejercido nunca, decidió presentarse a unas oposiciones a Policía Local por el Ayuntamiento de Granada, en donde ha ejercido durante diez años y a cuyo puesto, asegura, volverá cuando él lo deje o los pulianeros así lo decidan, aunque su aspiración después de los comicios del 26M es continuar al frente de la Alcaldía.

Pregunta.- ¿Qué es más difícil: poner una multa a un familiar o pactar con la oposición en Pulianas?

Respuesta.- (sonríe) Está ahí ahí la cosa. Lo de la oposición es más complejo, poner una multa sería el día a día de mi trabajo. Cuando pasaron las elecciones yo me esperaba de todo, era la primera vez que cinco fuerzas políticas conseguían representación en Pulianas, por lo que era la primera vez con ese rompecabezas, sin llegar a un acuerdo en la investidura.

Es cierto que había unas circunstancias que jugaban a nuestro favor y era que o gobernábamos solos o tenían que pactar todos. Luego se dio el apoyo de programa de una serie de medidas con Ciudadanos, acuerdo que hemos querido mantener hasta el final pero hemos percibido cierta desidia en la formación naranja a final de 2018.

P.- ¿Ha dormido más tranquilo con ese acuerdo con Ciudadanos?

R.- El acuerdo se firmó en el primer semestre. En esos primeros meses tuvimos cierta estabilidad, pero después del primer año de mandato hemos conseguido encontrar consensos con otros grupos políticos. Yo puedo llevar a gala que en el Ayuntamiento de Pulianas, a excepción de votos en contra de Lista Abierta de Pulianas, que se oponía a todo; el resto de los grupos políticos siempre apoyaban lo que era bueno para el pueblo.

P.- ¿Ha sido este mandato el claro ejemplo de que ahora no tocaba tanto pelearse sino entenderse?

R.- Sí, porque el espectro tan abierto de tantas fuerzas políticas nos lleva a eso. Si en Pulianas se quería hacer una piscina municipal había que consensuarla con la gran mayoría del pueblo y así ha ocurrido con casi todas las cosas que se han llevado. Es cierto que en todo lo que tenemos es un rompecabezas con acuerdos al 70-80%.

P.- ¿Con qué otro grupo, además de Ciudadanos, se lleva mejor?

R.- Intento llevarme bien con todos. Es cierto que con Ciudadanos hemos alcanzado acuerdos, pero con el PP tengo una relación muy cordial y de entendimiento. Principalmente con todos excepto con la Agrupación de Electores Lista Abierta de Pulianas, cuya actitud a mi me da la sensación de que se creó para ir en contra del PSOE, que es de donde el concejal provenía; sino para ir en contra del pueblo. Cosas tan fundamentales como la construcción de un piscina, el arreglo de la entrada de Pulianillas, el arreglo del cementerio... Siempre nos hemos encontrado la negativa sin argumentos de este grupo político.

P.- ¿Qué Ayuntamiento se encontró en 2015 después de varios años de Rafael Gil Bracero como alcalde?

R.- En líneas generales el Ayuntamiento estaba bien, aunque tuvimos que sanear las cuentas. Nos encontramos una sentencia que nos obligó a pedir un préstamo al Ministerio para poder hacer frente. Fueron cosas que en menos de un año estaba todo solucionado. Nosotros llegamos a darle el impulso que necesitaba el pueblo.

P.- Entre los proyectos que tienen vinculación con este Ayuntamiento está la construcción de la tienda Ikea, que aunque no depende de esta casa, sí repercute en ella, ¿en qué punto se encuentra?

R.- Por hacer un resumen de los pasos que se han dado. En 2015 lo primero que hice fue informarme a través de la Junta de Compensación de la marca Ikea de todos los que componían este proyecto. Me senté con ellos para ver la realidad donde nos encontramos, me encontré que no había proyecto ninguno.

Ikea había abandonado, la Junta de Compensación también. Era imposible llegar a un entendimiento para ofrecer los terrenos de la marca. Me pongo a trabajar y a impulsa reuniones con los propietarios que no estaban en el acuerdo firmado en años anteriores. A lo largo de año y medio consigo poner de acuerdo al 100% de los propietarios.

Se presentó a la Junta de Compensación el proyecto de reparcelación, el cual queda aprobado por unanimidad y firmado ante notario. Los temas urbanísticos, que siempre eran el parapeto para Ikea, desaparecen. Se le entrega y se les dice cuáles son las condiciones. Todos estamos de acuerdo y ya no hay ese tanto por ciento que no estaba de acuerdo. Se arreglan varios flecos y ahora es el momento entre negociar el contrato entre la marca comercial Ikea y la Junta de Compensación.

La marca solicita a la Junta de Compensación varias modificaciones, se llevan a cabo y ahora se está a la espera de que ese proyecto de reparcelación sea inscrito en el Registro de la Propiedad. Es cierto que en este tiempo Ikea se plantea su modelo de tienda, pues han ocurrido dos circunstancias. Una es el cambio de modelo de venta y otra es el fallecimiento del dueño de la marca, el cual ha generado unos trámites de herencias.

Estamos en el momento de esperar cuál es el modelo de tienda, con 30.000 metros cuadrados, o una tienda más pequeña que lleva incluida venta por internet. Ahora mismo estamos en esa situación. En breve se celebra una Junta de Compensación para aprobar las inscripciones en el Registro de la Propiedad. Así quedará cerrado el tema urbanístico a la espera de que se dé paso al tema comercial.

P.- ¿Es este asunto uno de los proyectos enquistados del municipio y que no termina de salir?

R.- Sí, y lleva enquistado quince años. Desde el ámbito político se ha perdido mucho el tiempo en eso en años anteriores. No me lo he quitado de la cabeza, he trabajado duro, me he reunido todas las veces que he debido pero nunca me he olvidado del desarrollo del municipio y el avance del municipio. Sabiendo que es un proyecto buenísimo para toda la provincia. Siempre trabajando paralelamente con el desarrollo del pueblo.

P.- En el otro eslabón de la zona está otro proyecto más arraigado y que ahora se ha convertido en Granaita. ¿Necesitaba Pulianas la fusión de sus dos parques comerciales?

R.- Sí, era necesaria la fusión y el impulso. Llevábamos varios años viendo decaer la zona. Me preocupaba bastante una muerte lenta. Hay otros centros comerciales a los que en la ciudad les pasaba lo mismo. Me preocupaba que no se estaba explotando bien la zona comercial, que es la más grande la provincia y de las más grandes de la comunidad. Esto ha sido un impulso grandísimo para el pueblo, un mismo parque sin que haga cada uno la guerra por su lado y un lavado de cara considerable. Allí es prácticamente imposible entrar por el éxito que tiene los fines de semana.

Carranza, en un momento de la entrevista con ahoraGranada

P.- ¿Allí hay pulianeros trabajando?

R.- Sí, no todos los que quisiéramos. En eso nunca voy a estar satisfecho. Al final topamos con las grandes empresas, marcas nacionales y multinacionales y no hay todo lo que quisiera. Hemos peleado porque hubiera una bolsa de empleo de los pulianeros. Sí hay gente trabajando pero no toda la que nos gustaría.

P.- ¿Qué opciones de crecimiento tiene Granaita?

R.- En esparcimiento por la zona de abajo, lo que anteriormente era Alameda, hay algunas parcelas. Por ahí es la zona de expansión que puede tener, pero ya no quedan tantos metros para seguir creciendo. Tenemos conocimiento de que todas las parcelas se están negociando.

P.- ¿De qué se quejan los vecinos cuando lo llaman o lo ven por la calle?

R.- Me llaman a cualquier hora o cualquier día, da igual el momento. Sus quejas son el día a día, es en lo que los vecinos están. Los problemas que les pueden salir habitualmente. El problema diario que puede surgir a un vecino.

P.- ¿Y usted le promete que solucionará porque lo va a cumplir o se lo dice para quitarse al vecino de en medio?

R.- Nosotros desde 2015 nos pusimos un objetivo, que es que el vecino que nos llama es porque tiene un problema. Y si hay algo roto hay que arreglarlo a la mayor brevedad posible, para que el vecino esté contento con el servicio que se presta en el Ayuntamiento.

P.- ¿Cuántos ciudadanos viven aquí porque consideran a Pulianas como ciudad dormitorio?

R.- El pueblo sigue teniendo su tono de pueblo. En las últimas décadas no ha habido una expansión ni desarrollo urbanístico como en otros pueblos. En estas décadas en Pulianas podemos contar con los dedos de una mano las urbanizaciones que se han hecho. Es cierto que La Joya que se puede considerar un poco más dormitorio, pero en general el pueblo al no crecer no lo considero un pueblo dormitorio.

P.- ¿Para quién esté pensando en venirse a vivir a Pulianas o irse a otro pueblo, por qué debe elegir el suyo?

R.- Pulianas es lo mejor que tenemos en el Área Metropolitana, los servicios, los pequeños comercios que se están manteniendo cuando a 500 metros tenemos una gran zona comercial. Tenemos de todo en el pueblo. Es un municipio tranquilo, seguro y un pueblo con gente acogedora y magnífico para vivir. Qué le voy a decir yo de mi pueblo.

P.- Dígame entonces un defecto de su pueblo.

R.- Para mi es muy complicado encontrarlo. No me he puesto a pensarlo.

P.- ¿Por qué gran proyecto le gustaría ser recordado cuando se vaya de alcalde?

R.- Se están haciendo grandes proyectos, pero la piscina municipal ha sido un revulsivo y la respuesta a una demanda histórica. Yo de niño venía a casa de mi abuela y era un deseo de niños y adultos tener la piscina municipal. Han sido muchos folletos y campañas donde la hemos visto. Ahora mis amigos, que tenemos hijos, me lo dicen. Hemos cumplido el sueño de mucha gente con ello.

P.- ¿Aparte de la piscina qué otros proyectos se han realizado estos años?

R.- La mayoría han sido obra, ahora estamos reformando la Avenida principal que une Pulianas y Pulianillas. Hemos dado un revulsivo a las plazas, parques infantiles. Hemos dado un impulso también en Bienestar Social o en la Cultura, que es muy importante; el Certamen de Bandas de Música. Ahí hemos hecho una revolución total.

Los colectivos y asociaciones se brindan para el día a día en el pueblo. Nos hemos volcado con las familias más necesitadas. Invertimos 300.000 euros en los servicios sociales para los más necesitados. Entiendo que de 2015 a 2019 ha habido una grandísima revolución para bien en todos los aspectos. Un avanzar muy grande en todas las áreas, es cierto que no estamos satisfechos y queremos seguir avanzando y lo vamos a seguir haciendo.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería