lunes 26 septiembre
SUCESOS  |   |

Íllora despide a Juan entre el dolor y la indignación

Más de 3.500 personas acompañan a familiares y amigos del joven, víctima de una agresión mortal durante las fiestas del municipio, que vive su segundo día de luto oficial

Unas 3.500 personas han dado este martes su último adiós al joven Juan Trujillos Castro en la localidad granadina de Íllora entre el dolor, los llantos, la rabia y la indignación.

La multitud ha acompañado los restos mortales del chico junto a su familia desde el tanatorio del municipio hasta la Iglesia de la Encarnación, que se ha quedado pequeña para albergar el funeral en memoria del joven.

En este punto se han vivido escenas de dolor y llanto por parte de familiares, amigos, allegados y vecinos de Íllora, muchos de ellos vestidos de negro para acompañar a los seres queridos de Juan en estos "duros momentos".

Con un silencio roto solo por los aplausos espontáneos de los presentes, los amigos del joven han sido los encargados de portar el ataúd con sus restos mortales tanto a la llegada a la iglesia como con posterioridad desde el templo hasta el cementerio.

Amigos del joven portaron sus restos mortales hasta el cementerio. Foto: Luis F. Ruiz

Una multitud de unas 3.500 personas, según la Policía Local, ha acompañado a la familia en el cortejo fúnebre por las calles de Íllora, entre el silencio y la indignación roto únicamente por algún "'¡Viva Juan!" y aplausos.

Los restos mortales del joven llegaron pasadas las 15.00 horas al tanatorio de la localidad, 24 horas después de que se produjera su muerte en las inmediaciones del recinto ferial de Íllora, en el marco de una pelea en la que se habría golpeado la cabeza contra el suelo que ocasionó su muerte con posterioridad mientras era trasladado en ambulancia hasta Granada.

El último adiós a Juan fue multitudinario en Íllora. Foto: L. F. R.

Segundo día de luto

Entretanto, Íllora vive este miércoles la segunda jornada de luto decretada por el Ayuntamiento del municipio, en el que las banderas deben ondear a media asta y suspenderse todos los actos oficiales organizados en el pueblo, como ya sucedió con las fiestas de agosto la misma mañana que ocurrieron los hechos.

El único detenido hasta ahora por lo ocurrido permanece en dependencias de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada a la espera de que se concluya la investigación para pasar a disposición judicial.

Se trata de un hombre de 23 años sin antecedentes penales que había permanecido en paradero desconocido desde que ocurrieron los hechos y que se entregó en dependencias de la Benemérita en la capital como presunto autor de la muerte del joven de Íllora.

Publicidad

Comentarios (1)

  1. Patri dice:

    No hay palabras de consuelo para esta familia….

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand