miércoles 19 enero
SUCESOS  |   | Redacción aG

Intervenidas 3.946 plantas de cannabis en cuatro centros de producción en Peligros y Loja

Cinco personas han resultado investigadas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública por cultivo de droga y defraudación de fluido eléctrico

Un agente de la Guardia Civil, al entrar a uno de los centros de producción. Foto: Guardia Civil

La Guardia Civil, en el marco de la operación Gobaro, ha desarticulado cuatro centros de producción de marihuana en las localidades de Peligros y Loja. en total, se han incautado de 3.946 plantas de cannabis sativa.

En esta operación han resultado investigadas cinco personas como presuntas autoras de un delito contra la salud pública por cultivo de droga y de un delito leve de defraudación de fluido eléctrico, según ha indicado el Instituto Armado en una nota.

Los investigadores de la Benemérita de Maracena han descubierto un centro de producción de marihuana en una nave industrial del polígono Juncaril, en el término municipal de Peligros, en el que han intervenido 2.701 plantas de cannabis sativa en distintos estados de floración, desde plantas madre hasta esquejes.

El investigado como resultado de esta operación, un hombre de 55 años, pretendía asegurarse de que la producción de marihuana fuese permanente y no tener que esperar varios meses entre una plantación y la siguiente.

En esta nave industrial, los técnicos de Endesa que acudieron en apoyo de los guardias civiles de Maracena descubrieron también una acometida irregular a la red eléctrica.

Consumo eléctrico en Loja

El elevado consumo de electricidad necesario para el cultivo clandestino de cannabis sativa es el responsable de los apagones que sufre de manera recurrente un barrio de la localidad de Loja, algo que está provocando las quejas de los vecinos afectados.

Durante la investigación la Guardia Civil averiguó que había cuatro viviendas en las que se sospechaba que estaban cultivando cannabis sativa y en las que se había detectado un consumo inusualmente alto de electricidad.

La Benemérita desplegó un dispositivo en torno a ellas y los investigadores procedieron a registrarlas, descubriendo en su interior 1.245 plantas de cannabis sativa en avanzado estado de crecimiento y todo el aparataje necesario para su cultivo clandestino.

Los técnicos de Endesa que acudieron a apoyar a los agentes descubrieron además acometidas irregulares a la red eléctrica en las viviendas registradas.

Ambas actuaciones se incardinan en la operación Miller, una operación que está desarrollando la Guardia Civil a nivel nacional contra el cultivo ilegal de marihuana.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrolado por La Sastrería