domingo 26 mayo
SUCESOS  |   | Redacción aG

Investigado un joven de 20 años por dos delitos de estafa

A través de internet realizó una compra de dos ordenadores en la capital y se marchó sin abonar los más de 850 euros del hospedaje de un hotel en Almería

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un joven de 20 años con antecedentes policiales anteriores por hechos similares, al que se le atribuye la presunta autoría de dos delitos de estafa, el primero en una compra realizada a través de internet de dos ordenadores -por importe de 1.721 euros- en un establecimiento ubicado en Granada; y el segundo por no haber pagado el alojamiento de un hotel en Almería cuyo coste ascendía a más de 850 euros.

Así lo ha trasladado la Policía Nacional a través de una nota de prensa, en la que han asegurado que al detenido también le figuraba en vigor una orden de detención dictada por un juzgado de Albacete.

Una dotación policial identificó y detuvo a un hombre que se encontraba hospedado en un hotel de la zona Centro de Granada. Ya a finales del año pasado, tras recibirse una denuncia por parte del gerente de un hotel situado en el centro de Almería, y fruto de una investigación policial, este varón había sido identificado por policías almerienses como presunto autor de un delito de estafa por importe de más de 850 euros tras haber estado hospedado en dicho establecimiento donde aportó un número de tarjeta bancaria que fue denegada cuando se intentó cobrar lo adeudado.

A mediados de diciembre del pasado año se recibió una denuncia en la que el propietario de un establecimiento de material informático y telefónico ubicado en la zona norte de Granada, denunciaba que a través de Internet había contactado con él quien dijo ser el dueño de una empresa interesado en la compra de dos ordenadores. Después de remitirle un documento bancario que simulaba haber efectuado la transferencia de los 1.721,80 euros y aprovechando un momento en el que no se encontraba en la empresa, un joven pasó a recoger los dos ordenadores que nunca fueron abonados.

Fruto de la investigación policial el individuo pudo ser identificado y se constataron una serie de indicios que acreditaron la comisión de los hechos por parte de este mismo individuo, por lo que también fue detenido y puesto a disposición de la autoridad judicial.

En este sentido, la Policía aconseja asegurarse de que nadie vea cómo se introduce el PIN en un cajero automático, tapando el teclado con la mano u otro objeto, dificultando el visionado de otras personas o de dispositivos de vigilancia fraudulentos ocultos. Además, insisten en comprobar periódicamente los movimientos de su cuenta bancaria, y si hay algún importe incorrecto u observa alguna operación que no recuerde haber realizado, llame inmediatamente a la entidad emisora de la tarjeta o denúncielo.

· Más noticias sobre sucesos 

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Diseño Web La Sastrería