sábado 2 julio
SUCESOS  |   | Redacción aG

Investigados dos agricultores por los incendios forestales de Ugíjar y Alicún de Ortega

Ambos hombres estaban quemando restos agrícolas en sus fincas y el viento propagó el fuego rápidamente

La Guardia Civil ha investigado a otros dos agricultores como presuntos autores de un delito de incendio forestal por imprudencia grave por dos incendios ocurridos en los términos municipales de Ugíjar y Alicún de Ortega.

El primer incendio se produjo el pasado 6 de febrero en la rambla Carlonca del término municipal de Ugíjar y ardieron unos 3.000 metros cuadrados de monte bajo y vegetación de ribera, según ha informado el Instituto Armado en una nota de prensa.

El fuego se produjo porque el investigado estaba quemando un cañaveral en su finca de aguacates y el fuente viento provocó que el fuego se propagara inmediatamente después al barranco. Para sofocarlo tuvieron que intervenir los bomberos de Cádiar, un retén de Infoca y la Guardia Civil.

La patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Órgiva, una vez que el fuego quedó extinguido, buscó el punto de inicio del fuego y los agentes lo localizaron en la finca del investigado. Al preguntarle al respecto, el presunto autor reconoció a los agentes que el fuego se le descontroló por el viento y que, aunque intentó apagar las
cañas, le fue imposible y el fuego corrió barranco arriba rápidamente.

El segundo incendio ocurrió en el paraje Finca Señorío de Alicún de Ortega el pasado 18 de febrero cuando el fuerte viento propagó el fuego de una hoguera en el que ardían los restos de poda de unos olivos. A consecuencia del incendio ardieron 0,5 hectáreas de masa forestal.

La Guardia Civil ha investigado a ambos agricultores como presuntos autores de un delito de incendio por imprudencia grave por incumplir las condiciones de la quema, establecidas en el Decreto 247/2001, de 13 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Prevención y Lucha contra los Incendios Forestales.

El 95% de los incendios forestales son provocados por seres humanos, en su mayoría por negligencia. Por ello la Guardia Civil recomienda extremar las precauciones si se va a hacer una quema de restos agrícolas, o abortarla ante la más mínima duda, por ejemplo en un día de fuerte viento, como deberían haber hecho los investigados.

En ambos incendios la Guardia Civil ha contado con la colaboración de los agentes de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand