domingo 25 febrero
Vegas del Genil  |   |

IU denuncia discriminación hacia una mujer embarazada

Un informe del equipo de Gobierno alude a la “inminente maternidad” de una candidata para no escogerla entre los dos únicos candidatos a la plaza

El concejal de IU en el Ayuntamiento de Vegas del Genil, Alejandro Martín, ha criticado que, entre los puntos a debatir en el pleno, se encuentra el referente al expediente de contratación de un interventor. En el marco de conmemoración del Día Internacional de la Mujer, la coalición de izquierdas en Vegas del Genil sugiere que pudo haber trato discriminatorio a una mujer embarazada en el concurso público para la plaza en el Ayuntamiento.

De este modo, quieren que el alcalde dépiden explicaciones sobre los dos decretos para convocar una plaza de interventor, una el 9 de abril de 2013, que no fue publicada ni en el BOP ni en el BOJA, y otra el 25 de noviembre del mismo año. "La primera convocatoria la hicieron con carácter de urgencia porque es la única manera de poder convocar una plaza hoy en día. Como la Junta de Andalucía les dijo que el candidato propuesto no podía ser optaron por crear una nueva plaza antes de elegir a la segunda candidata", ha explicado Martín.

El concejal ha lamentado la decisión del equipo de Gobierno de obviar a una candidata que reunía "todos los requisitos para la plaza". "Se ha saltado a la torera toda la legislación de Igualdad, sobre la Maternidad, los derechos de los trabajadores, numerosos convenios internacionales al respecto de la OIT, ratificados por España y algunas cuantas normas de carácter europeo", ha insistido.

"No obstante, la convocatoria de plaza ya incurría en una falta de respeto a la legalidad, ya que Aranda se ha pasado por alto algunas leyes como la Ley General de Presupuestos del Estado para 2013, o los sucesivos planes de ajuste, y ha dictado Decretos que, a nuestro entender, son nulos de pleno derecho. Es decir, que puede estar prevaricando, o sea, que ha dictado normas a sabiendas de que son ilegales", ha recalcado Martín.

El argumento para la contratación del interventor fue el exceso de trabajo del vice-interventor, algo que IU corrobora y que en ningún momento rechazó que se aliviara su carga laboral. Sin embargo, reprocha al equipo de gobierno que se le ocurra contratar a un interventor, que viene a costar unos 50.000 euros al año, aparte de los complementos salariales, en vez de volver a reorganizar el personal municipal, y quitarle y distribuir el exceso de competencias que tiene este funcionario. O, lo que hubiera sido excelente, convocar un proceso de selección para un par de plazas de auxiliar administrativo, que hubieran costado menos de 40.000 euros, y hubieran dado trabajo, tan necesario para el municipio. Una decisión, además, que según IU, "toma en solitario el equipo de gobierno, sin consultarlo con el pleno ni con el vice-interventor ni con el secretario".

 

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand