martes 16 julio
La Capital  |   | Redacción aG

IU exige al alcalde que acabe con "la bronca entre la Alhambra y el Ayuntamiento"

Puentedura acusa a Torres Hurtado de "mentir" porque no existe ningún documento de la UNESCO que avale su propuesta de destinar parte del precio de las entradas al Albaicín

El portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Granada, Francisco Puentedura, ha exigido al alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, “que acabe con la bronca institucional entre el Ayuntamiento y la Alhambra y que no use a la UNESCO para esa pelea partidista que en nada beneficia a la ciudad ni a los granadinos y granadinas”. De este modo, el edil de la formación de izquierdas censura la polémica reabierta en los últimos días por el Alcalde de Granada con la exigencia de aumentar el precio de las entradas de la Alhambra y destinar dos euros al Albaicín. En esta polémica “el alcalde vuelve a mentir”, denuncia Puentedura, "ya que no existe ningún informe de la UNESCO que avale esta propuesta como asegura el gobierno municipal, con lo cual el alcalde pretende confundir y usar a la UNESCO en sus peleas partidistas lo que hace un daño a la imagen de nuestra ciudad y al patrimonio”, asegura.

El portavoz municipal de IU indica que el documento que este organismo internacional ha publicado en su web “es un resumen del informe de auto evaluación que tanto la Agencia Albaicín como el Patronato de la Alhambra tienen que enviar cada cinco años y, por tanto, la UNESCO ni hace ni avala ninguna propuesta concreta del alcalde ni del Ayuntamiento”. Puentedura acusa al alcalde de “querer entretener con una nueva polémica electoralista para ocultar la responsabilidad de su Gobierno municipal en el deterioro y degradación que sufre el barrio del Albaicín y su patrimonio”.

Además la coalición de izquierdas señala que el PP “pretende una vez más empezar la casa por el tejado”. De este modo, rechaza “la manifiesta incapacidad de Torres Hurtado en su gestión en el Albaicín” y le recuerda “que antes que hablar de las entradas de la Alhambra es necesario un Plan Especial para la Protección Urbanística y patrimonial del barrio, un plan especial Albaicín que no ha sido capaz de hacer el PP en 12 años que lleva gobernando”. Este plan, asegura Puentedura, “debe ser consensuado con los vecinos y vecinas del barrio, ir acompañado también de un plan director que establezca criterios y prioridades en la protección y recuperación patrimonial en el barrio y debe fijar como principales objetivos fijar la población en el Albaicín, evitar la degradación, potenciar la rehabilitación, acabar con la especulación, regular los usos en las distintas edificaciones, dinamizar la vida y la cultura en el Albaicín y evitar que este barrio patrimonial se convierta en un parque temático para el turismo de borrachera y despedida de solteros”.

De este modo Puentedura recuerda que el Albaicín, según los propios datos municipales, ha perdido cerca de 1.000 habitantes en los últimos diez años, y que alrededor de 100 edificaciones con protección cultural en el barrio, desde que gobierna el PP, han caído en manos de la especulación urbanística y han sido declaradas en ruina, con un daño al patrimonio irreparable. “Con lo cual este alcalde y su gobierno municipal se ha convertido en uno de los principales aliados y responsables de la especulación y degradación en el barrio”.

Una ofician técnica con competencias

El portavoz municipal de IU afirma “que otro de los principales problemas que sufre el Albaicín es que no existe ninguna oficina técnica que coordine las competencias para la recuperación y defensa patrimonial del barrio, y por tanto coordine a las distintas administraciones, tanto Ayuntamiento, como Junta y la administración central”. La reconversión de la Fundación Albaicín en Agencia “ha vaciado a este organismo de contenido convirtiéndolo en un chiringuito, sin competencias, y sin ningún trabajo específico en el barrio”, señala Puentedura, quien recuerda “que en los propios estatutos de la Agencia su ámbito de actuación ni siquiera es específico para el barrio sino que se abrió a toda la ciudad”. El Albaicín necesita una oficina técnica con competencias, en materia de urbanismo, disciplina, licencias, turismo, rehabilitación, cultura y patrimonio para coordinar todas las actuaciones y siempre en estrecha relación y participación con los vecinos y vecinas del barrio.

Esta falta de coordinación ha supuesto, a juicio de IU, “que mucho dinero público haya caído en saco roto y en proyectos inacabados que se han convertido en un fondo sin pozo” y, en este sentido, recuerda actuaciones patrimoniales “que llevan años sin finalizar ni por el Ayuntamiento, ni por la Junta ni por el Ministerio de Cultura”, como el Carmen del Granaíllo, convertido en un basurero, el Maristán abandonado, el Museo Arqueológico cerrado, las actuaciones en las murallas Zirí, de la Alberzana y puerta Monaita, llena de pintadas y convertidas en vertederos, espacios junto al Arco Elvira que lleva años sin abrir, Carmen de los Negros con una Macro estructura de hormigón paralizada, o Cása Ágreda que ha acabado malvendiéndose y con el proyecto olvidado de museo para la ciudad. “Estos y otros muchos más son ejemplos de como más de 20 millones de euros de dinero público se han quedado en proyectos inacabados que han acabado deteriorando el patrimonio del Albaicín” asegura Puentedura.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
CONSTITUCIÓN DE DIPUTACIÓN DE GRANADA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería