domingo 20 octubre
Provincia  |   | Redacción aG

Jóvenes monitores universitarios comparten experiencias dentro del Plan de Inclusión Activa Progresa

La jornada ha reunido a las dos promociones de estudiantes de la UGR que han dirigido sus prácticas de apoyo a menores y adolescentes en situación de vulnerabilidad

El objetivo fundamental de este encuentro ha sido la puesta en común de experiencias, así como la difusión de los resultados obtenidos. Foto: Diputación de Granada

El Plan de Inclusión Activa Progresa (jóvenes apoyando a jóvenes) es un proyecto promovido y financiado por la Diputación de Granada y desarrollado de manera conjunta por la Delegación de Empleo y Desarrollo Sostenible y la Delegación de Bienestar Social, en la que estudiantes de la Universidad de Granada ayudan a menores y a adolescentes en situación de vulnerabilidad social, complementando un programa de atención socioeducativa en el marco de prácticas extracurriculares Ícaro que se ha llevado a cabo en todas las comarcas de la provincia de Granada, en municipios menores de 20.000 habitantes y que afecta a los cursos 2016-17 y 2017-18.

El objetivo fundamental de este encuentro ha sido la puesta en común de experiencias, la difusión de los resultados obtenidos, la entrega de los diplomas a los universitarios que han concluido sus prácticas y el reconocimiento a las entidades y agentes implicados.

En esta jornada, inaugurada por la diputada de Empleo y Desarrollo Sostenible, Ana Muñoz Arquelladas y el director de la Unidad de Orientación Profesional y Empleabilidad de la Universidad de Granada, Antonio Delgado Padial, se ha destacado la importancia de colaborar y cooperar entre las instituciones y la implicación personal de los estudiantes para conseguir una mejora de las condiciones socioeducactivas de los menores más vulnerables y el fomento de la empleabilidad de los/as jóvenes estudiantes universitarios.

El Programa se desarrolla en dos fases con una duración de seis meses cada una; en la primera fase (septiembre 2016-febrero 2107) 107 jóvenes estudiantes de la Uni­versidad de Granada han realizado prácticas profesionales tutoriza­das y han sido cualificados como 'Monitores de atención socioe­ducativa de menores y jóvenes' y 304 niños, niñas y adolescentes de la provincia han sido incorporados a un programa de intervención so­cioeducativa personalizado.

Dado el carácter de experiencia piloto de esta fase, el plan ha sido objeto de un proceso de evaluación externa para conocer el alcance, impactos y resultados obtenidos así como propuestas de mejora de cara al desarrollo de las fases siguientes.

En la segunda fase (febrero-agosto 2017), actualmente en desarrollo, implica la cualificación de 110 nuevos 'Monitores de atención socioeducati­va de menores y jóvenes' que den continuidad a la intervención con los niños, niñas y adolescentes hasta la finalización del curso escolar.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería