martes 18 diciembre
Deportes  |   | Redacción aG

La falta de acierto condena al Coviran en Melilla

Los rojinegros solo anotaron 8 puntos por los 24 de su rival en el tercer cuarto, lo que dio ventaja clara a los locales en la recta final

El equipo granadino fue de más a menos en su partido. Foto: Coviran Granada

Primera derrota de la temporada para el Coviran Granada, que cayó por 67-53 ante el Melilla Baloncesto en el Javier Imbroda a pesar de ganar dos de los cuatro parciales del encuentro. La igualdad con la que llegó el choque al descanso (33-31) se rompió en el tercer cuarto. Los rojinegros solo anotaron 8 puntos, por los 24 de su rival, que ya jugó con su ventaja en el último cuarto. Carlos de Cobos fue el mejor de los nazaríes con 13 puntos y 12 de valoración.

No tardó el Melilla Baloncesto en marcar las primeras diferencias en el marcador. Los de Alejandro Alcoba aprovecharon el poderío interior de Darko Balaban (6 puntos en el primer cuarto) para ponerse 16-6 y obligar a Pablo Pin a pedir tiempo muerto a 3 minutos y 11 segundos para el final del primer cuarto. El entrenador granadino ajustó sus piezas y los locales no volvieron a ver aro en lo que restaba de acto, que acabó con el resultado de 16-11.

Josep Pérez y Joan Pardina remontaron el choque en un abrir y cerrar de ojos gracias a dos triples consecutivos. Una nueva anotación del base catalán provocó el tiempo muerto de Alejandro Alcoba. El Coviran Granada continuó por delante gracias a dos nuevos triples de Carlos de Cobos (24-29), aunque ahí llegó la reacción azulona. Los locales firmaron un parcial de 9-0 para ponerse 33-29. Dos tiros libres de Guille Rubio dejaron el resultado en 33-31 para la estadía.
Segunda parte

El Coviran Granada regresó del vestuario con una marcha menos que su rival. Los rojinegros no encontraron la manera de anotar durante tres minutos y Pablo Pin tuvo que parar el cronómetro con 39-31 en el marcador (4 puntos de Urtasun). Los visitantes solo sumaron dos puntos de Guille Rubio en más de 5 minutos, condición que aprovechó el Melilla Baloncesto para distanciarse en el marcador hasta el 46-33 que colocó Juan Rubio con un triple. Devin Wright rompió el atasco del Coviran Granada, pero los locales siguieron estirando la distancia por medio de Jesse Chuku hasta el 57-39 con el acabó el periodo.

En el último cuarto el Melilla Baloncesto, que está llamado a pelear por las primeras posiciones, jugó con su ventaja y el Coviran Granada no pudo situarse por debajo de la barrera psicológica de los diez puntos a pesar de los cinco puntos seguidos de Carlos de Cobos. El Melilla Baloncesto se impuso por 67–53.

El equipo de Pablo Pin regresará mañana a Granada, entrenará por la tarde y el viernes pondrá rumbo a Vitoria, donde juega el sábado ante Araberri Basket.

· Más noticias sobre deportes

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Diseño Web La Sastrería