domingo 24 octubre
Ogijares  |   |

"La gente nos pide desde julio las fiestas, necesitan algo de esparcimiento"

El alcalde de Ogíjares, Estéfano Polo, es partidario de celebrar los festejos con innovación y respetando las medidas de seguridad para levantar el ánimo colectivo

Estéfano Polo cree que el ayuntamiento metropolitano debe apostar por celebrar las fiestas. Foto: Álex Cámara

Desde este miércoles hasta el próximo lunes la localidad metropolitana de Ogíjares afronta sus Fiestas Patronales en Honor al Cristo de la Expiración. Aunque volverán a estar marcadas por la pandemia, el Ayuntamiento se ha reinventado para llevarlas a cada rincón, tal y como expresa el alcalde, Estéfano Polo.

Pregunta.- El año pasado el pueblo celebró unas fiestas atípicas. Este regresan marcadas por la pandemia, ¿cómo afronta Ogíjares estos días?

Respuesta.- El año pasado fiestas sí hicimos, fuimos de los pocos pueblos que sacamos una programación de fiestas bastante completa, no como la de este año, pero tuvimos nuestros cinco días y salió todo estupendamente, con todo controlado. Este año que hemos abierto un poco más el abanico vamos para adelante.

La gente nos estaba pidiendo a voces. Ya hemos visto que estamos vacunados casi en un 90%. No es lo mismo que tengamos esa suerte de que nos llega septiembre, que quienes han tenido que decidir en junio, julio y agosto.

P.- ¿Cuál es la principal innovación en estos festejos?

R.- Las orquestas. Ogíjares se caracteriza por tener unas orquestas buenísimas, que empezaban en el baile todas las noches y lo que hemos hecho es utilizar una orquesta en el recinto ferial, como siemmpre, y además repartir cinco más por todo el pueblo. Tenemos a la misma vez interactuando seis grupos.

Se hace con la intención de darle a la gente facilidades, están repartidos por los barrios, plazas y calles. La gente no la concentramos en un solo sitio y quedan dispersados y está todo el municipio en fiestas. Se denomina 'La fiesta en vivo' y ha tenido bastante aceptación.

P. ¿Qué otras actividades destacaría?

R.- Tenemos durante todo el día las actividades infantiles, el típico repique de campanas con los chupinazos, la diana floreada que sale todos los días por las calles del pueblo, como una tradición muy antigua aquí; luego tenemos el desayuno de los mayores, el campeonato de petanca, los pasacalles infantiles, la cabalgata de carrozas, concurso de dibujo, los minicars, el partido de fútbol, las cintas en bici, moto y a caballo; también tenemos una exhibición de caballo y el pregón que lo da este año Pepe Macanás, representante institucional del Granada CF.

P.- ¿Qué es lo que más le dice la g ente con motivo de estas fiestas?

R.- La gente lleva diciéndonos desde julio que tenemos que hacer fiestas. Todo el mundo. No nos ha dicho nadie que no las hagamos. La gente necesita un poco de esparcimiento. Son los días mayores de Ogíjares. El pueblo tiene una programación muy extensa durante todo el año como una de las mejores de la provincia, pero las fiestas son las fiestas. Es una tradición que tiene 240 años aquí, cuando se recogía la uva de la vendimia. Así lo atestiguan las numerosas calles vinculadas a la uva.

A la gente no se le olvidan que son fiestas y las quieren, salir de su casa y volver a altas horas de la madrugada. Yo mismo estoy acostumbrado a eso, es parte de nuestra cultura, esencia y nuestras raíces.

P.- ¿Cómo ha obligado la situación a reinventarse?

R.- En lugar de hacerlo abierto todo a todo el mundo controlamos más los aforos y accesos, con las localidades sentadas y no tenemos las barras, para evitar la concentración de miles de personas en un espacio concreto. Los seis caseteros que vienen montando ellos mismos decidieron no montarlas y esperar un año más. No tenemos los chiringuitos que abastecen de comidas y platos típicos. Todo siempre con distancia de seguridad y mascarillas puestas.

El año pasado fuimos midiendo con los termómetros, pero de eso nos tenemos que ir olvidando. Si tuvimos más de 100 infectados por Covid en Andalucía este lunes hubo casi 4.000 personas con cáncer. Estamos haciendo un grito, esto es como la gripe A, que se ha quedado. No soy negacionista, he tenido mucho miedo al Covid, pero creo que ya está bien. Si dentro de un mes volvemos a lo mismo, volvamos, pero no para unas cosas sí y para otras no.

No sacamos al Cristo por ejemplo y se hará una misa en la plaza, al aire libre, que se quedará en los anales de la historia. Es otra novedad. El cura me lo decía, que se puede ir al fútbol y no se puede sacar al santo, que la gente va con su vela y su devoción y un metro de distancia para no quemar a la de adelante. No tiene sentido. Hay que ir adaptándonos a la nueva normalidad, es mi sensación.

Polo subraya el esfuerzo realizado por su ayuntamiento durante estos meses de pandemia. Foto: Álex Cámara

P.- ¿Se trata por ejemplo de encontrar el término medio?

R.- Efectivamente. Hay que darle vida a la gente. Los hay muy asustados con la situación. Yo los llamo y están muy afectados psicológicamente, si no los va a matar el virus los va a matar psicológicamente la situación. Están con psicólogos, psiquiatras y con todo. Yo lo entiendo así como político de Ogíjares.

P.- Ha pasado ya el ecuador del mandato, quizás ni en sus peores pesadillas imaginaba que le tocara vivir lo que está viviendo, ¿qué está siendo lo más duro?

R.- Llegamos en junio y en septiembre tuvimos la DANA. Al día siguiente tuvimos al vicepresidente de la Junta, por algo sería. En marzo estábamos en una pandemia. El mandato está siendo horrible. No sé si me va a quedar una plaga o qué [ironiza]. Cuando empezaron los terremotos ya es lo que faltaba.

P.- ¿Esto le ha hecho reinventarse también como alcalde y enfocarse a otras cuestiones?

R.- Totalmente. Nos hemos adaptado a lo que ha tocado y no hemos dejado de trabajar. Hemos tenido muy buenos funcionarios, todo el equipo de Gobierno ha estado al pie del cañón por nuestra cuenta, asesorándonos sin el apoyo de ninguna administración, ni de los míos ni de ningún otro partido. Eso ha hecho cayo, me ha hecho avanzar a pasos agigantados respecto a otro alcalde que lleva 12 o 14 años.

Ya se han cambiado muchas cosas importantes y nos hemos tirado dos años preparando proyectos porque sabíamos que esto tendría que acabar. Queremos seguir cumpliendo con nuestro programa electoral, porque ya llevamos un 80% cumplido y estamos muy satisfechos.

P.- La alegría más importante ha llegado con la declaración como Fiesta de Interés Turístico del Festival Flamenco.

R.- Cuando llegué como concejal de Cultura en 2015 fue mi objetivo, que se ha cumplido este abril. Después de seis años luchando al final lo hemos conseguido. Ha sido un trabajo y esfuerzo y constancia. Ogíjares se lo merece. Como este no hay ninguno. Lo hemos demostrado con vídeos, con papeles, me han ayudado muchas peñas. Es el segundo de toda Andalucía.

P.- ¿Dígame un motivo para irse a vivir a Ogíjares?

R.- Sobre todo es un pueblo muy acogedor. Tiene todos los servicios que puede ofrecer una ciudad. También tiene tranquilidad y armonía, es muy importante. Es la Villa de la Música, es el factor principal. Hay un conjunto de cosas que atrae a quienes vienen. Es una zona residencial, a los pies de Sierra Nevada, en el Sur de Granada. Con unas comunicaciones estupendas. Es una ventaja muy grande. Tenemos mucha gente que ha venido de otros municipios. Nos llaman diariamente preguntándonos por casas y por alquileres. No hay ahora mismo más. Además somos el segundo pueblo en renta per cápita de la provincia.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería