domingo 8 diciembre
LA CRÓNICA HORIZONTAL  |   |

La misma sensación tras 690 días

Hace casi dos años, tras caer ante el Espanyol en casa, nadie daba un duro por la permanencia del Granada CF, casi como ahora · Sin delanteros no hay paraíso

Una aficionada del Granada CF llora después de la derrota sufrida ante el Espanyol en casa hace dos temporadas. Foto: Álex Cámara

Era la última noche de abril, con menos tiempo de reacción. Solo cinco jornadas para el final de Liga y entonces el Granada CF de Abel Resino dio la cruz en lugar de la cara. La derrota ante el Espanyol dejó una sensación que se diluyó en menos de 24 horas con el cese del entrenador rojiblanco y el fichaje de José Ramón Sandoval.

Antes de este golpe de efecto de Quique Pina, la mañana de aquel 1 de mayo de 2015 la ciudad amaneció oliendo a Segunda División, con un sabor innegable a descenso que, sin embargo, luego no se consumó. Al igual que aquella fatídica jornada de primavera, este lunes Granada ha amanecido sin que (casi) nadie dé un duro por la permanencia del Granada CF. No es para menos, hay motivos más que de sobra.

El principal es que no hay argumentos en el terreno de juego que inviten a una regularidad en el juego que, a su vez, permita atar la permanencia en Primera División. Lucas Alcaraz ha cifrado en seis los partidos que como poco el equipo deberá conseguir para salvarse y las cuentas dicen que quedan diez. Esto supone un nuevo reto difícil de conseguir, atendiendo a que en 28 encuentros solo se han ganado cuatro.

La distancia en puntos que marca el Leganés, el calendario en casa ante el Barcelona o el Real Madrid, la incapacidad de ganar fuera o una plantilla débil y limitada en cuanto a confección de un 'once' de garantías. El largo etcétera es extenso para quienes creen que la sentencia está más que dictada, aunque quede mes y medio de competición.

Pero el fútbol a veces es caprichoso, tanto como lo fue aquellos días de mayo en los que el Granada CF pasó de contener la respiración a salvar la categoría en un empate que convenía ante el Atlético de Madrid. Y es a esta (escasa) posibilidad a la que se aferra un reducido grupo de seguidores rojiblancos.

Pero hay cuestiones que deberán pulirse hasta la perfección para conseguirlo. Por ejemplo las prácticas y pruebas que se ponen de manifiesto en alineaciones como las del Molinón. La presencia de Boga como delantero sin serlo no dio todas las opciones que podría haber ofrecido un punta nato. A ello hay que sumar la incapacidad de contener un resultado a favor o los errores defensivos que hacen de este Granada CF el más goleado de la Liga.

El camino tras 690 no es desconocido, pues la sensación es idéntica entonces. Aunque entre medias quede algo más de margen para mascar la situación, que para muchos se tornará en tragedia en unas semanas y solo para unos pocos puede reconducirse si de obra poco menos que un milagro. En ambos casos cada uno puede tener sus argumentos, de mayor o menor peso.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Diseño Web La Sastrería