sábado 10 abril
GRANADA CF - REAL SOCIEDAD  |   | Nacho Santana

La permanencia se acerca de rebote

El Granada CF suma tres puntos tras imponerse a la Real Sociedad por 1-0 · Germán desvió un disparo de Víctor Díaz para anotar el gol de la victoria en un partido gris

Los jugadores del Granada CF celebran en gol anotado por Germán Sánchez. Foto: Álex Cámara

No fue el partido soñado, pero sí un resultado más que positivo. Granada CF y Real Sociedad firmaron un partido tan gris como falto de emoción. Casi sin ocasiones para ninguno de los dos equipos, un gol de rebote de Germán permitió a los locales sumar los tres puntos. 

La nota positiva la puso el marcador y el afán competitivo de un equipo, el rojiblanco, que supo sufrir para añadir una victoria más a su casillero. La negativa, por su parte, la puso la lesión de Foulquier, que abandonó el campo al poco de comenzar la segunda parte. Víctor Díaz, su sustituto, sería quien buscaría el disparo que se terminó convirtiendo en el primer y único tanto del partido.

El fútbol solo brilló por su ausencia en los primeros 45 minutos. Con un Granada CF extenuado y una Real Sociedad que gusta de verse con el esférico, Rui Silva y Álex Remiro quedaron reducidos a meros espectadores en una primera mitad con más intención que juego y prácticamente sin ocasiones de peligro.

No apuntaba a este desarrollo el inicio. En solo un minuto, los rojiblancos ya se encontraban sacando el primer córner del partido, que acabaría por convertirse en su única ocasión real. Lo puso en juego Kenedy y apareció en el punto de penalti para rematar Domingos Duarte, pero el testarazo se marchó fuera por poco.

Desde entonces, el hambre de gol inicial se evaporó en un encuentro de mucho toque en la medular, errores en la creación y un ritmo monótono que solo logró romper Kenedy colándose entre cuatro rivales en una jugada que no llegó a nada. La mala noticia para los visitantes la puso Silva, que dejó el campo dolorido en lugar de Guridi. 

Casi media hora tardó la Real Sociedad en acercarse con relativo peligro a Rui Silva. Probó dos veces Oyarzábal, primero desde lejos con un disparo que atrapó en dos tiempos el guardameta portugués, luego con otro potente desde la frontal que se marchó por poco, la ocasión más clara para el conjunto visitante. 

Replicó el Granada CF con la última llegada del primer tiempo. Cayó a la derecha Soldado y encontró el hueco para ponerla en el área. Allí la esperaba Robert Kenedy, al que se le quedó atrás para buscar el disparo, que tuvo que dejar atrás para la llegada en segunda línea de Domingos Quina. Golpeó el portugués, pero se marchó excesivamente alto.

Una de cal y otra de arena

Nada más comenzar la segunda mitad del partido, los locales tuvieron que mover el banquillo por obligación. Lanzó el balón fuera y se fue al suelo Foulquier, con molestias en el isquiotibial, que tuvo que retirarse y dejar su lugar sobre el césped a Víctor Díaz con solo dos minutos transcurridos.

Entró tocado por la varita el lateral. Justo tras su ingreso al campo, puso el Granada CF un córner en juego, pero no encontró rematador. El despeje de la zaga txuri urdin llegó en la frontal a Víctor Díaz, que no dudó y disparó buscando puerta. Encontró, sin embargo, el gemelo de Germán, que desvió lo suficiente el tiro para superar a Remiro y abrir el marcador.

Tras el tanto entraron Puertas y Gonalons en lugar de Domingos Quina y Fede Vico. No tuvo suerte el galo, que recibió un pisotón nada más ingresar al terreno de juego que le dejó tendido en el suelo. Sin embargo, el mediocentro pudo recomponerse y continuar en el partido.

Con las revoluciones aún más bajas tras el gol rojiblanco, Espínola volvió a recurrir al banquillo para tratar de amarrar el resultado. Se marchó tocado Yan Eteki y le acompañó Soldado hacia la grada, mientras que ingresaron Montoro y Jorge Molina para encarar los últimos veinte minutos.

Apretó la Real Sociedad ante lo adverso del marcador y obligó a ceder metros al Granada CF. Movieron el balón de lado a lado e inquietaron con dos saques de esquina consecutivos, pero no llegaron a obligar a que apareciese Rui Silva. A punto estuvo de conseguirlo Oyarzábal con un disparo de falta a quince minutos del final, pero lo mandó fuera. Replicó Kenedy con un disparo desde la frontal que atrapó bien Remiro.

Se escaparon los minutos finales entre faltas, interrupciones, esguinces de cronómetro y vicisitudes de todo tipo que alejaron lo que sucedía sobre el verde de cualquier idea relacionada con el balompié. Volaron las cartulinas amarillas y, con ellas, los minutos de un partido gris, con superioridad visitante en los últimos minutos, pero sin pólvora. 

Con el pitido final, el Granada CF sumó tres nuevos puntos en un partido soporífero, pero en el que supo sufrir para seguir llenando el zurrón. De rebote, casi sin generar peligro y terminando el partido encerrado atrás, pero una victoria más que acerca a los rojiblancos hasta el punto de acariciar la permanencia con la punta de los dedos.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería