martes 22 octubre
Investigación  |   | Redacción AG

La práctica de actividad física y menos sedentarismo favorece la salud mental de los jóvenes

Los investigadores hacen un llamamiento a las instituciones de Salud Pública y Educativas para que promuevan la práctica de actividad física regular desde edades tempranas

La práctica de deporte a edades tempranas es muy beneficiosa para la salud mental de los jóvenes. Foto: UGR

Investigadores de la Universidad de Granada están analizado cómo impactan la actividad física y el sedentarismo en la salud mental de los jóvenes y asocian el llevar una vida sedentaria con mayores síntomas depresivos, así como con una peor satisfacción con la vida.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud mental es crucial para el completo bienestar de las personas y las sociedades. Por lo tanto, es necesario, ya desde edades tempranas identificar hábitos saludables que permitan prevenir el desarrollo de trastornos mentales como la depresión o la ansiedad, así como incrementar los niveles de bienestar.

En el contexto de una sociedad cada vez más sedentaria, el grupo de investigación Profith de la Universidad de Granada (UGR) ha realizado una revisión sistemática y meta-análisis con el objetivo de determinar la influencia de la actividad física y el sedentarismo en la salud mental de personas de 2 a 18 años.

María Rodríguez Ayllón, primera autora del estudio e investigadora de la Universidad de Granada, destaca que la actividad física podría mejorar la salud mental de los jóvenes. Aunque el efecto parece relativamente pequeño, podría ser mayor en intervenciones bien diseñadas y enfocadas a satisfacer las necesidades de los jóvenes, promoviendo que se diviertan y perciban que son físicamente competentes, en otras palabras, que sientan que se les da bien moverse.

Algunos de los posibles mecanismos a través de los cuales la actividad física podría mejorar la salud mental de los jóvenes son los cambios en el cerebro, como el incremento de capilaridad y flujo sanguíneo, o la liberación de endorfinas y el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF).

Al mismo tiempo, el estudio sugiere que otros mecanismos psicosociales, como podría ser el apoyo social, que proporciona el pertenecer a un grupo a estas edades, también podrían explicar dicha relación.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería