domingo 29 noviembre
CORONAVIRUS  |   | Luis F. Ruiz - Noelia S. Lorca

La rectora de la UGR lamenta que se valore más "los bares abiertos que las aulas"

Pilar Aranda considera que no se ha respetado el principio de autonomía de la institución que rige y dice desconocer el "amparo legal" de la decisión del Gobierno andaluz

La rectora de la Universidad de Granada, Pilar Aranda, ha lamentado este martes la medida que suspende las clases presenciales a partir del próximo jueves, al tiempo que ha censurado que se dejen "los bares abiertos", pues considera que "parece que se entiende" que es mejor que los universitarios "vayan a las cafeterías y al ocio nocturno".

En una comparecencia convocada para ofrecer su opinión sobre las medidas anunciadas por el Gobierno andaluz, la rectora ha dicho que le entristece ver "cómo se valora a una universidad con el prestigio de la Universidad de Granada, que la va a seguir teniendo".

De este modo ha censurado que desconoce el "amparo legal" que tiene el acuerdo de Gobierno andaluz, pues considera que no se ha respetado el "principio de autonomía" que tiene la UGR, que a su vez está "cumpliendo rigurosamente" todos los protocolos que les han marcado.

Aranda ha defendido que no hay "ningún brote" en facultades y escuelas que dependen de la Universidad de Granada y que los que se han producido en las residencias estudiantiles no dependen de la institución universitaria.

En cualquier caso, ha dicho estar a la espera de que le concreten la información sobre estas medidas y su alcance, tras lo cual, y una vez se publiquen en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía, remitirá un comunicado a la comunidad universitaria sobre esta suspensión de las clases presenciales durante 15 días.

Ha acatado la decisión, si bien ha dicho que la decisión podría vulnerar la "autonomía universitaria", incidiendo en que desconoce las cifras que han manejado sus responsables en la Junta, que podrían no conocer ni "metodologías" ni "prácticas" de la UGR, donde están "sorprendidos y tristes". No ha habido clases aisladas, y "en el recinto universitario se está cumpliendo toda la normativa".

Fuera de las aulas, los estudiantes son ciudadanos, mientras que, en los colegios mayores y las residencias, que ha insistido en que no dependen de la UGR, que colabora con ellos, la institución no puede "entrar a vigilar". Ha reconocido, igualmente, que "trabajan muy bien" y hacen una labor positiva para la capital y la provincia.

"Me entristece profundamente que se valoren más los bares que la vida universitaria y la formación", ha resumido la rectora, que ha hecho hincapié en que "dejan los bares abiertos y cierran las aulas, los seminarios, las bibliotecas y los laboratorios".

Publicidad

Comentarios (1)

  1. Cmfj dice:

    Señora Aranda, la UGR(pública) da de comer a 4 apesebrados que aprobastéis una oposición hace 30 años, los bares, restaurantes y ocio(privado) en Granada dan de comer al grueso de la población granadina, no hay que abandonar una carrera de "su" facultad de ciencias, como yo hice(que hablar de su gestión da para otro tema) para darse cuenta de ese hecho.
    Si cerramos el sector privado y solo mantenemos el público con que nos alimentamos el resto de granadinos?? Con la formación y con el prestigio de la UGR??

    Un poquito de cabeza, que tiene un doctorado en física para andar diciendo estas tonterías...

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada6Años
#AHORAGRANADA6AÑOS

Seis años de historias que ya son historia

'ahoraGranada' cumple su sexto aniversario con la misma implicación del primer día en llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Diseño Web La Sastrería