jueves 7 julio
TRIBUNALES  |   | E.P.

La Sala Prínce no podrá abrir hasta que se acredite que cumple la normativa de ruidos

La sentencia da la razón a los vecinos que viven junto a la discoteca, alegando que se ha vulnerado su derecho a la intimidad familiar por la "ineficacia y pasividad" del Consistorio

La Sala Prince, en el Campo del Príncipe. Foto: Plataforma Vecinos Realejo

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo 2 de Granada ha estimado el proceso para la protección de derechos fundamentales impulsado por la Plataforma Vecinos del Realejo y ha ordenado al Ayuntamiento de Granada la clausura provisional de la Sala Prince hasta que se acredite que cumple la normativa de ruidos, después de que la discoteca haya alterado durante años el descanso de los vecinos ante la "inactividad" de la administración local.

La sentencia ha dado la razón a las personas que residen junto a esta sala de fiestas situada en el Campo del Príncipe, alegando que se ha vulnerado su derecho a la intimidad familiar, a la inviolabilidad del domicilio y a la integridad física y moral como consecuencia de la "ineficacia y pasividad" del Ayuntamiento tanto para detectar el exceso de ruido como para "solucionar el problema".

En la resolución se pone de manifiesto que los vecinos llevan denunciando desde 2017 el "ruido persistente" que genera esta discoteca "durante noches enteras" dañando su salud, sin que el Ayuntamiento haya adoptado medidas provisionales.

Así, desde que interpusieran sus primeras denuncias la sala de fiestas "ha seguido funcionando con un aforo de más de mil personas, en horario nocturno hasta las 07.00 horas y superando los niveles legales de ruido", "incompatibles con el descanso" en las viviendas colindantes.

La sentencia, contra la que cabe recurso, pone de manifiesto que la entidad local sólo ordenó tres mediciones aisladas sin funcionamiento real de la actividad y ninguna en las viviendas afectadas ni en el exterior del local, por lo que tuvieron que ser los vecinos quienes encargaron por su cuenta mediciones en 2017, 2018 y 2019 en las que se constata que se superan los parámetros legales.

Esta resolución favorable para los vecinos se suma a la dictada hace un par de meses por el Tribunal Supremo, que confirmó la anulación del aumento de aforo del local a 1.006 personas, frente a las 251 que tenía inicialmente, y a la que hace ahora algo más de un año anuló también la licencia urbanística que el Ayuntamiento de Granada concedió en julio de 2017 a esta discoteca, antiguamente llamada Sala Príncipe, para ejecutar una nueva planta de más de cien metros cuadrados.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand