martes 17 mayo
Semana Santa de Granada  |   | E.P.

La Soledad de San Jerónimo cumplirá con la tradición e indultará a una presa el Viernes Santo de Granada

Fue condenada en 2018 como autora de un delito de apropiación indebida a la pena de dos años y seis meses de prisión

El indulto tiene lugar cada Viernes Santo. Foto: Álex Cámara

La Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad y Descendimiento del Señor, en Granada, volverá a liberar, en virtud del indulto concedido esta semana por el Gobierno, a una presa el próximo Viernes Santo, cuando saldrá en procesión desde el monasterio de San Jerónimo a partir de las 18.30 horas, tras dos años sin hacer estación de penitencia por la crisis del coronavirus.

Una vez confirmado el indulto, la hermandad prepara el ceremonial, y ya ha recibido en el monasterio, en el centro de la capital, a la beneficiada, a la que se le ha hecho entrega del hábito con el que procesionará con la cofradía, según ha explicado el hermano mayor de La Soledad, Enrique Crespo.

Según el real decreto publicado el pasado miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la indultada fue condenada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Granada, en sentencia de 16 de marzo de 2018, como autora de un delito de apropiación indebida a la pena de dos años y seis meses de prisión, y multa de 1.400 euros, por unos hechos ocurridos en el año 2014.

En el marco de los trámites de esta medida de gracia tradicional en estas fechas en Granada y otros puntos de la geografía andaluza y española, el Gobierno, según consta en el texto firmado por la ministra de Justicia, Pilar Llop, ha considerado los informes de la Audiencia, como tribunal sentenciador, y del Ministerio Fiscal, estimando que, "atendiendo a las circunstancias de la condenada y de acuerdo a la información que obra en el citado expediente, concurren razones de justicia y equidad", conforme a lo que se vio en el Consejo de Ministros de esta semana.

A esta mujer, que disfrutaba ya del tercer grado en el Centro de Inserción Social Matilde Cantos, se le suspende lo que le restaba de cumplimiento de la pena privativa de libertad "a condición", detalla el BOE, de que "no vuelva a cometer delito doloso en el plazo de tres años desde la publicación del real decreto".

Después de que el año pasado se llevara a cabo el acto simbólico de liberación del preso en San Jerónimo, este Viernes Santo, minutos antes de la salida de la hermandad a la calle, el protocolo se recupera sin cambios, tal y como se llevó a cabo en 2019, la última Semana Santa antes de que se declarara la pandemia.

Enrique Crespo ha resaltado además que esta circunstancia la viven los hermanos con "doble alegría", en tanto se prepara también, de cara al 1 de noviembre, el reconocimiento canónico de la coronación de la Virgen de la Soledad en la Catedral de Granada, aplazado también hasta este año por la crisis del coronavirus.

La Soledad de San Jerónimo recuperaba en el monasterio de San Jerónimo en 2021 la tradición suspendida en 2020 de liberar a un preso común por Semana Santa después de que el Gobierno concediera el indulto a un condenado por la Audiencia Provincial de Granada a solicitud de esta hermandad granadina, conocida popularmente como la de Las Chías.

Este año, se respira un ambiente de "ilusión" y "ganas" en esta hermandad, que pone en la calle un cortejo de unas 250 personas, ha detallado el hermano mayor, que ha reconocido, en cualquier caso, que la covid-19 ha cambiado costumbres, y que a los hermanos les "ha costado un poco" recoger sus "tarjetas de sitio".

Se lo han tomado, ha explicado, Crespo, con "tranquilidad", quizá influenciados por el "miedo" o la "incertidumbre", en un contexto, el de los dos últimos años, de cambios constantes en la normativa de seguridad, que obligará a realizar esta Semana Santa test de coronavirus a los costaleros antes del inicio de la procesiones.

Ceremonial de liberación

Según la tradición, y como ocurrió por última vez en el Viernes Santo de 2019, el reo va escoltado por dos hermanos de la Soledad, y junto a un tercero que llevará un cojín con el pergamino con la resolución del indulto, que firman, antes de la salida del cortejo desde el Monasterio de San Jerónimo de Granada capital, representantes de la Audiencia de Granada, el Arzobispado, la Real Federación de Hermandades y Cofradías, la Subdelegación del Gobierno y el Ayuntamiento, así como el Mando de Adiestramiento y Doctrina del Ejército de Tierra, en representación del Rey Felipe VI.

La cofradía granadina recuperó este privilegio en 2010, después de 82 años, ya que llevaba sin hacerlo desde 1928, cuando le fue conmutada la pena capital a un reo que había sido acusado de homicidio que logró reducir su castigo a cadena perpetua gracias a la merced otorgada por Alfonso XIII.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand