lunes 17 enero
GRANADA CF | ENTREVISTA  |   | María José Ramírez - Luis F. Ruiz

"Va a llegar el punto en el que el Granada CF haga las cosas mejor"

José Ramón Sandoval pide a la afición rojiblanca "que no se desespere"

Entrevista a Sandoval - AlexCamara-3

José Ramón Sandoval, en la nueva Ciudad Deportiva del Granada. Foto: Álex Cámara

El Granada CF no ha comenzado de la mejor manera posible la temporada. José Ramón Sandoval, triunfador con el equipo al final de la temporada pasada, no ha iniciado la campaña como preveía pero, aferrado a su lema 'Querer es poder', que tiene escrito en la pizarra de su despacho, el míster espera enderezar pronto el rumbo del conjunto rojiblanco. En una entrevista con ahoraGranada, Sandoval repasa el estado de su plantilla y cómo trabaja para que los resultados lleguen.

Pregunta.- Ha comentado en varias ocasiones que tiene una gran plantilla, equilibrada, y que se ajusta a lo que usted pedía. Sin embargo, hay jugadores que llegaron más tarde y que han necesitado más tiempo para adaptarse. ¿Considera que ya todos se han adaptado y han asimilado su filosofía de juego?

Respuesta.- En el juego todo es relativo y lo que sí que es verdad es que siempre empiezas con unas bases, unos cimientos, y nosotros empezamos la pretemporada con una plantilla y luego la temporada con otra plantilla. Durante ese periodo de tiempo de transición, hubo una serie de bajas grandes y de altas importantes por el bien nuestro. Creo que el fútbol no sabe del pasado y lo que estamos haciendo es adaptarnos lo antes posible a todo. El tema es que hemos sufrido un poquito el tema del calendario, también los parones de las selecciones y hemos acumulado una serie de partidos seguidos y no nos ha dado tiempo todavía a readaptar a todo el mundo. Pero creo que por sí mismo ya sabemos lo que nos puede dar cada jugador y ahora es sacar el máximo rendimiento de cada uno de ellos. Sabemos que hay algunos que todavía no están al cien por cien y hay que ponerlos porque es necesidad del grupo, y lo que tenemos que hacer es trabajar muy meticulosamente con ellos, con sesiones de vídeo y el poco tiempo que tenemos en el campo. Creo que al final es llegar al punto que nosotros creemos que va a estar el equipo. Lo que sí que es verdad es que este no es nada de lo que se puede ver del Granada. Creo que la adaptación de todo lo que yo quiero va a llevar un proceso y hay que pagar un peaje de errores y, sobre todo, de no acertar en ciertas cosas que, con resultados te ayuda mucho a que la autoestima del jugador suba y sin resultado todavía tienes que trabajar su mentalidad para que no baje los brazos y siga creyendo.

P.- De la plantilla que tiene, en comparación con la que dirigió en el mes que estuvo la temporada pasada, ¿qué jugador de la plantilla le ha sorprendido más positivamente?

R.- Hay jugadores importantes que nosotros sabíamos que nos iban a dar nivel y que les ha costado entrar como Rene Krhin, Miguel Lopes o Cristiano. Cristiano ha sido muy emergente porque ha sido llegar, ponerle y ha participado. Y sobre todo gente que teníamos aquí en la casa y que está ahora a un gran nivel. Pero a mi no me gusta focalizar en las individualidades sino en el grupo. Estaba muy contento con el tema de la pretemporada porque se estaba haciendo un trabajo colectivo, asociativo y solidario a la hora de todos los conceptos tácticos y la lástima es que lesiones como la de Fran antes de iniciar el campeonato o la de Piti al inicio del campeonato, jugadores importantes que han tenido que dejar paso a otros jugadores que a lo mejor esos conceptos no los tenían bien asimilados y ha sido un poco adaptar el sistema. El sistema tan definido que teníamos en la pretemporada, ahora estamos haciendo uno dentro de casa y otro fuera y estamos intentando adaptar a los jugadores, más que los jugadores al sistema, porque ellos son realmente los protagonistas del juego y los que al final expresan en el campo lo que nosotros queremos.

P.- El último empate logrado en casa frente al Dépor sirvió para frenar la mala racha en casa pero, ¿qué le pasa al Granada en Los Cármenes?

R.- La verdad es que hay que ser sinceros y hay que reconocer que no hemos hecho buenos partidos en Los Cármenes, al menos no lo que nosotros quisiéramos o lo que queremos proponer y, ante eso, no hay que echar balones fuera. Hay que seguir trabajando, corregir errores, visualizar muchos vídeos y ver que el equipo fuera da una imagen diferente y dentro otra. Creo que por la entidad de los equipos a los que nos hemos enfrentado fuera, el equipo ha estado como más concentrado a la hora de ejecutar todos los movimientos tácticos. Pero creo que el tema está también en momentos puntuales de dichos partidos que se han puesto muy cuesta arriba y hemos tenido que ir a la desesperada y nos hemos desordenado. Y este equipo cuando se desordena es un equipo débil. Yo creo que el equipo cuando está ordenado, y lo ha demostrado, compite contra cualquier rival, independientemente de la entidad que tenga. Y por ese desorden hemos visto los partidos que hemos visto en Los Cármenes.

"Este equipo cuando se desordena es un equipo débil, pero cuando está ordenado, y lo ha demostrado, compite contra cualquier rival"

Estamos trabajando y visualizando muchas cosas y el error lo tenemos localizado, lo que hace falta ahora es que se los podamos transmitir al jugador y que el jugador, una vez puesto en escena, lo plasme en el campo. No estamos parando de analizar cosas que sabemos que hemos hecho mal, igual que las cosas que hemos hecho bien las potenciamos. Yo soy más bien de mirar las cosas positivas que las negativas, porque las negativas creo que solo te tienen que servir como experiencias, para no volver a repetir, y con las positivas hay que sacar el máximo potencial que tienen estos jugadores, que creo que hoy en día todavía no han dado ni una cuarta parte de lo que son capaces de dar, no porque ellos no quieran sino porque por circunstancias no ha salido.

P.- La falta de gol es uno de los principales problemas que tiene también esta temporada el equipo. ¿Por qué le cuesta tanto hacer un gol?

R.- Tampoco soy partidario de eso porque hay equipos que tienen menos gol que nosotros ahora mismo y tienen más puntos, como el Valencia, que tiene cuatro goles nada más y tiene nueve puntos. Eso es administrar el equilibrio entre goles a favor y en contra.

P.- Otro problema es que el equipo ha encajado muchos goles. ¿Por qué cree se ha producido?

R.- Creo que la estadística de goles en contra depende de cómo la cojas, porque nosotros hemos encajado goles en el minuto 93 porque hemos ido a por el partido, porque no nos quedaba ya más remedio y en partidos ya muy abiertos. El día del Villarreal, el último gol lo encajamos en el minuto 93, el día de Eibar en el 80 y tantos y el día de la Real Sociedad, igual; son partidos que vas ya a la desesperada y encajas. Pero realmente, los partidos que los hemos tenido casi abiertos para poder disputarlos, que han sido los de fuera de casa: Valencia, Real Madrid, Getafe... siempre hemos disputado con pocos goles en contra. Yo creo que eso también es una parte que tiene que comprender la afición, que nosotros por arriesgar, por ir a por el partido y empatar, hemos encajado algún gol más.

"Por arriesgar, por ir a por el partido y empatar, hemos encajado algún gol más"

Luego también tenemos que ver que hay goles que hemos marcado y nos han anulado, que son goles legales, y otros que nos han metido y que no deberían haber subido al marcador. Creo que la media hubiese estado equitativa si todo eso se hubiese dado, pero como no se ha dado, ¿qué tenemos que corregir? Pues lo que hemos hecho últimamente, como en el partido del Valencia, hacer un cambio, no tan ofensivo, y tener el partido siempre vivo y esperar a ver si arriba puedo solucionar algo. Allí el cambio fue en el centro del campo, para sostenerlo y no tener tanta gente en banda o en ataque, que eso lo que propicia es que en los últimos minutos, a la desesperada, te metan otro gol y te dañe mucho. Creo que el día de Villarreal con 1-2, si no encajamos ese último gol que fue por una pérdida que tenemos en el centro del campo, que además creo que era falta a nuestro favor, se hubiese quedado un partido 1-2 y la sensación hubiese sido que el equipo habría casi remontado, que no habría sido inferior al Villarreal, que sólo había tirado tres veces a portería, pero ese último gol cambia la imagen del partido.

"No me confunden ni las derrotas ni las victorias, ni los buenos partidos con derrotas dulces ni los malos partidos. Sé lo que tengo y cuando llego lo analizo"

Por eso a mi no me confunden ni las derrotas ni las victorias, ni los buenos partidos con derrotas dulces ni los malos partidos. Yo sé lo que tengo y cuando llego aquí lo analizo y sé el porqué. Lo que hace falta luego es repetir y tener continuidad en victorias y buenos partidos, cosa que no hemos hecho. Aparte de todo eso, ha coincidido también, que creo que es fundamental, es que la defensa en el primer partido era diferente; en el segundo partido fueron cuatro defensas diferentes y nos ha pillado esta transición de acoplamiento. Pero yo no conozco ningún equipo que con siete puntos se salve de la categoría y lo único que nos separan son tres puntos para salir de ahí abajo. No me estoy volviendo loco porque al final si estás el último clasificado con cuatro puntos, ¿vosotros conocéis a alguien que en junio se salve con siete puntos? Hay que hacer muchísimos puntos tanto nosotros como los que están por encima. Esto va a ser muy largo y el que mejor sepa asimilar las derrotas y que no se ponga nervioso va a sacar rendimiento. Nosotros tenemos una plantilla y una Ciudad Deportiva para poder sacar rendimiento a los jugadores.

P.- En las jugadas a balón parado aún no se ha podido sacar rentabilidad. ¿A qué cree que se debe?

R.- Tenemos estructuradas las jugadas a balón parado de una manera muy fácil: tiene que haber un buen pasador, un buen ejecutor de la acción, tienen que existir los movimientos y la definición . Si lo primero falla, lo demás ya no existe. Hemos insistido mucho en los entrenamientos, tenemos diversas jugadas superestructuradas, pero si la ejecución primera no se realiza, las demás ya no existen. Hemos estado más cerca de nosotros meter gol que de que nos lo metan. Nosotros no hemos encajado ningún gol a balón parado, porque el gol del Valencia viene en una segunda jugada, pero hemos defendido muy bien las jugadas a balón parado y hemos jugado con equipos que prácticamente en eso son equipos letales. Sí que es verdad que hemos tenido muchas oportunidades de faltas a una altura muy buena para haber sacado más rendimiento a esas jugadas y no lo hemos sacado. Pienso que muchas veces también el jugador lo ve tan fácil a la hora de ejecutar esa acción que se queda corto o se queda pasado, pero las piezas están donde tienen que estar, en los movimientos, en la estructura, en los bloqueos pero no llega el balón.

"No me preocupa no marcar a balón parado porque igual que ahora es así, puede llegar un momento en el que entren todas"

Luego también nos hemos enfrentado a equipos que defienden con todo en las jugadas a balón parado. Hay que pensar que en Valencia si no es por el portero, que la saca por la escuadra, esa jugada es gol. Allí también en faltas laterales y córner, una es tiro al larguero. Creo que nosotros hemos estado, pero esto es muy relativo porque hacemos lo mismo y metes cinco o haces lo mismo y no la has metido. Esto es cíclico, son modas: el Madrid con Ancelotti encajaba todo a balón parado en cuatro jornadas y luego no le metieron ningún gol; el Atlético de Madrid era el mejor equipo metiendo goles a balón parado y resulta que esta temporada no, esto va por rachas. Lo que sí que es verdad es que nosotros las trabajamos mucho, definimos muy bien las marcas en las defensivas y en la ofensivas los movimientos y los bloqueos están bien estructurados y muy definido qué jugador tiene que hacerlo, pero creo que estamos fallando más en el porcentaje de la ejecución, del lanzamiento, que no son claros. Y esos lanzamientos nos están penalizando. ¿Qué tenemos que hacer? Entrenar, entrenar, entrenar... Y justamente los jugadores que creemos que son más determinantes en eso, como Piti, no han participado en estos últimos partidos. Pero no me preocupa porque igual que ahora es así puede llegar un momento en el que entren todas. Lo importante es que tengas oportunidad de hacerlas y eso sí que el equipo lo trabaja. Saca muchos córners y faltas y eso es porque el equipo llega al área contraria.

P.- Todas estas explicaciones tácticas son interesantes pero el aficionado lo que quiere son resultados y de momento no han llegado, ¿usted se siente cuestionado? 

En ningún momento, yo no me siento cuestionado, todo lo contrario. No siento presión por una simple razón, porque si yo siento presión la hubiese sentido el primer día que llegué aquí, que tenía dos días para ganar un partido y si no me iba al traste. Eso sí que es presión. ¿Presión ahora, cuando a mi me ha dado todo la afición? El otro día, si silba es porque lo estamos haciendo mal, pero es que están haciendo lo correcto. Yo pienso que si yo fuera aficionado estaría disgustado con mi equipo si hace la primera parte que hicimos contra el Deportivo de La Coruña. Lo que hace falta es que nosotros tenemos que dar a la afición mucho más de lo que le estamos dando, es mi asignatura y mi deuda y por lo que estoy trabajando. A mi me gustaría que la afición hubiese visto el mismo partido del Bernabéu aquí en casa, porque más que a nosotros nos ha dado la afición que con una simple derrota en el Bernabéu parecía que habíamos ganado la Liga. Si somos capaces de transformar eso en puntos y en el juego que yo quiero, yo creo que vamos a llegar a un punto que la afición va a estar muy contenta. Y no voy a dejar de luchar por ello. Lo que sí que es verdad es que cuando un equipo está abajo y va el último sería de necios decir que estás tranquilo, porque yo no estoy tranquilo porque no me gusta perder ni a las chapas, fíjate si vas el último.

"Tenemos que dar a la afición mucho más de lo que le estamos dando, es mi asignatura y mi deuda y por lo que estoy trabajando"

Lo que está claro es que ahora habrá división de opiniones y habrá aficionados a los que antes Sandoval le gustaba porque de cuatro partidos sacó tres victorias y un empate y ahora, de siete partidos saca una victoria y un empate. Pero yo tengo que asimilar las críticas, lo que está ocurriendo, tengo que ser superrealista: el equipo no está jugando bien, el equipo está haciendo las cosas mal, pero lo que sí quiero transmitir a la afición es que no se desespere, y más que es una afición que aguanta muchísimo. Que nos permita un margen de error que ahora, por circunstancias, está así pero va a llegar un punto en el que el equipo va a hacer las cosas mejor y que va a sacar resultados.

"El equipo no está jugando bien, está haciendo las cosas mal, pero quiero transmitir a la afición que no se desespere, y más que es una afición que aguanta muchísimo"

Lo que sí que es verdad es que no me gusta ganar a cualquier precio, porque, a la larga, creo que ganar a cualquier precio al final te ponen donde te mereces, en un sitio que es abajo. Creo que si ganamos con convicción y jugando bien, ese partido al final te va a dar más puntos que si ganamos 'de chorra', que sí, que te da tres puntos y que ahora estaríamos fuera, pero sería algo que no sería real. Estamos donde nos merecemos, el último clasificado porque hemos ganado y empatado uno y perdido el resto, y porque hemos hecho tres partidos en casa horrorosos. A partir de ahí, esto es muy largo. Tenemos cuatro puntos y estamos a tres punto de salir de ahí y si conseguimos una victoria, va a aumentar la confianza de lo que se está trabajando, y si no, me va a tocar a mi trabajar mucho la mentalidad de los jugadores para convencerlos otra vez de que ese es el camino. Pero si estoy de algo orgulloso es de que los jugadores saben lo que quieren y están convencidos de lo que yo les transmito, otra cosa es que salga o no salga. Creo que en todos los trabajos hay veces que te empeñas en hacer una cosa y no te sale y lo que tienes que hacer es no abandonar el camino de lo que tú crees, de la fe de lo que tú ves.

"Estoy haciendo lo mismo que hice en los partidos de la temporada pasada, lo que pasa que entonces los resultados funcionaron y en estos no"

Creo que aquí hay un proyecto y una idea de juego y se pueden variar pequeñas cositas para cambiar el rumbo, pero no se puede cambiar todo de la noche a la mañana porque si no hubiésemos perdido tres meses y yo no estaría entrenando al Granada CF. A mí si me ha contratado es porque creen en el trabajo que he hecho anteriormente y estoy haciendo los mismo que hice en esos tres partidos, lo que pasa es que en esos tres partidos los resultados funcionaron y en estos no, porque el partido contra el Córdoba no creo que fuera mejor de los que estamos haciendo ahora pero, ¿qué nos engaña el 2-0? A mí no me engañó ese partido para nada. A mí el partido que salió adelante fue el de Getafe y el de la Real Sociedad, que hicimos partidos serios y que lo llevamos a donde nosotros queríamos. Esos partidos los hemos hecho ahora, pero sin resultados. Creo que la fe mía es en el trabajo que estamos realizando y lo único que pido es un poquito de paciencia, que creo que al final el aficionado va a estar contento con el esfuerzo que se está haciendo. Lo que puedo asegurar es que en estas siete jornadas, a pesar de las derrotas, se está viendo una idea de fútbol, de tener mucho al equipo nuestro en campo contrario aunque últimamente no hayamos realizado goles. Pero te puedo asegurar que vine mirando estadísticas por ejemplo con el próximo rival: hemos tenido más tiros a portería que el Sporting y hemos tenido menos recompensa. En unas cosas sabemos que lo estamos haciendo bien y hay que mejorarlo, pero esto es un juego y hay que acertar. Creo que estamos en el camino, somos uno de los equipos que más falta recibe, algo se está haciendo bien. Hay que pulir las cosas que se están haciendo mal, pero otras hay que dejarlas, porque creo que se están haciendo bien.

P.-  La baja de Rubén Pérez ha afectado bastante al equipo y ha habido varios partidos en los que los centrocampistas se ha mostrado algo perdidos, sin saber qué hacer con el balón. ¿Es también su sensación?

R.- Sí, es cierto. Creo que la percepción que tenéis, la que tiene el aficionado y la que tengo yo es la misma. No nos podemos engañar, es la misma percepción de fútbol. Creo que en el partido contra el Villarreal se ve que Rubén estaba en una dinámica que le daba al equipo, aparte de juego con balón, jerarquía cuando se perdía el balón y tras ello, presionar. Involucraba al equipo a coger zonas del campo donde el equipo contrario no tenía tiempo para pensar. Ese pasito que hemos pegado hacia delante con Rubén en la primera parte, luego en la salida de Fran Rico, que creo que en pretemporada era lo que estaba dando ahora Rubén, pero después de la lesión le ha costado coger el ritmo, que es lo más obvio que le puede pasar a un futbolista. Por eso tengo esa paciencia con Fran Rico, porque creo que tiene que ser ese jugador que en pretemporada me demostró que es el perfil que nosotros estábamos buscando cuando fichamos a Rubén. Esa primera parte se ve que el equipo está colaborativo, a la presión va diferente y cuando coge el balón las pérdidas de balón no son tan claras, pero el equipo echa en falta esa jerarquía después de Rene Krhin, ese enlace con el otro mediapunta a la hora de conectar. Hace que el equipo no sufra tanto tras pérdida, cosa que se vio ese partido y en Getafe.  En Bernabéu lo conseguimos porque Rochina hace eso, Javi se pone por detrás y hace de Rochina y Rochina hace de Javi y esa conexión entre defensa y delantera hace un equilibrio de líneas que es muy compacto y cuando tenemos el balón, lo tenemos, no lo perdemos.

"Rubén da pausa, ritmo y al mismo tiempo el jugador que juega al lado sabe que le tiene a él detrás y que cuando la recupere vamos a construir"

El otro día tuvimos muchas pérdidas contra el Deportivo, cerca de 14 balones, y si tienes tantas, estás muerto, porque corres para atrás. Y son innecesarias, porque incluso Krhin reconoce que ha perdido balones absurdos, pero eso no penaliza tanto como lo que hizo Andrés, que se la dio al delantero y fue gol; no te penaliza tanto pero te desordena al equipo. Nosotros necesitamos que bien Rubén o el jugador que juegue ahí coja ese ritmo de juego y esa lectura de juego. Rubén da pausa, da ritmo y al mismo tiempo el jugador que juega al lado sabe que le tiene a él detrás y que cuando la recupere vamos a construir. No es justificar nada de lo que nos está pasando. Pero por ejemplo, el Barcelona sin Messi va a sufrir y yo no quiero comparar a Rubén con Messi pero sí para decir que hay jugadores importantes dentro de los equipos que se nota su baja hasta que el equipo se adapta a ello.

P.-  Rubén Pérez está ya en la recta final de su recuperación. ¿Cuándo vuelve?

R.- Estamos en ello. Nuestra intención es que vuelva para Gijón. La idea de los doctores era que volviera para la Real Sociedad pero el ser humano muchas veces predispone una cosa y la misma lesión en Rubén en otro jugador se recupera un poquito antes. Lo que queremos es que si vuelve sea al 100%, no un Rubén al 80%. Ha tenido pequeñas molestias que hemos parado para que vuelva fuerte. Ahora se está tratando esta semana. Hace entrenamiento en línea recta y lo que le molesta son los cambios de ritmo y de dirección y ese pequeño dolor le limita a él mucho. Estamos trabajando con él, además tiene un equipo de fisios y readaptadores que creo que de los mejor de la Liga de Fútbol Profesional e incluso del mundo, porque me lo están demostrando día a día, y ahora está en el ligamento de Rubén que acepte la carga de trabajo que le estamos metiendo. Estamos llevando a cabo todos los procesos y ojalá para Gijón esté y si no, para el siguiente partido.

Entrevista a Sandoval - AlexCamara-1

Sandoval pide a la afición que "no se desespere". Foto: Álex Cámara

P.-  Otro jugador importante en la plantilla es Piti, al que usted le pidió a su llegada que fuese el líder del equipo. Tras un inicio irregular, la ausencia en la tercera convocatoria y las posteriores molestias, volvió frente al Deportivo y fue un jugador destacado. ¿Está cerca de lo que usted le pide?

No está cerca de lo que yo le pido Piti porque hoy lo hemos estado hablando él y yo por la mañana, creo que Piti tiene que ser más exigente consigo mismo. Creo que el Piti de pretemporada me enamoró más que el de los últimos cuatro partidos, porque yo conozco a Piti desde hace muchos años y sé lo que Piti me puede dar y al equipo, esa calidad, esa posesión de balón y sobre todo esa asociación con la gente que define ese último pase y su golpeo, como el otro día demostró, porque es un jugador de mucha pegada y eso para un equipo como nosotros, que no tenemos delanteros de meter 20 goles hay que complementar eso con los goles de la gente que está un poquito más por detrás. Le dije: tú eres un hombre gol, porque lo has demostrado en Primera División y en Segunda. Entonces, necesitamos ese Piti más directo, más de enlace, que no se pierda en movimientos y en cosas, que participe más en el partido.

"Piti va a ser un jugador de muchos minutos en este Granada y de mucha calidad"

El primer partido no fue bueno para Piti ni para muchos jugadores, pero ese partido, quieras o no, a Piti, un jugador veterano y exigente, le hizo daño porque había estado muy bien y había pegado un paso hacia atrás. En Getafe, decidimos por el  contrario apostar por otros jugadores y no participó, pero el equipo ganó y nosotros sabíamos que Piti iba a ser importante para el siguiente partido. Y durante esa semana, tuvo molestias y no estuvo al 100% y decidimos llevar al partido contra Villarreal a gente que pudiera competir a un gran nivel. El centro del campo estaba bien poblado con la gente que teníamos. Tuvo luego un golpe fortísimo con Thievy y tuvo dos semanas que a él le han cortado mucho el ritmo de competición y ahora estamos trabajando mucho con él para que ese ritmo de competición vuelva y que juegue los 90 minutos, pero sabemos que, hoy por hoy, Piti es un jugador que nos tiene que dar 60 minutos de mucha calidad ó 30 de mucha calidad y él lo sabe, pero creo que va a ser un jugador de muchos minutos en este Granada y de mucha calidad.

"Piti tiene que ser un jugador que dentro del campo esté con una sonrisa de oreja a oreja y así le va a dar mucho al equipo"

Y tenemos que llegar al punto de que Piti disfrute dentro del campo. Tiene que ser un jugador que dentro del campo esté con una sonrisa de oreja a oreja y así le va a dar mucho al equipo, porque hace bueno al que tiene al lado, con sus movimientos, con sus pases. A Piti le puedo exigir que baje, que recupere, pero le quito la magia que él tiene y entonces estamos ahí trabajando con Piti para que nos llegue a dar eso, porque es un jugador determinante en este Granada y el año pasado lo demostró conmigo en los últimos cuatro partidos.

P.-  El Arabi es, desde su llegada la temporada pasada, su referencia en el ataque. Respondió muy bien a lo que le pidió en el tramo final de Liga y también esta frente al Getafe o contra el Real Madrid, pero después parece que le cuesta un poco más de trabajo. ¿Cómo pretende 'reactivarlo'?

R.- Esta percepción no lo comparto porque creo que analizando partido por partido, visualizando los vídeos y viendo los registros de El Arabi, creo que tiene un porcentaje de un delantero que a nosotros nos está dando muchísimo. Ha habido partidos que si no hubiese estado El Arabi, nosotros hubiésemos sufrido mucho. Ha aguantado el balón, ha dejado que el equipo saliera, ha creado ocasiones de gol o alguna falta. Está dando registros a nivel físico alarmantes a muy bien y está haciendo registros de mil metros en velocidad de sprint y eso muy pocos delanteros centros lo hacen. Está a un nivel físico muy bueno y tiene la confianza del entrenador. Aunque tú le veas en el campo ciertas cosas, ejecuta todo lo que le pido. Está claro que ha habido partidos en lo que no le hemos acompañado: en el Bernabéu si Isaac Success acierta las dos que le da, esos movimientos que él hace para crear espacios, la imagen de El Arabi hubiese sido la leche.

"Si la gente tiene paciencia con El Arabi va a ser un estilo a Ighalo y toda esta gente, que luego sale y se encuentra"

El día de Valencia, él se lo guisa y él se lo come todo: se pelea con Mustafi, provoca la tarjeta de Mustafi y la tarjeta del otro central, saca tres faltas, la falta de Rochina es falta que le cometen a él... Al final es un porcentaje que lo sumas y nos está dando aunque no goles, porque ha tenido algunas veces mala suerte pero El Arabi está llegando. El día del Deportivo, posiblemente hizo cosas que le perjudicaron más a él y beneficiaron más al equipo. Fue un fútbol de cara al espectador feo, pero que a mí me dio la vida porque realmente las bandas eran las que tenían que haber hecho daño el día del Deportivo y él lo que hizo fue amarrar bien a los centrales pero no veía salida de balón. Yo creo que está rindiendo a un gran nivel y que si la gente tiene paciencia con El Arabi va a ser un estilo a Ighalo y toda esta gente, que luego sale y se encuentra. Creo que ahora mismo El Arabi está en un momento con confianza, se lo transmite el entrenador y el equipo, solo tienes que ver el penalti que le hace a Isco en el Bernabéu, que baja en el minuto 92 a defender al área y ese El Arabi yo eso no lo había visto nunca. Ese compromiso yo tengo que premiarlo. No solo hay que premiar el gol. Yo en el Madrid premio mucho a Benzema, para mí es el jugador top en el Real Madrid. Todo el mundo premia a Cristiano, pero ese jugador crea espacios, provoca faltas, trabaja defensivamente para que a los defensas les lleguen los balones filtrados.

"Si tenemos paciencia, El Arabi es un jugador que si le damos cariño va a dar mucho"

El Arabi está haciendo una presión y un desgaste físico en la parte de arriba para que a mí me llegue el balón en el centro del campo filtrado y luego empezar jugar, lo que pasa es que luego nosotros en el centro del campo no hemos mejorado esa presión de El Arabi. Si aprovecho en el centro del campo con buenos pases, la presión de El Arabi hubiese sido perfecta. En Madrid tapa a dos centrales de un ámbito internacional impresionante como Varane y Pepe y yo allí veo a esos defensas así de chiquititos y luego los veo jugar contra otros equipos y los veo más grandes. Aquí el otro día, tres cuartos de lo mismo. Creo que si le acompaña a El Arabi a la hora de definir, puede ser. El gol que mete en Madrid, si no se lo anulan imagínate la autoestima de ese jugador. Ese gol es de delantero centro, de coger, robar, tocar a banda y llegar él por delante de la defensa y ejecutarla bien. Ha tenido mala suerte, tiros al palo, goles anulados que tenían que ser legales y con ese porcentaje tendría tres o cuatro goles más y estaríamos hablando de otra cosa. Si tenemos paciencia, es un jugador que si le damos cariño va a dar mucho.

P.- Success ha sido un jugador por el que ha apostado esta temporada para que actúe en la banda. ¿Qué destaca del joven futbolista?

R.- Es un jugador joven, que tenemos que tener paciencia con él porque se va a equivocar muchas veces, como hemos visto, y el error no le puede penalizar. Hay que tener confianza en él, pero es un jugador en construcción, que nadie piense que es un jugador determinante en ningún otro equipo si estuviera jugando. Es un jugador que tiene que aprender de sus compañeros, que tiene que ser querido por su gente. Es un jugador con un gran potencial natural y podemos sacar mucho rendimiento de él. Pero claro, hay movimientos tanto en ataque como en defensa que tenemos que estar construyéndole y enseñándole y creemos que si lo ejecuta como nosotros pensamos es un jugador que ningún contrario va a tener la habilidad de poder pararle. Lo demostró en partidos importantes y ha dado su mejor versión y su peor versión de cara al equipo y tenemos que tener paciencia, seguir creyendo que tenemos un jugador en construcción y que nos va a dar mucho pero no hay que darle la virtud de que es determinante ni que tiene que tirar del carro porque nos equivocamos.

"Success es un jugador en construcción y que nos va a dar mucho"

Yo el año pasado cuando llegué aquí, a ese mismo jugador de ahora lo que hago es apartarle un poquito, quitarle responsabilidad y dársela a El Arabi porque con quien no la teníamos que jugar es con esta gente, pero yo sabía que este año iba a ser muy importante para mí. Ha iniciado este año y le he dado responsabilidad. Se ha equivocado y yo sabía que se iba a equivocar; no ha acertado y yo sabía que no iba a acertar. Pero ha marcado en un partido, en Getafe, y ya me ha dado bastante y en los demás no, ese es el peaje que tengo que estar pagando como entrenador del Granada. Yo no tengo un equipo definido para competir sino para construir y competir y si, verdaderamente competimos, no vamos a tener problemas pero si en algunos partidos dejamos de competir como hemos dejado, vamos a tener problemas y el jugador tiene que aprender, como su entrenador, de sus errores y que sirvan como experiencia.

"Succes tiene que aprender a salir de esos marcaje que ahora le pone el equipo contrario"

Estamos matizando muchas cosas con él, incluso ahora vamos a trabajar individualmente con él en campo y con visualizaciones de vídeo y creo que es un jugador que cuando esté a un porcentaje alto de efectividad nos va a dar muchísimo y el equipo sabe que es un jugador que con compresión colectiva va a dar mucho beneficio. Que el comprenda lo colectivo, que no se deshiniba de tareas defensivas ni ofensivas, es bascular y posicionarse y tenerle lo mejor posible posicionado para atacar porque es un depredador. Creo que los equipos contrarios en estos últimos tres partidos han sido determinantes sus marcajes y él ahora tienen que aprender la manera de cómo salir de esos marcajes. En los primeros sorprendió, nadie le conocía, fluyó y salió; ahora la gente le conoce y van a contrarrestar a Success y él ahora tiene que salir de ese contrarresto del equipo contrario y le estamos intentando enseñar a eso. Si lo aprende, para arriba y si no, tendremos que trabajar mucho con él o dar paso a otro jugador que lo haga.

P.- Tras un calendario 'exigente' ahora llegan rivales, que sin subestimar a ninguno - Sporting, Betis, Espanyol, etc - son rivales en los que el Granada tiene que dar el 'do de pecho'.

R.- Estamos para subestimar nosotros... Realmente son los rivales contra los que tenemos que ver nuestro nivel de competir. Son rivales equitativamente en plantillas y en presupuesto casi y, de inicio, entre comillas, en la posición nuestra. Digo entre comillas porque han demostrado que están mejor que nosotros, pero lo que sí que es verdad es que ante esos rivales tenemos que saber competir y ganar. Y que eso nos sirva para lo demás. Lo que sí que no me gustaría es que si se gana de una manera, se cuestione cómo se ha ganado.

"Ante los rivales que llegan ahora, tenemos que saber competir y ganar"

Ahora ha llegado un punto en el que tenemos que ganar gustándonos, pero ganar para que eso nos dé fortaleza para seguir apostando por lo que queremos, que es ser atrevidos y arriesgar, como hicimos cuando llegamos aquí. No veo en mi vida ningún reto, ningún objetivo, sin arriesgar y es lo que estoy intentando transmitir a mis jugadores y lo que ellos me tratan de dar, cosa que en algunos partidos no hemos hecho, porque hemos dado un paso para atrás y tengo que invitar a dar un paso adelante y ser más valientes y atrevidos, porque tenemos plantilla para ello.

P.- El problema que ha tenido el Granada CF también es que la mayoría de sus rivales directos por la permanencia han ganado y de momento le sacan ventaja. ¿O aún no miran demasiado la clasificación?

R.- Está claro que hay rivales que no han tenido el mismo calendario que nosotros, que en algunos el porcentaje de que hayan sumado más se diferencia en un punto, como Las Palmas, y creo que a esta altura de temporada esto varía. Las disputas que vamos a tener ahora nos van a posicionar y por eso ahora el partido que vamos a tener contra el Sporting es importante, sobre todo puntuar, porque sería igualar un poquito la diferencia para nosotros y lo que tú ganes de más al principio es lo que ya no tienes que sumar luego y creo que hay que saber que tenemos que hacer más que los rivales, porque ellos en algunos partidos haciendo menos a lo mejor han conseguido más puntos y nosotros con más no hemos conseguido nada. Hay que seguir creyendo en nuestro trabajo y no nos puede confundir la clasificación igual que cuando estuvimos casi a un punto de la UEFA en la segunda jornada que ganamos en Getafe. Pero creo que eso es algo en lo que no hay que fijarse, pero sí en que estamos los últimos y ahí no podemos estar.

P.- Para usted, ¿qué supone volver a Gijón a enfrentarse con el Sporting, después de dos temporadas allí, donde no terminaron muy bien las cosas por el hecho de que fue destituido?

R.- Yo no tengo esa percepción. Nosotros allí hicimos dos años muy buenos y depende de los objetivos que te pongas, si quieres aprender sí o sí a las primeras de cambio, es un objetivo en el que juegas como al filo de una navaja y nosotros estábamos metidos en playoff cuando fuimos destituidos, a falta de cuatro partidos. Cosa que luego se jugó el playoff y el Sporting no subió y, al año siguiente lo hicieron muy bien y ascendieron, que era lo que yo quería. Llegamos al Sporting con un equipo con 8 puntos en 9 partidos y sacamos al equipo de ahí y fue una transición de Segunda División a Primera larga porque había jugadores de mucho y había que quitarlos porque el presupuesto del club no lo permitía, y acabamos en mitad de la tabla. Estuvimos todo el año luego entre los tres primeros y para mí fue muy gratificante mi etapa en Gijón, muy enriquecedora mi etapa como entrenador y me llevo de allí un recuerdo buenísimo porque yo siempre cojo lo positivo. Y volver allí, imagínate, contra un club con el que no me gustaría disputarme puntos, pero estoy obligado a llevarme los tres puntos con el Granada y va a ser un partido muy bonito, porque hay gente que quiero mucho allí en Gijón.

P.- También será especial su vuelta a Vallecas, en tres jornadas.

Vallecas para mí es todo, porque allí salió todo bien. Tengo una conexión con la afición diferente, porque soy de Madrid y me conocen más, llevo cinco años en la casa. Si Gijón va a ser especial, Vallecas va a ser más especial y se me va a hacer raro vestirme en el vestuario contrario y estar en el banquillo contrario, pero de eso tienes que sacar todo lo positivo: que vuelves a los sitios donde has disfrutado como entrenador y que te has sentido muy querido y que son etapas en tu vida que si quiero seguir siendo entrenador no van a ser las únicas a lo largo de mi carrera deportiva. Al final voy a tener que volver a otros club en los que he estado y ojalá aquí en Granada dure mucho y sea esto eterno, pero al final se convierte en eso. Espero disfrutar de ello pero traerme los tres puntos de los dos campos.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrolado por La Sastrería