lunes 26 agosto
ASÍ ES MI ALCALDE | ALHENDÍN  |   |

"Los alcaldes no nos debemos a cuatro años, nos debemos a las necesidades de un pueblo"

Francisco Rodríguez (PP) lleva como primer edil de Alhendín ocho años y asegura que la localidad debe "mantener esa esencia" de municipio y seguir apostando "por dotarlo al máximo de servicios"

El alcalde de Alhendín, Francisco Rodríguez, frente al Ayuntamiento de la localidad. Foto: N.S.L.

Los rayos de sol de una mañana cualquiera de mayo se apoderan del lugar. A derecha e izquierda, la luz y los intensos colores del exterior entran a través de unos grandes ventanales que se adueñan del espacio. En uno de los lados, el pueblo, la gente, la rutina del día a día; en el otro, la Vega, el campo, la paz. En el interior, una mesa, un ordenador, centenares de papeles y fotos de estos años. Pero la jornada no espera, el tiempo parece acelerarse cada vez que tocan a la puerta. Tras ella, el alcalde de Alhendín, Francisco Rodríguez (PP). A sus 40 años, y después de ocho años al frente del municipio, asegura que los regidores no pueden "pensar en terminar los proyectos antes de que termine el mandato" porque "no nos debemos a cuatro años, nos debemos a las necesidades que tiene un pueblo".

Pregunta.- Después de ocho años al frente de la Alcaldía de Alhendín, ¿qué ha cambiado en el municipio?

Respuesta.- Creo que ha mejorado mucho la calidad de vida de los vecinos, sobre todo, por el aumento de servicios que ha prestado el Ayuntamiento. Hablo de servicios deportivos, culturales, ocio y querer generar una ciudad mucho más accesible. Por poner ejemplos, los alhendinenses tienen la posibilidad de tener una piscina en funcionamiento, programación cultural en la Escuela de Música y una biblioteca fantástica, tenemos los parques funcionando al 100%, dado que Alhendín es uno de los pueblos con más tasa de natalidad de toda la Comunidad Autónoma. Además, tenemos una inversión bastante alta en los últimos años para hacer posible el paso por las aceras y los caminos y la comunicación de las urbanizaciones con el casco urbano para que los vecinos puedan transitar con movilidad reducida o con un carro de bebé.

Con Alhendín por bandera
A sus 40 años, Francisco Rodríguez estudió Química, pero empezó muy joven como concejal de Deportes en Alhendín. Es técnico deportivo, monitor de fútbol sala y comenzó a trabajar en las Escuelas Deportivas de la localidad con veinte y pocos, punto de partida de sus inicios políticos. "La Alcaldía absorbe la mayor parte de las horas, pero soy una persona normal, soy un alhendinense enamorado de mi pueblo y uno más de los que cada día nos cruzamos por la calle", asegura el alcalde siempre con una sonrisa en la cara. "Siempre me veo como aquel niño que se crió aquí y que ha tenido la suerte de trabajar el municipio que lo ha visto crecer", explica satisfecho.

P.- ¿Esos años al frente del Ayuntamiento le han cambiado personalmente?

R.- Entré con 32 años y venía de ser concejal del Ayuntamiento durante ocho años. Ahora me encuentro con una gran experiencia que creo que es lo más importante que puedo tener como alcalde, después de ocho años en la Alcaldía y cuatro de diputado provincial. Conoces el funcionamiento ordinario tanto del Ayuntamiento como del resto de administraciones, así como a las personas.

P.- ¿Cuánto tiempo cree que es necesario para un regidor municipal estar en el cargo y llevar a cabo su proyecto?

R.- Los proyectos de los alcaldes nunca terminan porque al final esos proyectos son de los pueblos y de sus vecinos. Los alcaldes no podemos pensar en terminar las cosas antes de que termine el mandato porque es un error muy grave. Nosotros no nos debemos a cuatro años, nos debemos a las necesidades que tiene un pueblo.

En nuestro caso, por ejemplo, llevamos trabajando ocho años en la consecución de un colegio y hace seis meses dimos licencia de obras...

P.- ¿En qué punto se encuentra la construcción del nuevo centro educativo?

R.- Ahora mismo estamos pendientes de la visita del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, a los terrenos. Entiendo como gestor que el siguiente paso es consignar en el presupuesto de la Junta de Andalucía la cantidad económica para construir el colegio de Alhendín. Algo que tiene que ser inmediato, tiene que ser en el presupuesto que están trabajando desde la administración autonómica e imagino que, en el momento que se apruebe, vendrán recogidas las obras que cuentan con licencia, proyecto, parcela y todos las parabienes de las administraciones.

P.- ¿Cree que el nuevo gobierno de la Junta le dará el impulso que necesita esa infraestructura?

R.- No sólo al colegio, del que estamos esperando los últimos pasos, sino también para el Centro de Salud de Alhendín. Hace unos días, vino el delegado de Salud y cuando vio lo abandonados que hemos estado por la Junta de Andalucía en los últimos años dijo que era necesario hacer un centro de salud acorde a la población de este municipio. Alhendín ha pasado de 3.500 a 10.000 habitantes en 25 años y tenemos el mismo consultorio que teníamos antes. Un consultorio con unos profesionales excepcionales, pero cuyas instalaciones tienen muchas carencias de espacio, de horario de apertura -sólo abre por la mañana- y, sobre todo, de accesibilidad, ya que está en un sitio que no tiene la mejor comunicación posible.

P.- En este tiempo, ¿cuál ha sido la situación más compleja a la que se ha enfrentado?

R.- La situación más difícil se dio en los primeros seis meses como alcalde porque nos encontramos el Ayuntamiento en una situación económica dramática, no sólo porque no había recursos sino porque mi antecesor había pedido el anticipo de todos los impuestos que puede tener un Consistorio -IBI, Impuesto de Tracción Mecánica, tasa de basura-. La deuda a proveedores era muy alta y fueron los meses más complicados. Con trabajo, constancia, austeridad y seriedad en los pagos vamos sacando cabeza poco a poco y, hoy por hoy, podemos presumir de que estamos pagando a 13 días cuando en 2011 era de dos años y medio. Estamos muy satisfechos porque la reorganización llevada a cabo en el área de Economía ha permitido controlar de manera exhaustiva el gasto, ahorrando en suministros, evitando gastos innecesarios y permitiendo a los proveedores cobrar en un tiempo lógico.

Sí es cierto que tenemos una deuda con el Plan de Pago a Proveedores que empezaremos a pagar en 2021 y eso sí nos puede costar un poco de más esfuerzo. Igual que hace cuatro años el Gobierno nos fraccionó esa deuda, ahora también tendrán que hacer algo porque lo que no es normal es que paguemos en diez años una cantidad muy alta.

Por otra parte, esperamos que el desarrollo del polígono industrial y la necesidad de un acuerdo ambicioso, tanto para Diputación como para el Ayuntamiento, para el funcionamiento de la Planta de Residuos se traduzca en recursos económicos que nos ayuden a poder hacer frente a esta deuda. Además, tengo la garantía y el compromiso del PP de que, si tiene el beneplácito de los vecinos para ser gobierno en Diputación, habrá un pacto de solidaridad de los pueblos de la provincia con Alhendín por recoger la basura de todo el territorio.

P.- ¿Cómo interpreta los resultados del 28A?

R.- En principio, la gente cada vez tiene un cultura más clara de su voto y vota en función de los comicios que haya. Ha quedado claro que, en cuatro meses, las personas votaron en clave autonómica, el 28A votaron en clave nacional, y el 26M van a hacerlo en clave municipal. La gente cada vez tiene más claro que el voto en unas elecciones va a unas personas y partidos concretos.

P.- De cara al 26M irrumpe en Alhendín Vox...

R.- Ni qué decir tiene que ambos partidos beben de la misma fuente. El votante que siempre ha votado a la derecha, antes tenía sólo la opción del PP y ahora tiene dos. Tengo claro que, quienes votaron el 28A a Vox y conocen al alcalde, el equipo de Gobierno y la gestión, van a votar al PP. También es cierto que Alhendín ha crecido mucho y hay muchas personas que no han tenido la suerte de conocernos personalmente y votarán a su ideología. Lo maravilloso que tienen los pueblos es que no se vota a los partidos, sino que se vota a las personas. Tengo la suerte de que me acompaña una candidatura de mujeres y hombres extraordinarios que son, sin duda, las personas más preparadas y que están en mejores condiciones para gestionar su pueblo.

Rodríguez, en uno de los momentos de la entrevista con ahoraGranada. Foto: N.S.L.

P.- ¿Cuáles son los principales problemas que tiene Alhendín?

R.- Los problemas de la localidad son tres. Falta de espacio para el colegio, para el centro de salud y no tener un centro de día o residencia para nuestros mayores. Los tres, si todo va bien, estarán solventados en los próximos cuatro años.

P.- En cuanto a movilidad, ¿tiene este municipio sus necesidades cubiertas?

R.- Es otro de los grandes puntos que tenemos como gran servicio. Tenemos pendiente un encuentro con la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, porque necesitamos que se estudie la ampliación del Metro. No voy a decir que sea inmediato porque sé que todo el mundo lo queremos y es una infraestructura de gran coste, pero por lo menos que se estudie. El caso de Alhendín es muy particular porque con tres kilómetros de vía, sin ninguna infraestructura, soterramiento o expropiación tendríamos, uniéndonos a la red existente de Metro, el servicio completo para nuestros vecinos. Cada pueblo tendrá su situación particular, pero la nuestra es la más favorable para que el Metropolitano llegue aquí. No obstante, también hemos planteado ya al Consorcio que se desdoble la línea de autobuses Alhendín-Otura para que tengamos una línea única. Con todos mis respetos a los vecinos de Otura, nosotros no tenemos porqué esperar, cuando nos deja el autobús, que vaya a Otura y vuelva.

P.- ¿Se está despojando Alhendín de esa etiqueta de pueblo dormitorio?

R.- El concepto de ciudad dormitorio no es sólo de Alhendín, sino de todos los pueblos que están cerca de la ciudad. Un vecino de Alhendín tarda menos en ir al nuevo Hospital San Cecilio del PTS que otro que pueda vivir en la calle Recogidas. Los servicios están tan al alcance de la mano de las personas que residen en los municipios que, aunque es dormitorio porque duermen aquí, es cierto que están muy bien comunicados con la capital. La mayoría de las personas forman parte del pueblo porque llevan a los niños al colegio, hacen amigos aquí y se implican en la localidad.

P.- ¿Hacia dónde debe caminar Alhendín?

R.- La línea que estamos manteniendo es la que hay que seguir para el día de mañana. Es hacer un pueblo en el que, por sus comunicaciones con una autovía en uso ahora mismo y otra que va a estar abierta en menos de un año; y por su cercanía con la capital, Sierra Nevada y la Costa, es muy fácil vivir. Sigue siendo pueblo, mantiene esa esencia y puedes pasear por la plaza o comprar en tu barrio. Debemos mantener esa esencia de pueblo y seguir apostando por dotar al máximo de servicios al municipio para que el vecino esté aquí encantado de vivir.

P.- ¿Qué papel juega esta localidad a una comarca como el Área Metropolitana?

R.- Jugamos un papel muy similar al del resto de los pueblos. Siempre digo, cuando hablo fuera de Granada, que Alhendín es un barrio más de Granada por su cercanía.

P.- ¿Y su futuro político hacia dónde camina?

R.- Yo quiero ser alcalde de mi pueblo. He tenido la suerte de ser diputado provincial, ahora ha contado el partido conmigo para ir en la lista al Parlamento Europeo, pero siempre digo que lo que me encanta es ser alcalde de mi municipio. Levantarme por la mañana, venir andando de mi casa al Ayuntamiento, hablar con los vecinos para que me trasladen sus inquietudes e intentar solucionarlas, y vivir cerca de mi familia y amigos.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
Diseño Web La Sastrería