jueves 8 diciembre
Entrevistas aG  |   | Noelia S. Lorca · Luis F. Ruiz | Fotos: Álex Cámara

"Los gobernantes deben poner más peso en el cuidar que en el curar, la sociedad cambia"

El presidente del Colegio de Enfermería de Granada, Jacinto Escobar, cree que la fusión hospitalaria "políticamente se ha vendido de una manera" y los profesionales "lo están viviendo de otra" · La ratio de enfermeros en Granada, añade, es "paupérrima"

Entrevista Jacinto Escobar Presidente Colegio de Enfermería Álex Cámara (1)

Al frente del Colegio de Enfermería de Granada desde hace casi un año, Jacinto Escobar trabaja con la intención de hacer más visible la labor que desempeñan desde esta entidad que representa a más de 5.000 profesionales en la provincia. Estos son algunos de los retos de futuro por afrontar y sobre todo mejoras para un sector crucial en el cuidado de los enfermos que existen en cada uno de los centros hospitalarios.

Pregunta.- Para acercarnos a su persona, ¿cuánto tiempo lleva dedicado a la enfermería y cuánto como representante en Granadas de todo el sector?

Respuesta.- Soy de la primera promoción de diplomados en enfermería, terminé la carrera en el año 80. Desde entonces estoy dedicado a este campo, en distintos ámbitos. Primero estuve en el Clínico, en el que sigo con plaza; luego en el Hospital de San Rafael y durante mucho tiempo he estado dedicado a la gestión. Como presidente del Colegio ahora hará un año en julio. Previamente a ello había estado como vicepresidente.

P.- ¿Qué fue lo que más le atrajo de la profesión?

R.- En aquella época era un tema que siempre me había gustado, lo asistencial, estar en contacto con las personas. Una de las que más impulsaron a poder hacerlo fue mi abuela. Fue una gran luchadora, pero su última etapa fue de enfermedad que requería muchos cuidados. Yo de ver a mi madre, que también me requería para ayudarle, me impulsó más. Otro que me impulsó mucho fue el practicante de mi pueblo, Don Augusto, que lo veía trabajar y hacerlo de una manera muy humana, con una relación familiar más que sanitaria. Fue una relación que a mí me hizo empatizar mucho y cuando tuve que elegir tras la Selectividad opté por Enfermería en Granada, pese a que yo soy de Málaga, de Archidona. Pude entrar aquí y por eso me hice enfermero, desde entonces cada vez más contento y satisfecho de haber elegido esta profesión.

P.- Más allá de agrupar a los enfermeros colegiados, ¿a qué se dedica la institución que representa?

R.- Los colegios profesionales son una entidad para los colectivos profesionales, sobre todos los universitarios. Somos corporaciones de derecho público. Hay una parte privada en defensa de nuestros colegiados y otra parte pública que es la que nos viene derivada del Gobierno, toda la parte de regulación profesional, registro profesional, representación de profesionales ante la Justicia o cualquier administración. También es un órgano de representación de la profesión. Tenemos nuestro propio código deontológico, órgano de representación propio. Sería la base de los colegios profesionales. Queremos abrir el colegio a la ciudadanía y darlo a conocer. Si queremos posicionar la enfermería en el lugar que le corresponde tenemos que hacerlo con otros colectivos -sociedades científicas, médicos y sindicatos-.

P.- ¿Cuántos colegiados hay en Granada en la enfermería?

R.- Estamos en torno a los 3.500 colegiados, aunque tenemos una bolsa de no colegiados de unos 1.500 aproximadamente. Esto significa que en Granada habrá unos 5.000 enfermeros. Tuvimos el lastre de que antes la Consejería de Salud decía que no era necesaria la colegiación. Esto provocó un retroceso de colegiados en el sector sanitario, médicos y enfermeros. Una sentencia del Tribunal Constitucional reconoce que es obligatoria la colegiación de los profesionales de este sector. Es obligatoria pero no se están colegiando todos los enfermeros. Queremos hacer un Colegio atractivo para que el profesional venga y se acerque. Es un colectivo muy numeroso.

P.- ¿Cuál es la situación actual de la enfermería?

R.- El tema es un tanto delicado. Por la crisis y los recortes sanitarios nos ha afectado mucho. Es cierto que lo que es a nivel de situación profesional en estos últimos 50 años hemos avanzado mucho, aunque nunca nos han regalado nada. Todo lo que han conseguido ha sido después de mucho patalear. Hemos pasado de 1.950 de ser practicantes, a ser una profesión subordinada -ATS-, después universitarios con la Diplomatura en Enfermería y ahora ya somos graduados.

De esta manera, nos hemos consolidado. Somos graduados al mismo nivel que cualquier otro profesional. Tenemos posibilidades de hacer especialidad tipo residente, de hacer máster  y también tenemos la posibilidad de ser doctor. El avance académico lo hemos consolidado, ahora falta traducir eso al nivel del día a día. Todo esto se ha conseguido peleando mucho.

En el escenario en el que estamos tenemos problemas importantes. El primero, sobre todo, es el del empleo. La ratio que tenemos de enfermeros en Granada es paupérrima, comparándola con la media del nivel estatal. Necesitamos muchos enfermeros. Es el mayor lastre y problema que tenemos. A parte de todo, también se unen el entorno laboral, la nocturnidad, estrés y el desempleo, que está obligando a la gente joven a emigrar.

Estamos detrás de conseguir toda esa consolidación académica, traducirla a nivel de legislación. Hay que modificar la directiva europea sobre cualificaciones profesionales, transponerla a  España, que no se ha hecho. El plazo vencía en enero de 2016. Es posible que haya que denunciar al Reino de España para que se transponga la directiva europea al marco español. Implica modificar la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias. Ya todos somos graduados. Hay que introducir la figura del especialista en la enfermería. Esto implica posiblemente la modificación de la Ley del Medicamento o del Estatuto Básico del Empleado Público.

También está el tema de las especialidades, hay que desarrollarlo. Están saliendo en torno a unos mil enfermeros especialistas y, aunque se está ofertando esa posibilidad, luego el sistema no la está absorbiendo. Con lo cual estamos generando malestar. Estamos favoreciendo que salgan favoreciendo pero no se les da salida.

También está el entorno laboral, que es difícil. Cubrimos las 24 horas del día en los hospitales y eso implica turnicidad: mañana, tarde y noche, con lo que la conciliación es difícil. Hay que enfrentarse también a situaciones conflictivas y de estrés. Si además de eso sufres con la crisis incremento de jornada laboral (de 35 a 37,5 horas), te retiran libre disposición, disminución de salarios y te aumentan la carga de trabajo eso genera un ambiente difícil. Y aún así la enfermería y los enfermeros somos una de las profesiones mejor valorada por los ciudadanos. Quiere decir que tenemos disposición y disponibilidad para que ninguno de nuestros enfermos se quede sin atender.

Entrevista Jacinto Escobar Presidente Colegio de Enfermería Álex Cámara (6)

P.- ¿Es Granada en particular y Andalucía, en general, uno de los puntos en los que más inmigración de enfermeros se produce?

R.- Andalucía exporta enfermeros muy bien cualificados no solo a otras comunidades, principalmente a la insularidad, sino también al extranjero. Somos la provincia que menos enfermeros tenemos de toda España y de toda Europa. Estamos en torno a 325 enfermeros por 100.000 habitantes, cuando la media en Andalucía es de 450; en España unos 550; y en Europa la media es de 850 enfermeros por cada 100.000 habitantes. En el país la única comunidad que supera esa media es Navarra. Digamos que hay una cierta desigualdad y no podemos tratar de la misma manera a un ciudadano de la misma manera en Navarra que en Granada. Aún así el esfuerzo que se hace es muy significativo.

P.- ¿Hacia dónde cree que camina la profesión con este panorama?

R.- Tenemos un escenario que se nos va a complicar más. Se trata del desarrollo de las nuevas competencias enfermeras. La sociedad está cambiando, envejeciendo. Ese envejecimiento está llevando aparejado más invalidez y dependencia, mientras que el sistema sanitario está más enfocado a los problemas sanitarios agudos. Está más de lo que llamamos el curar que en el cuidar. La sociedad va más hacia un sistema sociosanitario. Los gobernantes deberían hacer un enfoque distinto y poner el peso más en el cuidar que en el curar. Indicadores como el número de hospitales, camas, intervenciones o trasplantes son indicadores de por dónde va la sanidad española. Realmente donde está el problema es en los enfermos crónicos. Son el verdadero problema. Queremos posicionarnos en el desarrollo de las nuevas competencias para dar respuesta y hacer un sistema sociosanitario sostenible. Y sobre todo adecuar las plantillas a esas necesidades.

P.- ¿Cómo ve la fusión hospitalaria que se va a producir en Granada en menos de un mes?

R.- Ha sido un tema controvertido, ya que en un principio se planteó como traslado del Clínico a otra zona, que hubiera sido lo deseable tanto para los profesionales como para los usuarios. Pero luego, surgió la unificación con la idea, según los gobernantes, de mejorar la atención sociosanitaria de los granadinos. Los profesionales no lo ven de esa manera y, de hecho, hay bastante malestar porque no encuentran su ubicación. Se quejan de la manera en que se ha hecho, puesto que un grupo se irá cambiando de servicios, otros se quedan. Creo que políticamente se ha vendido de una manera, los profesionales lo están viviendo de otra y los ciudadanos de otra diferente.

Todo hay que verlo, estaremos expectantes en que no haya una merma en los puestos de trabajo, algo que han asegurado no va a producirse, aunque yo lo pongo en cuarentena porque posiblemente no la haya ahora, pero cuando se haga la fusión, probablemente, el índice de reposición igual sí se ve afectado.

En Málaga no se llegó a hacer, ni tampoco en Sevilla. Si se hubiera hecho como se dijo en un principio hubiera sido mejor visto por los profesionales y los ciudadanos.

P.- Entonces, ¿los cambios que puedan producirse son paliativos más que verdaderamente reconducir la situación a un punto de partida?

R.- Espero que no haya problemas y que todo esté bien estudiado y atado. Es un escenario totalmente nuevo que tenemos que ver cómo funciona. El traslado parece que está bien estructurado, pero el personal no recibe toda la información que necesita. Hacerlo en el mes de julio, en pleno período vacacional, y donde entran todas las sustituciones a lo mejor no era la mejor época.

Esperamos que sanitariamente podamos mejorar y no se produzcan despidos de profesionales.

P.- ¿Con qué problemas se encuentra la enfermería en la actualidad?

R.- El tema de la prescripción ha alarmado mucho a la profesión, en cuanto a que ha salido adelante un decreto que no era el que se había consensuado por lo que volvemos a estar supeditados a la figura del médico que es el prescriptor. La nueva normativa europea reconoce la capacidad prescriptora del enfermero para cuidar al ciudadano. Podemos hacer uso de los medicamentos sin la necesidad del visto bueno de otro profesional sanitario porque estamos al mismo nivel, todos somos graduados. Eso es lo que se había negociado para la normalización del decreto de prescripción, pero salió adelante algo que no era lo que se había negociado.

Hasta 48 horas, cuando se produjo la reunión entre el ministro de Sanidad con el presidente del Consejo de Enfermería y el de Satse, se creía que el decreto se iba a aprobar en las condiciones del inicio, pero se modificó un artículo que deja sin validez la propia Ley del Medicamento y todo lo que se había negociado saltó por los aires.

Andalucía que iba muy avanzada en cuanto a prescripción, por tener una su legislación, ahora le toca esperar. Es una de las propuestas que hemos realizado a los nuevos partidos políticos que puedan ser parte de un futuro gobierno. No obstante, seguiremos luchando por derogar este decreto que nos supedita a la figura del médico y lo que pretendemos es que, en el ámbito de nuestras competencias, seguir haciéndolo pero de manera legal.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand