sábado 13 julio
LOTERÍA DE NAVIDAD  |   |

Los Pacos dan el Gordo en Granada

Padre e hijo regentan el Quisco Chalo de Plaza Nueva, desde donde se han repartido 800.000 euros en el Sorteo de Navidad de este jueves

Los propietarios del Quiosco Chalo de Plaza Nueva celebran que han repartido el Gordo de Navidad. Foto: Álex Cámara

El Gordo ha acariciado este jueves Granada capital con el 05490. 800.000 euros repartidos en dos décimos por terminal que saben a una serie entera. Los responsables, los propietarios del Quiosco Chalo de Plaza Nueva. Padre e hijo, Francisco por partida doble, no dan a basto para atender a vecinos y medios de comunicación.

Con mirada cómplice y entre sonrisas de satisfacción recuerdan que el esfuerzo ha sido pieza fundamental para seguir manteniendo vivo un negocio que el suegro de uno y abuelo del otro abrió allá por 1932.

Ni las adversidades ni tampoco los sustos han quebrado su tesón. Algunos no se olvidan, como el que vivieron en septiembre del pasado año cuando sufrieron una agresión por parte de dos personas que estaban haciendo una pintada en su quiosco.

Aunque llevan ocho años vendiendo lotería por terminal, despachan quinielas desde que se fundaron las apuestas mutuas deportivas. "Dar el primer premio es el sumun, la máxima recompensa que puedes tener después de ese esfuerzo, que no es fácil. Es verdad que la venta por terminal es algo que nos ha costado mucho, ya que es difícil de vender. Desde que la tenemos hace ocho años ha sido un esfuerzo diario por mantener mucha ilusión y trasladarla al cliente para que compre", comenta Francisco padre, mientras una vecina lo felicita.

Pese a que el de este 22 de diciembre es el premio más importante que han dado, la suerte se resiste a pasar de largo en este punto de Plaza Nueva. El pasado año dieron dos Quintos Premios del Sorteo de Navidad, el anterior la aproximación al Gordo, así como un Segundo y otro Quinto. "También hemos vendido primeros premios del jueves, un currículum bastante serio. Hay una señora que siempre que viene me dice que tengo la mano bendecida", apunta entre risas.

Paco, como lo conocen todos, confiesa que "a estas alturas" piensa más en jubilarse que en seguir manteniendo la buena racha de premios, si bien apuesta por su hijo para dar continuidad a un negocio que mantiene su esencia.

A su lado, siempre inseparable, su sucesor lo mira con orgullo y recalca que es la cuarta generación al frente del quiosco.

Entre abrazos de unos y lágrimas de alegría de otros, Paco, de 35 años, recuerda con una enorme sonrisa haberse criado entre papeles y resguardos de Primitiva, ya que su abuelo fue "de los primeros que dio lotería en España". "Empecé con 18 años y hasta ahora. Esto es como un revulsivo, pensar que sigue vivo el espíritu de la calle. Esperemos que se mantenga", añade.

Ellos, padre e hijo, han sido los encargados de llevar y repartir ilusión este jueves y, aunque no saben dónde, se felicitan por haber hecho que algunas familias "puedan pasar unas Navidades más agradables" con un premio que sabe a gloria.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=218874