miércoles 17 agosto
LA CRÓNICA HORIZONTAL  |   |

Mal día para ser agorero en Granada

Los que se levantaron de su asiento en el minuto 92 y se fueron se perdieron el desenlace de una película con final feliz · Alcaraz fue aclamado en su regreso

El éxtasis embriagó a los jugadores del Granada CF al anotar el tercer tanto en el tiempo de descuento. Foto: Álex Cámara

Pocos, muy pocos, son capaces de salirse de una sala de cine cuando la película, aunque entre en su recta final; no es del agrado del espectador. Sin embargo, en fútbol es habitual que las prisas por llegar el primero a casa o incluso el desánimo por lo que se ve en el campo provoque que las gradas de un estadio se queden vacías antes de tiempo.

Es lo que sucedió en la tarde de este viernes en Los Cármenes cuando eran las 19.48 de la tarde. Entonces la UD Almería marcó al Granada CF el tanto del empate que muchos habían presagiado. Los mismos que ven venir el mal a leguas pero no gastan un duro en lotería, pese a que su 'dudosa' capacidad de 'zahoríes' visionarios les permitiría hacerse ricos.

En Granada se es así. El "ya lo dije yo" es el inicio de cualquier conversación cuando se sabe que se lleva las de ganar, pero a las 19.51 horas de la tarde quedó demostrado que este viernes era mal día para ser agorero en la ciudad de la Alhambra.

Los que se perdieron el gol de Pedro se llevaron un bofetón en el coche, o cuando estaban saliendo del campo. La mala suerte fue para aquellos que tiraron la toalla antes de tiempo.

Alcaraz y Oltra se fundieron en un abrazo antes del partido. Foto: Álex Cámara

Alcaraz y su regreso

Si Lucas Alcaraz hubiera estado ocupando su asiento en el Nuevo Estadio de Los Cármenes, al que reconoce que hace tiempo que no va, seguramente no se habría levantado de su asiento. Se habría esperado porque sabe que en Granada todo es posible.

Si esa situación se vive en el banquillo del equipo para el que se trabaja seguro que Lucas se habría ido cuando marcó el 2-2. Pero quedaba una última jugada y él esperaba que el tanto de Morcillo fuera suficiente para llevarse un punto.

Pero no. Su reencuentro supuso la segunda derrota con los rojiblancos en los siete partidos de Liga en los que se ha enfrentado a su club. Saludó a empleados y tuvo un gesto afectuoso con José Luis Oltra en el césped.

Después corearon su nombre, pero el estadio no fue uno sólo para corear el nombre del técnico granadino. Los hay que no olvidan su pasado más reciente, aunque él tuviera poca culpa. Muchos de ellos son los mismos que se fueron antes de tiempo de Los Cármenes. Los que tendrán que estar en la 'cueva' una semana más. Y van 18 jornadas.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand