miércoles 10 agosto
REAL MADRID - GRANADA | LA CRÓNICA  |   | Nacho Santana

Maximiano no cambia el guion del líder

El Granada CF cae por la mínima ante el Real Madrid en un gran partido del guardameta portugués · Todos los refuerzos invernales contaron con minutos

El guardameta portugués detiene un esférico ante la mirada de Rodrygo. Foto: LaLiga

En un estadio como el Santiago Bernabéu, habituado a las grandes citas, volvió a mostrar su nombre al mundo un futbolista llamado a dar alegrías a su afición. No vestía de blanco, ni siquiera de rojo, sino de amarillo. Luís Maximiano, guardameta del Granada CF, firmó un partido para el recuerdo pese a no ser capaz de cambiar el guion del líder.

Brilló el portugués, pero no lo hicieron tanto sus compañeros. Forzados a mantenerse en defensa, vieron cómo el Real Madrid se convertía por momentos en un rodillo que terminó por pasar por encima del cuadro rojiblanco. Solo Asensio consiguió colarse en la exhibición del '1' granadinista.

Llegó el Granada CF al Santiago Bernabéu con el plan bien claro: aguantar las acometidas locales, buscar el contragolpe y presionar en la salida de balón para cazar algún error. El manual básico de cómo jugar contra un grande siendo un conjunto pequeño, unas directrices que en ocasiones se tornan en éxito.

A punto estuvo de encontrar ese rédito el conjunto de Robert Moreno con solo tres minutos de juego. Se durmió Marcelo y le encontró la espalda Antonio Puertas con un gran lanzamiento en largo de Gonalons. El de Benahadux pisó área y disparó, pero se topó con Courtois, que se hizo grande en la salida.

Desde entonces, el Real Madrid dominó la posesión y la fase ofensiva para evitar que David cogiese la honda para tumbar a Goliat. Tuvo que brillar en numerosas ocasiones Maximiano, último baluarte del equipo, transformado en pulpo por momentos para evitar que el esférico le sobrepasase.

A punto estuvieron los locales de superar al guardameta portugués casi por accidente. Fue gracias a una internada por banda derecha de Carvajal, que buscó el centro al área. En la trayectoria se coló Carlos Neva, que desvió el balón lo suficiente como para mandarlo al larguero de su propia portería, rozando el gol en propia meta.

Ya en la recta final de la primera mitad, Luis Suárez condujo un contragolpe al que supo dar pausa, permitiendo a Uzuni doblarle y encontrar el balón al espacio. El extremo pisó área y disparó forzado, pero atrapó con facilidad Courtois. Al borde del descanso, Maximiano intervendría dos veces más para denegar el gol primero a Asensio y después a Isco.

Maximiano no puede con todo

No varió mucho el partido en el inicio de la segunda mitad. Los merengues siguieron dominando el encuentro, pero topándose con el guardameta rojiblanco en cada acción ofensiva.

Pasada la hora de partido, Robert Moreno optó por lavarle la cara al equipo dando entrada a Jorge Molina en lugar de Luis Suárez, para minutos después sumar a Dani Raba y Petrovic, que tomaron el puesto de Puertas y Collado, pasando a un 4-3-3 para dar músculo a la medular.

El exjugador del Villarreal perdió el primer balón que tocó, con tal mala suerte que acabó en gol local. Se durmió Raba en la frontal del área y le robaron la cartera, cayendo el esférico en los pies de Asensio, que se perfiló y sacó un latigazo al que no pudo llegar Maximiano.

Ya con el marcador en contra, Matías Arezo y Rochina entraron por Luis Milla y Uzuni para devolver el esquema al 4-4-2 habitual. Sin embargo, los dos sustitutos solo pudieron mirar cómo el Real Madrid acumulaba la posesión en los minutos finales.

Perdió el Granada CF, merced a ese único tiro, el de Asensio, que no pudo alcanzar el guardameta luso. En un encuentro en el que debutaron todos los refuerzos, los rojiblancos se mostraron sin lustro fuera de la portería ante un rival, líder de la categoría, que se tornó en rodillo por momentos.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand