lunes 17 enero
ELECCIONES MUNICIPALES | EN EL SALÓN CON PILAR RIVAS  |   |

"Me da mucha pena la relación que tengo con Marta Gutiérrez"

La aspirante de Por el Bienestar de la Gente asegura que entre la tesitura de votar a Vox e ir a una corrida de toros se decantaría por la primera: "Soy incapaz de observar el sufrimiento animal"

Pilar Rivas aspira a obtener representación en el pleno municipal. Foto: Álex Cámara

Después de un mandato convulso en el grupo municipal de Vamos Granada, Pilar Rivas pasó a formar parte primero como edil de Equo y luego como no adscrita del Ayuntamiento de Granada, lo que no le ha quitado las ganas de comparecer con su propia candidatura dispuesta a dar guerra los próximos cuatro años. [LEER MÁS ENTREVISTAS 'EN EL SALÓN']

Pregunta.- ¿Si no hubiera sido trabajadora social, qué sería?

Respuesta.- Psicóloga. Siempre lo quise desde que era un 'moco', desde muy pequeña y lo sería. El estudio de la mente humana, cómo empatizamos con el otro, es algo que me apasiona. Me quedé embarazada muy pequeña, yo tenía 17 años y no quería depender de mis padres y estudiar una carrera tan larga. Estudié trabajo social porque era más corta y había curso puente para Psicología. Después aprobé las oposiciones y ya estudié Psicología.

P.- ¿Cuándo descubrió que los Reyes Magos tenían 'ayudantes'?

R.- No sé, supongo que muy pequeña porque ni me acuerdo. Sí me acuerdo el cuidado de que mis hermanos no se enterasen. Yo era la mayor de cinco hermanos.

P.- ¿Cuál era su juguete favorito?

R.- Los patines. Soy patinadora artística. Ya no me acordaba de aquello, no sé en qué año gané una medalla de algo.

P.- ¿Qué tiene por tapa favorita?

R.- Tengo el corazón partido, mi ética y mi sentido de la responsabilidad me llaman al vegetarianismo pero me encanta la carne. Hago verdaderos esfuerzos y si no me fustigo. Si todo el mundo en la mesa se pide la tapa vegetariana o hay un número mayoritario de personas que se la piden ese apoyo de grupo me sirve. Si nadie dice nada, pues me aguanto.

P.- ¿Cuál es el plato estrella a la hora de cocinar?

R.- Tengo el montón. Le llamo 'chícharos' con arroz, que es el 'empedraíllo' de Granada de toda la vida, pero la sopa de acelgas me encanta, las espinacas con garbanzo, las lentejas… Todo lo que sea de cuchara.

Rivas reconoce que no volvería a afiliarse a Equo si pudiera dar marcha atrás. Foto: Álex Cámara

P.- ¿Cómo le gustaría ser recordada el día que ya no esté?

R.- Como alguien que supo mejorar la vida de los granadinos e introducir las claves para que nos relacionemos políticamente de otra manera y dejemos de confrontar y de pelearnos entre nosotros.

P.- ¿Cuándo fue la última vez que habló con Marta Gutiérrez?

R.- Hace unos días y además le di dos besos. Me da mucha pena la relación con ella. Con la mano en el corazón, creo que es una mujer muy válida a nivel académico, muy lista para ver las estrategias y ver cómo llegar a los objetivos, pero tiene un interés personal que pesa demasiado. Y es lo que ha hecho que nos peleemos cuando podíamos haber sido dos perfectas compañeras muy bien sincronizadas.

P.- Si pudiera volver al momento en que decide en meterse en política, ¿qué no volvería a hacer?

R.- Afiliarme a Equo, no lo volvería a hacer. No me arrepiento de ninguna otra cosa. No tenía ninguna necesidad de afiliarme a ningún partido. Pensaba que era mi espacio político, pero no dí tiempo a saber si Equo quería o no quería un concejal. Fue más bien la presión de pasar a no adscrita, que no me hacían caso y pensaba que necesitaba un partido que me respaldase. Hoy sé que eso no es cierto. Sé que una sola voz en el pleno puede mover al equipo entero y a la corporación entera. Pasé un año que no se lo deseo ni a mi peor enemigo.

P.- Si le dieran a elegir entre votar a Vox o ir a una corrida de toros, ¿cuál elegiría?

R.- Votaría a Vox, porque soy incapaz de observar de cerca el sufrimiento en.

P.- Si su hijo le dijera que quiere votar a la opción totalmente opuesta a la suya, ¿cómo trataría de convencerle de que no lo hiciera?

R.- No tiene ninguna duda de a quien votar. Sería una realidad paralela y complicado, si él me dijera eso lo respetaría; pero me cuesta tanto pensarlo. No es que vaya a votar a mi, porque además está en Bilbao, pero no hay que convencerlo de nada porque lo he educado yo. Lo malo que tiene me culpo yo y lo bueno también.

P.- ¿Por qué le tienen que votar los granadinos?

R.- Porque la política municipal necesita a gente que no tenga más interés que Granada, que no sea capaz de decir las cosas con honestidad sin mirar la opción de voto. Yo no necesito ganar unas elecciones, sino que haya una voz honesta en el pleno.

Publicidad

Comentarios

  1. Pilar Navarro dice:

    Nos hacen falta muchas como tu. El mundo sería otro

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrolado por La Sastrería