lunes 4 julio
Monachil  |   |

Monachil instala cinco cámaras de control en su casco urbano

Se situarán en entradas y salidas del pueblo y se suman a las que ya tienen en Pradollano para ampliar la cobertura de los 18 agentes municipales

Las cámaras se instalarán en puntos estratégicos de Monachil. Foto: Álex Cámara

La localidad metropolitana de Monachil está ultimando la instalación de cinco cámaras de control de vehículos en su casco urbano con la finalidad de ampliar la cobertura que prestan los 18 agentes de la Policía Local en el municipio.

Estas cámaras se suman a las que ya tenían instaladas en la Urbanización de Pradollano, la zona urbana de Sierra Nevada que se integra en el término municipal de Monachil.

Las cámaras se instalarán en la entrada de Monachil pueblo, en el Cruce de Colinas Bermejas, en la rotonda de la calle Madrid y la Avenida la Libertad, en el inicio del Polígono de las Canteras y en la Intersección Puente del Río.

Según ha explicado a ahoraGranada el alcalde de Monachil, José Morales, el objetivo es aumentar la seguridad en los "puntos estratégicos de paso", a las entradas y salidas del casco urbano del pueblo y el barrio.

"Para ellos -los agentes- es una gran ayuda por las distintas situaciones que tenemos todos los días, incluso la Guardia Civil es algo que nos venía reclamando, una mejora en el tema del tráfico y la seguridad ciudadana, como ya han hecho muchos municipios", ha explicado.

Las cámaras solo identifican matrículas de los vehículos que entran y salen del municipio, no controlan ni identifican a personas y solo se ceden imágenes en casos en los que la Justicia lo requiera.

La propia Policía Local ha explicado, como ejemplos, que pueden ser utilizadas para identificar infracciones como un vehículo que "arrasó" con otros coches frente a una farmacia o para el quebrantamiento de una orden de alejamiento, entre otros supuestos.

Policía a pie

La Policía Local de Monachil también ha iniciado un plan con la finalidad de ofrecer un servicio "más cercano" y "mejorarlo", de modo que los agentes patrullarán las calles a pie con mayor frecuencia, ha señalado el regidor.

Además de atender demandas de vecinos y comerciantes, también se persigue impedir que los perros vayan sueltos y puedan ser atropellados o puedan hacer sus necesidades sin que el dueño lo sepa y no lo limpie.

Además, se controlará el estacionamiento regulado de las calles Madrid, Arrayanes y Plaza Baja y evitará el aparcamiento en la acera, en doble fila o en carga y descarga en los puntos donde no está permitido.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand