lunes 4 julio
LÁPICES DE LUNA   |   | Juan Luis Tapia

“Montoro y Wert no tienen ni idea de cine y han decidido castigarlo por ser un niño malo”

José Sánchez Montes, realizador y productor granadino, obtuvo, con Sacromonte Films, un Goya a la mejor película por ‘La Isla Mínima’

José Sánchez Montes asegura que “Cines del Sur tendrá una programación que prestará una especial atención al mundo bereber”. Foto: aG

José Sánchez Montes asegura que “Cines del Sur tendrá una programación que prestará una especial atención al mundo bereber”. Foto: aG

José Sánchez Montes es un trabajador del cine por adicción. Más de treinta años al frente de la productora granadina Ático 7, una referencia en el mundo de la realización independiente, creadora de trabajos como ‘Morente sueña la Alhambra’ y director del festival Cines del Sur, de esa gran plataforma dedicada a mostrar las invisibles producciones del mundo oculto en la pobreza. Ha ganado un Goya gracias a la producción de ‘La Isla Mínima’ a través de Sacromonte Films, el primer Goya de un granadino a la mejor película. La parte mínima del trabajo del cine es el paseo por la alfombra roja, los reconocimientos y los premios, porque el día a día supone el esfuerzo, la acción suicida de apostar por una idea. Sánchez Montes es uno de esos extraordinarios locos por la creación audiovisual y un creyente en el potencial andaluz de la industria cinematográfica. A pesar de todo. Granada no le da nada; sólo “una cárcel con un bello paisaje”.

Pregunta.- ¿Dedicarse a la producción cinematográfica es una práctica de riesgo económico?

Respuesta.- Es una práctica de suicidio económico, pero de tantas veces haciéndolo uno se va acostumbrando, ya tengo el bote de pastillas vacío.

P.- ¿Tanto ha afectado la subida del IVA al cine?

R.- Ha afectado mucho económicamente y ha supuesto una demostración de desprecio, no solo al cine sino a todas las artes. Acabo de leer a un imbécil, asesor económico de un partido que dice que las mejores películas se hacen sin subvenciones y que la gente irá igual al cine independientemente del precio, igual que en la ópera ¿se puede ser más necio?

“Habría que hacer una campaña de amor al cine español en vez de atacar las aburridas galas de los Goya”

P.- ¿Qué debe ocurrir para que una película andaluza o española esté más de dos semanas en la cartelera de las salas de exhibición? ¿Debería legislarse un cupo de cine español fijo en las carteleras como hay en otros países?

R.- Bueno, nosotros llevamos con ‘La isla mínima’ ya ininterrumpidamente desde el 26 de septiembre en muchas salas andaluzas, cinco meses, y acabamos de poner en circulación 203 copias en toda España. Sin hablar de ‘Ocho apellidos vascos’, ‘El Niño’ o ‘Torrente’… Creo que más que un cupo de cine español habría que hacer una verdadera campaña de amor hacia el cine español en vez de atacar las siempre aburridas galas de los Goya.

P.- ¿Se mima institucionalmente al cine o se apuntan al éxito comercial? ¿Hay un apoyo real y sincero de las instituciones andaluzas al cine?

R.- Hay un apoyo tibio, aunque en el país de los ciegos… Hay una sensibilidad fuerte, nos hemos reunido ya dos veces con la presidenta en menos de un año, nos han prometido la ley del cine y la ley de mecenazgo. El problema es que ahora vuelve a pararse todo y hay que confiar que el futuro gobierno andaluz siga creyendo en nuestra fortaleza.

P.- ¿La buena marcha del cine español confirma la teoría de Montoro y Wert de que no eran necesarias las subvenciones para hacer buen cine?

Sánchez Montes, con el Goya a la mejor película cosechado este 2015. Foto: aG

Sánchez Montes, con el Goya a la mejor película cosechado este 2015. Foto: aG

R.- Montoro y Wert son dos personas que no tienen ni idea de cine y que han decidido castigarlo por ser un niño malo. Las subvenciones no son la clave del cine español. ‘La Isla Mínima’ ha tenido un presupuesto en el que las subvenciones no han significado ni el 10% del presupuesto ¿de qué estamos hablando? El cine es un producto industrial pero además es un valor cultural enorme; es esto segundo lo que debe subvencionarse, a los jóvenes, a las historias que por sí solas no saldrían.

“Es curioso que tras treinta años de trayectoria, Ático 7 siga siendo una empresa desconocida en Granada”

P.- ¿La piratería mermaría si fueran más baratas las copìas de las películas, como proponen algunos colectivos?

R.- Hay cine en internet de descarga legal súperbarato como para hablar de las copias de las películas, ya estamos en otro momento y avanzamos hacia eso.

P.- ¿Qué dificultades hubo para producir un filme tan complicado como ‘La Isla Mínima’?

R.- Bueno, hubo muchas dificultades sobre todo en el rodaje, las marismas del Guadalquivir son un espacio maravilloso pero muy difícil, incómodo, lleno de mosquitos, húmedo. Salvo por eso el rodaje fue como una seda.

P.- ¿Para qué ha servido el ‘Goya’ a ‘La Isla Mínima’ además de para que esté unos días más en las carteleras? ¿Cómo es el día después de los premios de la Academia?

R.- Hablaría de ‘los’ Goya y de las 17 nominaciones que han servido para demostrar que aquí hay un equipo cohesionado, de altísimo nivel, tanto artístico como técnico, que está frmado en su inmensa mayoría por andaluces que decidieron trabajar en esta tierra y van a seguir haciéndolo. Eso es mucho más importante y profundo que unas semanas más en taquilla que, por otro lado, siempre vienen bien.

P.- ¿Qué papel jugó Sacromonte Films en la película y cómo decidió embarcarse en ella?

R.- Sacromonte Films es coproductor de la película en un 25%, es decir que su papel ha sido fundamental, pero además los miembros de Sacromonte han sido técnicos durante muchos años en las películas de Alberto Rodríguez desde sus primeros cortos y Gervasio Iglesias y Mercedes Cantero siempre han trabajado de productores en ellas.

“Cines del Sur tendrá una programación que prestará una especial atención al mundo bereber”

P.- ¿Cómo cambia la producción en tiempos de crisis y por qué se decidió por un proyecto como ‘La Isla Mínima’?

R.- Ya uno, después de treinta años en esto, no sabe hacer otra cosa que seguir adelante y cuando un guión apunta tan bien como el que yo recibí de ‘La Isla Mínima’ era evidente que la película apuntaba muy alto. No hubo ni un segundo de duda, había que apostar a lo grande, ya no se pueden acometer pequeños proyectos que también son caros, hay que jugar con todas las armas del cine. Y además nuestro esquema de coproducción con Atípica Films y A3 Media es sólido y fructífero.

P.- ¿Hasta qué punto determina lo comercial en su decisión para emprender una película?

R.- Jugamos con las armas y los riesgos de una industria. Si una película no funciona bien en taquilla puedes verte en verdadero riesgo, si dos películas no funcionan estás muerto. No es mala etiqueta la de comercial, pero lo importante es la calidad, eso sí que marca que uno entre en un proyecto o no, y en el caso de ‘La Isla Mínima’, como antes en Grupo 7, esa calidad era una certeza.

P.- ¿Por qué permanecer en Granada y no emigrar a otros lugares que son centro de producciones cinematográficas? ¿Qué le ofrece esta ciudad?

R.- Esa es una pregunta que me sigo haciendo después de tantos años y no encuentro una respuesta convincente. Cada día me siento más alejado de la ciudad y solo los vínculos familiares y afectivos me mantienen aquí. Es una cárcel con bellos paisajes.

P.- ¿Qué novedades y en qué trabaja Ático7?

R.- Estamos trabajando en varios proyectos documentales, uno de ellos una coproducción internacional sobre la restauración científica de los monumentos, otro en clave de flamenco y una propuesta muy interesante de Isaki Lacuesta que queremos coproducir. Es curioso que tras treinta años de trayectoria siga siendo una empresa desconocida en esta ciudad, con enormes dificultades de consolidación. Una razón más para cuestionarse la identidad cultural de Granada.

P.- ¿Qué perspectivas tiene la próxima edición de Cines del Sur? ¿Qué películas se verán?

R.- Cines del Sur es un festival ya estable, pese a las dificultades y las dudas. Se mantiene con energía y con ilusión, porque cada año son más los granadinos que consideran que es una buena seña de identidad de esta ciudad. Este año abordamos la novena edición, del 8 al 14 de junio, y estamos trabajando en una programación que tendrá una especial atención al mundo bereber, pero sin olvidar la diversidad de nuestro ámbito.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand