lunes 15 abril
ASÍ ES MI ALCALDESA | ARMILLA  |   |

"No me verán en futuras listas al Parlamento ni al Congreso porque mi único compromiso es Armilla"

La alcaldesa de Armilla, Dolores Cañavate (PSOE), asegura que, tras diez meses al frente del Ayuntamiento, su propósito pasa por hacer de la ciudad un "espacio más accesible, sostenible y amable para los vecinos"

La alcaldesa de Armilla, Dolores Cañavate, en el balcón de su despacho en el Ayuntamiento. Foto: N.S.L.

La luz es la protagonista de un espacio en el que Armilla está presente de mil y una formas. Fotos, mapas y textos ofrecen, desde otra perspectiva, un paseo para conocer más a fondo la localidad que se ha convertido en ciudad. El trajín diario entre esas cuatro paredes hacen que sea una de las salas más concurridas del Ayuntamiento. Al fondo, el espacio de trabajo de la alcaldesa armillera, Dolores Cañavate (PSOE), quien a sus 42 años, y abogada de profesión, llega al final de un mandato que iniciaba su antecesor, Gerardo Sánchez, con el “firme propósito de hacer que la ciudad sea más accesible, amable y sostenible".

Pregunta.- Hace apenas un año tomaba el bastón de mando de la localidad, ¿qué ha supuesto pasar de ser teniente de alcalde a regidora municipal?

Respuesta.- Es mucha más responsabilidad el asumir la alcaldía de tu municipio, pero sin duda alguna es el cargo político que más te puede aportar personalmente en esta profesión porque ser la primera edil de Armilla, poder tomar las decisiones y trabajar directamente por los ciudadanos es lo más gratificante que se puede hacer en política.

La política también es cosa de niños
"Mis muñecas se ponían en semicírculo y una estaba en el atril. Eran políticas". A sus 42 años, Dolores Cañavate, nacida y criada en Armilla, asegura que desde siempre tuvo inquietudes políticas. "Recuerdo, teniendo unos 7 años, que vino Alfonso Guerra a Armilla y fui a verlo, me dejó marcada cómo hablaba y su forma de expresarse. Luego recuerdo también en unas Fiestas de San Miguel, jugando yo en una yincana, un chico muy joven se subía a un escenario y le temblaba la voz al hablar. Era José Antonio Morales Cara, acaba de tomar posesión como alcalde y eran sus primeras fiestas. Paré la bici para escuchar al alcalde y me llamó la atención que era muy joven", cuenta Cañavate con nostalgia. La actual acaldesa de Armilla se afilió al PSOE cuando cumplió 18 años, antes ya pertenecía a Juventudes Socialistas. "Lo hice principalmente por los ideales. Siempre me ha gustado mucho la historia y sí me preocupé por conocer los ideales de todos los partidos. Entré en mi primera ejecutiva local con unos veinte años, recién salida de la facultad. Un par de años después, empecé a trabajar de coordinadora en la Delegación de Medio Ambiente", asegura la primera edil armillera al tiempo que dice sentirse "muy orgullosa" de poder representar a su pueblo.

P.- ¿Ha cambiado mucho su perspectiva del municipio desde este cargo?

R.- El trabajo es muy parecido, pero la representación del municipio, tener que asistir a todos los actos en nombre del Ayuntamiento de Armilla, es lo que ha marcado la diferencia y lo que para mí ha supuesto el mayor cambio entre ser teniente de alcalde y alcaldesa.

P.- ¿Alguna vez imaginó que sería la primera alcaldesa de su localidad?

R.- La verdad es que tengo que reconocer que la política me gusta desde pequeña. Mis muñecas no eran princesas, eran políticas. Entonces, una de ellas ya era alcaldesa de Armilla (risas). Pero bueno, nunca creí que yo podría llegar a convertirme en la primera alcaldesa de mi ciudad.

P.- ¿Qué ha cambiado en este tiempo en Armilla?

R.- Hemos acometido diferentes obras de remodelación de calles porque una de mis prioridades es hacer una ciudad más accesible, cómoda y amable para los ciudadanos. También se ha cambiado la iluminación a tecnología LED. Llevamos acometidos más de 300 puntos de luz y estamos adjudicando una segunda fase con casi 500 puntos.

Además, hemos terminado la construcción de un gran parque en la calle Sancho Panza y otro en Federica Montseny. En esta línea, también se han llevado a cabo remodelaciones en el Parque Virgilio Castillo Carmona.

En estos diez meses, lo que me ha dado tiempo a hacer es rehabilitación urbana, ejemplo de ello son los trabajos en calle San Miguel, Veleta, Camelia y Alhambra. Además de remodelaciones de parques y cambios en iluminación.

P.- ¿Cuál ha sido el legado que le ha dejado su antecesor, Gerardo Sánchez?

R.- El legado ha sido un trabajo constante de diez años que ha transformado Armilla en la gran ciudad que tenemos hoy. Sufrió una pequeña transformación con José Antonio Morales Cara y pasó de ser un pueblo muy pequeño que no significaba nada en el Área Metropolitana a ser un municipio de referencia. Con Gerardo Sánchez, Armilla dio un salto más y se ha convertido en una gran ciudad, la segunda en el 'Cinturón'. Además, es el cuarto municipio en la provincia no sólo por los niveles de población, sino por los servicios que ofrece. Tenemos el puesto principal de la Guardia Civil, así como la Capitanía de la Guardia Civil del Área Metropolitana. Tenemos el Distrito Sanitario Sur y centralizamos muchos servicios. Algo que no es porque sí, sino que ha sido un trabajo de mucho tiempo, en este caso, de mi antecesor que se ha preocupado de situar Armilla dentro del panorama de ciudad que centraliza los servicios.

P.- De cara al próximo 26M, ¿cree que la fragmentación de los partidos de izquierdas en Armilla, le puede beneficiar?

R.- Pues hasta que las urnas no se abran y contemos los votos, no se puede saber. Lo que sí quiero es que los ciudadanos tengan claro quién puede aportar y que su voto no vaya a la basura porque tenemos un peligro inminente con dos derechas y una ultraderecha dispuestas a pactar a toda costa, no se lo van a pensar lo más mínimo. La única opción para que Armilla siga avanzando, tenga futuro y sea una ciudad de progreso es votar al PSOE. No quiero desmerecer a nadie, pero otras acciones es tirar el voto porque no va a servir para nada.

P.- ¿Cuál ha sido el momento más complejo al que ha tenido que hacer frente en estos diez meses?

R.- El momento más complicado es en el que ahora mismo nos encontramos. La Junta de Andalucía ha cambiado de signo político y nosotros teníamos comprometido con ellos, y en fase de licitación, un paso ciclopeatonal entre Avenida de las Palmeras y el PTS. Ahora me encuentro con las declaraciones de la consejera de Fomento, Marifrán Carazo, que dice que ese paso ciclopeatonal no es posible cuando la consignación económica estaba establecida. Llevo pidiendo cita con el delegado de Gobierno y con el delegado de Fomento desde que fueron nombrados, pero aún no he tenido la posibilidad de hablar con ellos directamente. Eso es ahora una de las cosas que más nos preocupa.

El carril, que lo ejecuta la Junta de Andalucía, el proyecto está elaborado, consensuado entre los técnicos de la Junta y los municipales y estaba en fase de licitación. La consignación era plurianual, con lo cual la excusa de que el presupuesto no estaba consignado no es cierta. El porqué ahora no se considera necesario hacer ese paso es lo que quiero que me expliquen el delegado de Gobierno, el delegado de Fomento o la propia consejera.

Este paso es una necesidad para el municipio de Armilla que afecta, sobre todo, a la seguridad.

P.- ¿Qué le pide al nuevo gobierno de la Junta de Andalucía a este respecto?

R.- Le pido que sea coherente con lo que ha dicho antes. Cuando Marifrán Carazo era parlamentaria venía a dar ruedas de prensa pidiendo ese carril ciclopeatonal, junto con el portavoz del Partido Popular en el municipio, Antonio Ayllón. El PP presentó una moción en el Ayuntamiento, que fue aprobada con los votos a favor de todos los grupos municipales, pidiendo a la Junta la construcción de ese paso ciclopeatonal.

Es por eso que les pido que sean coherentes y que lo que pedían estando en la oposición, ahora como gobierno que tienen la posibilidad lo ejecuten. Para Armilla supondría una conexión entre Armilla y el PTS, que están muy cerca, pero que hoy en día atravesarlo de manera segura por un peatón no es posible porque tendría que irse a Fernando de los Ríos y hacerlo por ahí.

Cañavate, en uno de los momentos de la entrevista con ahoraGranada. Foto: N.S.L.

P.- ¿Qué opciones de crecimiento en cuanto a terrenos tiene Armilla?

R.- Armilla tiene prácticamente agotado el crecimiento. Sí tenemos un plan parcial frente al Centro Comercial Nevada y a espaldas del IES Luis Bueno Crespo. El Plan Parcial Armilla Este tiene compatibilidad comercial, estamos pendientes de la aprobación definitiva del PGOU del municipio para poder empezar ese crecimiento. Aparte, tenemos otro plan parcial, el PPD, a la espalda del campo de fútbol municipal y el Cementerio, que es dotacional y donde se prevé la ampliación de instalaciones deportivas y del propio camposanto. Más allá de eso, queda por desarrollar un plan parcial industrial, del que estamos viendo una innovación a comercial.

P.- ¿Cuáles son los principales problemas de una ciudad de más de 20.000 habitantes como esta?

R.- Sin duda alguna, la movilidad. Necesitamos una movilidad más sostenible, mejores accesos al municipio y, por ello, es necesario soterrar los accesos desde la autovía a Fernando de los Ríos, las vías de servicios de la A44. Armilla necesita unos accesos acordes a una ciudad de 26.000 habitantes. Aparte, necesitamos mejorar el servicio público. Es verdad que el Metro ha revolucionado el transporte en nuestra ciudad y no hay más que asomarse a cualquier parada para verla abarrotada. Pero aún así, necesitamos más y mejores autobuses que complementen al Metropolitano, además que se debe ampliar la línea a otros municipios vecinos como Churriana de la Vega y Las Gabias, es totalmente necesario.

Por otro lado, el empleo. Es verdad que los ayuntamientos no tenemos competencias en materia laboral, pero también es verdad que tenemos que ser sensibles a los problemas de nuestros ciudadanos, y el empleo es uno de los principales. Por eso, quiero poner en marcha, aparte de las bolsas que tenemos, una específica para jóvenes con formación. Me encuentro con el problema de que los jóvenes no ven que su ayuntamiento les dé respuesta. Ellos que han invertido tanto en una formación, el único empleo que ofrecemos los consistorios son trabajos sin cualificación.

Además, con la creencia de que las ciudades tienen que ser más sostenibles y amables para sus habitantes, quiero hacer una ciudad con aceras más anchas, más zonas verdes y mejores espacios para el disfrute. Donde puedan convivir peatón y vehículo, primando siempre a las personas.

P.- Con el Metro, el PTS y el Centro Comercial Nevada, ¿qué le queda a Armilla?

R.- Ser una ciudad de más y mejores servicios. Una ciudad que ofrezca, sobre todo, calidad de vida y que los ciudadanos de otros municipios quieran venir a Armilla porque te ofrece tal abanico de servicios, que es una ciudad donde se quiere vivir.

P.- ¿Y hacia dónde camina su futuro político?

R.- Ahora mismo, estoy totalmente centrada en Armilla y no pienso en nada más. He asumido con mi partido y con los militantes de mi partido, presentarme como candidata a estas elecciones con un compromiso exclusivo, que es el que ofrezco a mis ciudadanos. No me verán en futuras listas al Parlamento andaluz, ni al Congreso de los Diputados porque mi único compromiso es Armilla.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=137094