martes 22 octubre
La Capital  |   | Redacción AG

"Ojalá sean capaces de reaccionar y hacer un cambio"

Comerciantes de la acera del Darro piden, junto al PSOE, que no se modifiquen las dos paradas de este eje con la entrada de la LAC

Una de las paradas que será sustituida. Foto: Álex Cámara

Una de las paradas que será sustituida. Foto: Álex Cámara

Comerciantes de la acera del Darro de Granada han pedido este viernes al Gobierno local en el Ayuntamiento de Granada que recapacite y no modifique las paradas ubicadas en este punto de la ciudad con la entrada en vigor del nuevo sistema de transporte público y la Línea de Alta Capacidad.

Así lo ha indicado a los periodistas Fernando Mariscal, propietario de una de las empresas ubicada junto a la parada de autobús de la acera del Darro dirección Reyes Católicos, que ha calificado como "gran problema" que la gente deje de acudir a su establecimiento, lo que hará que les cueste "sobrevivir".

Por ello ha instado al consistorio a que sea capaz de reaccionar y hacer un cambio "antes de seguir haciendo un gasto inútil".

En la misma línea se ha pronunciado Yolanda Palma, propietaria de una tienda de complementos que ha dicho "no saber" cómo no han contado con ellos para llevar a cabo la LAC cuando Granada "se caracteriza por su pequeña y mediana empresa".

"Estamos luchando por los puestos de trabajo", ha dicho Palma, que también ha recordado que en su negocio, por ejemplo, hay en juego tres puestos de trabajo que afectan a tres familias.

Los concejales del PSOE se han reunido esta mañana con los comerciantes del centro afectados por la desaparición de las paradas de autobús de Acera del Darro. La edil Raquel Ruz ha resaltado que decenas de puestos de trabajo están en peligro y se ha referido a la “miopía de los populares incapaces de comprender que esta ciudad vive del pequeño comercio y de los pequeños empresarios, que a su vez se nutren de los flujos de clientes que generan estas paradas de autobús”.

La edil ha incidido en que “sorprende que el alcalde, José Torres Hurtado, haya decidido gastar millones de euros de todos los granadinos en obras para trasladar paradas de un sitio a otro que solo van a provocar el cierre del negocios y la pérdida de puestos de trabajo”. Así, ha añadido que “nadie entiende que en estos momentos estén quitando árboles y metiendo la maquinaria frente al teatro Isabel La Católica para construir una nueva parada a doscientos metros de la actual, donde se ha ido formando un gran núcleo comercial durante los últimos 20 años, que ahora está en peligro”.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería