miércoles 20 noviembre
LA CRÓNICA HORIZONTAL  |   | Luis F. Ruiz (Enviado Especial a Madrid)

Otra forma de digerir un plato de mal gusto

La cuarta derrota del Granada CF sabe como un mazazo al producirse a dos minutos del final · Rui Silva demuestra que hay recambio natural para el portero titular · La vida sigue y el Almería, con Alcaraz, ya aguarda

Rui Silva debutó como portero titular en Liga con el Granada CF ante la baja de Javi Varas. Foto: La Liga 1|2|3

Hay derrotas que saben de una manera distinta a otra. Todo depende del prisma con el que se analicen los partidos que se pierden. Así, esta temporada, el Granada CF ha masticado distintas formas de perder los partidos.

Ante el Valladolid o el Nastic de Tarragona el equipo de José Luis Oltra mordió el anzuelo de la forma más dolorosa. Sin ideas, incapaz de meterse en el partido y, lo que fue entonces peor, haciéndolo con una imagen más que criticable.

La tercera derrota de la temporada ante el Sevilla Atlético, entonces colista de la competición, es considerada en el entorno del club como un accidente y no se le da validez por el escaso daño moral que causó en la plantilla.

La cuarta, la de Vallecas, puede estar en ese cajón de derrotas que no se merecen, pues el Granada CF pudo perder, como lo hizo, pero también ganar merced a sus ocasiones. Al final una jugada aislada le evitó llevarse un punto en la maleta.

Hay portero

Tampoco mereció Rui Silva llevarse un gol imposible de parar en su mochila. El joven guardameta portugués gozó de la confianza de Oltra ante la baja inesperada de Javi Varas y estuvo muy a la altura.

Aunque nervioso por momentos, el zaguero fue capaz de frenar el poderío ofensivo del Rayo Vallecano de todas las maneras posibles, principalmente en la recta final. Demostró que si el señor Adams le hubiera dado minutos, quizás otro gallo hubiera cantado en la recta final el año pasado.

La vida sigue

Lo que hay que tener claro es que el Granada CF no era el no va más hace una semana cuando le venció al Huesca, que sigue líder, ni la locura debe instalarse en el equipo cuando las cosas no salen.

Siempre hay un término medio en el que el Granada CF apunta alto, mirando más arriba que hacía otra parte. Y con esa sensación hay que quedarse. Y que la Liga es larga y la lucha sigue intacta. Se vea por donde se quiera ver.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Diseño Web La Sastrería