sábado 31 julio
Área Metropolitana  |   | Redacción aG

Picaduras de abeja para curar enfermedades en Cúllar Vega

Un emprendedor pone en marcha una clínica de apiterapia, donde emplea el veneno de estos insectos para tratar el dolor, la inflamación y enfermedades autoinmunes

La picadura se coloca sobre la piel del paciente. Foto: aG

La picadura se coloca sobre la piel del paciente. Foto: aG

Un emprendedor de Cúllar Vega ha puesto en marcha la una clínica de apiterapia en la que se realiza un uso terapéutico del veneno de abeja para tratar el dolor, la inflamación y enfermedades autoinmunes.

Sergio Guerrero, de 41 años y vecino de la localidad metropolitana, es apicultor y abrió hace solo unos meses en Cúllar Vega una clínica que, bajo el nombre 'La Colmena Sanadora', emplea con sus pacientes el veneno de las abejas para tratar afecciones relacionadas con el dolor y la inflamación (desde hernias hasta artrosis o artritis, pasando por depresión o migraña) y enfermedades autoinmunes (como la fibromialgia o la esclerosis múltiple).

En menos de siete meses, este empresario cullero ha abierto otras cuatro clínicas más en Jaén, Málaga, Almería y Loja (esta última lo hará en solo unos días), convirtiendo a su empresa en la que supone la primera franquicia de apiterapia de toda España. Además, tiene previsto seguir creciendo con nuevas aperturas en Córdoba y Murcia.

Sergio Guerrero en su clínica. Foto: aG

Sergio Guerrero en su clínica. Foto: aG

El secreto está en la melitina

El secreto de las propiedades curativas del veneno de abeja está en el poder inmunocorrector de la melitina, uno de los 40 elementos biológicamente activos que componen la apitoxina o veneno de abeja. Para poder aplicarlo, Sergio Guerrero se formó en la Escuela Internacional de Apiterapia Bee Natura, en Chile, la más prestigiosa que existe a nivel mundial.

“La idea de emplear la apitoxina para calmar el dolor me vino porque padecí el síndrome del túnel carpiano, y fue lo que me llevó a informarme sobre los beneficios de la apiterapia y a formarme para poder aplicarla”, explica este cullero.

En las sesiones de apiterapia, Guerrero coge las abejas con unas pinzas, y las coloca sobre la piel del paciente en la zona que se quiere tratar para que le pique e inyecte su veneno. “Son necesarias un mínimo de ocho sesiones, una vez a la semana, para notar los beneficios de la apitoxina”, señala el propietario de esta empresa.

El alcalde de Cúllar Vega, Jorge Sánchez Cabrera, destaca “el excelente trabajo que está llevando este joven emprendedor cullero, que supone un verdadero espejo en el que mirarnos y un ejemplo de cómo es posible crear empleo e innovar a la vez que ayudamos a muchos pacientes con problemas de dolor”.

Publicidad

Comentarios

  1. Fernando dice:

    Realmente me interesa tener más información del este tema y de otras avispa.Vivo en miraflores Chaco.En la puerta del impenetrable.Seria bueno armar un lindo proyecto para nuestra gente del lugar.

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería