jueves 7 julio
Área Metropolitana  |   | Redacción aG

Piden a la Junta que incluya la plantación de chopos en la estrategia contra la contaminación en Granada

El proyecto europeo por la recuperación de las alamedas en la Vega quiere presentar sus propuestas ante el grupo de trabajo formado por las administraciones

Chopos en la provincia de Granada. Foto: LIFE

El proyecto LIFE Wood for Future pedirá a la Junta de Andalucía que incluya la plantación de choperas en la Vega de Granada como parte de su estrategia contra la contaminación del aire en el Área Metropolitana de Granada.

Los chopos, una especie de rápido crecimiento, absorben gran cantidad de CO2, gases y partículas contaminantes procedentes del tráfico urbano, por lo que fomentar su cultivo sería una medida "rápida y eficaz para reducir la polución ambiental", que se complementaría perfectamente con políticas de movilidad sostenible como el impulso al transporte público, según han indicado en un comunicado.

El proyecto liderado por la Universidad de Granada y la Diputación Provincial solicitará a las Consejerías de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio participar en el grupo de trabajo formado por las Administraciones junto a 22 ayuntamientos del Área Metropolitana para presentar sus propuestas, según ha señalado el catedrático de Física Aplicada de la UGR y coordinador del proyecto Antolino Gallego.

Las titulares de ambas consejerías, Carmen Crespo y Marifrán Carazo, avanzaron en noviembre y reiteraron la semana pasada en el Parlamento la inversión de diez millones de euros en la puesta en marcha de un plan de calidad del aire para el Cinturón de Granada.

Calidad del aire

Granada es la segunda ciudad con peor calidad del aire de España, según el Observatorio de la Sostenibilidad. Los investigadores y técnicos de LIFE Wood for Future creen que la recuperación de las alamedas, junto a medidas a favor de la movilidad sostenible, podrían "revertir radicalmente esa situación". En la provincia llegó a haber 12.000 hectáreas de choperas a principios de este siglo y hoy solo quedan unas 3.000, pero hay potencial para unas 30.000, según la Comisión Nacional del Chopo.

Debido al rápido crecimiento de esta especie, las choperas tienen una gran capacidad de eliminar CO2 de la atmósfera y actúan como "eficaces ‘pulmones verdes’". “La fijación de carbono en una hectárea de chopera es de al menos diez toneladas al año, hasta 30 veces más de lo que almacenan los cultivos herbáceos por los que a menudo han sido sustituidas, como el espárrago”, ha señalado el profesor de la UGR e investigador de LIFE Enrique Pérez.

Este docente de Física del Medio Ambiente ha destacado que los chopos absorben diversos gases contaminantes, como dióxido de nitrógeno, amoniaco, dióxido de azufre y ozono, así como partículas procedentes del tráfico y las calderas de calefacción, que atrapan en las hojas y la corteza.

Según sus cálculos, en 2002 la provincia contaba con 12.000 hectáreas que consumían las emisiones de 384.000 vehículos y proporcionaban oxígeno para 1,7 millones de habitantes. Sin embargo, la superficie actual de choperas se ha reducido en un 75%, provocando una reducción de similar magnitud en su poder absorbente de contaminantes. Una de las actuaciones previstas es instalar estaciones de calidad de aire dentro y fuera de las choperas de la Vega para cuantificar esa acción filtrante.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand