viernes 3 julio
SEMANA SANTA 2018 | SÁBADO SANTO | LA CRÓNICA  |   | Luis F. Ruiz | Fotos: Guillermo L. González

Puerta mágica hacia la Gloria

Santa María de la Alhambra protagoniza un Sábado Santo repleto en las calles y como una de las hermandades más singulares de la pasión granadina · Los enclaves en el recorrido, una cita obligada año a año

La imagen de Santa María de la Alhambra al atravesar la Puerta del Vino. Foto: Guillermo L. González

Puede haber siete noches en la Semana Santa de Granada. Siete veladas en las que cada una tiene su sentido y su singularidad, pero ninguna tan mágica como la que aporta Santa María de la Alhambra cuando ha atravesado a Puerta del Perdón.

La hermandad alhambreña protagonizó uno de los Sábado Santo más multitudinarios que se recuerdan en Granada. Las ganas de ver pasos y de disfrutar hasta la última gota de esta Semana Santa ya empezó a quedar demostrado desde el Miércoles Santo y en el penúltimo día se corroboró.

Bien temprano se empezaban a agolpar los invitados por la hermandad a su salida en las inmediaciones del templo levantado junto al Palacio de Carlos V, donde la llegada de hermanos fue constante para conformar uno de los cortejos más extensos de la Semana Santa granadina.

Para muestra, un botón. En el interior de la Santa Iglesia Catedral no caben todos los nazarenos, camareras y acompañamiento que quiere ir con la Virgen de las Angustias situada en la parte alta de la ciudad.

Abriendo calle la Banda de Cornetas y Tambores de Jesús de las Tres Caídas, por delante de una cruz guía singular, como la propia hermandad, y que reflejan una de las cofradías que no hay que perderse en la pasión granadina.

Conducidos con cariño y afecto por José Carvajal Linares, los costaleros fueron poco a poco sorteando los arcos del monumento nazarí, que ni mucho menos se pensó para la salida de Santa María de la Alhambra, pero que, sin embargo, pareciera estar pensado para ella.

La Hermandad a su llegada a Tribuna Oficial. Foto: Guillermo L. González

El primer dintel en atravesar fue en su propia sede canónica, después llegó la Puerta del Vino y tras ella la Puerta de la Justicia. Es una pena que sólo unos elegidos puedan contemplar ese momento único de la pasión granadina. El espacio no da para más.

En forma de zig zag el paso plateado fue sorteando las paredes de una puerta que fue ideada únicamente para defender La Roja y que sin embargo aporta una belleza y un toque inigualable en todo el mundo de la Semana Santa granadina. Sin rozar un centímetro ninguna de las paredes los costaleros la llevaron al exterior, donde una gran petalá le esperaba antes de seguir su descenso.

La Alhambra bajó definitivamente a Granada cuando atravesó el Arco de las Granadas, último punto antes de reencontrarse con el gentío que la esperaba en todos los rincones por los que iba a discurrir. La hermandad se topó con un río de personas esperando su paso.

Y fue ganando calle y dejando momentos inolvidables para los presentes en cada lugar, hasta que la noche se hizo magia para comenzar el ascenso a la colina donde permanece el resto del año y donde espera la Gloria un año más. Granada lo merece y La Alhambra contribuye a conseguirlo.

Toda la información, en el especial Semana Santa de ahoraGranada

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Te puede interesar

Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada6Años
#AHORAGRANADA6AÑOS

Seis años de historias que ya son historia

'ahoraGranada' cumple su sexto aniversario con la misma implicación del primer día en llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Diseño Web La Sastrería