miércoles 20 noviembre
VALLADOLID - GRANADA CF | LA CRÓNICA  |   |

Punto y seguido a domicilio

El Granada CF saca un valioso empate de su visita a Valladolid, que se adelantó en el marcador a los doce minutos · La falta de rodaje del fondo de armario condicionó el inicio, aunque los de Martínez reaccionaron

Carlos Fernández celebra el empate del Granada CF ante el Valladolid. Foto: La Liga

El Granada CF ha cosechado este martes un valioso punto en su duelo ante el Real Valladolid después de haber comenzado perdiendo y lograr un empate al filo del descanso, en un duelo marcado por los cambios que introdujo el técnico gallego.

Diego Martínez comenzó el partido con hasta cinco cambios respecto al partido ante el Barcelona, de modo que Martínez acompañó a Domingos Duarte en el centro de la defensa; Gonalons a Montoro en el centro del campo y Carlos Fernández de enganche de Adrián Ramos. Vadillo además jugó en la banda por Machis.

Quizás por falta de rodaje o bien porque le costó entrar al partido, pero al Granada CF se le hizo muy cuesta arriba el arranque del partido, propiciado también por el inicio del Real Valladolid, que aun sin generar peligro sobre Rui Silva sí tenía la pelota y mostraba claramente sus intenciones.

Tanto fue así que a los 12 minutos, después de varias imprecisiones en la defensa rojiblanca el balón cayó en las botas de Tony Villa, que se fue a la línea de fondo para arrastrar consigo a varios defensas y dejar libre de marca a Óscar Plano, que logró meterla al fondo de la red.

A partir del gol al Granada CF le siguió costando trenzar varios pases seguidos, fundamentalmente motivado por la presión del Valladolid y la falta de rodaje entre jugadores. Los de Sergio González también cortaron los ataques cuando lo necesitaron.

Sin embargo fue a la media hora de partido cuando el Granada CF entró al terreno de juego de forma definitiva y dio un pase adelante. Las continuas combinaciones de bandas entre Puertas y Vadillo dislocaron al Valladolid, hasta que el de Benahadux tomó el protagonismo.

Entonces a falta de dos minutos para el descanso cogió la pelota en tres cuartos de campo del Valladolid, yéndose de hasta tres futbolistas rivales y dejándola abriendo a la derecha para Víctor Díaz. El sevillano centró a media altura para que Carlos Fernández la empujara no sin emoción al fondo de la red de Jordi Masip, cuya estirada fue insuficiente.

Segunda parte anestesiada

El segundo tiempo fue mucho más anestesiado para los dos equipos, en el que el Valladolid trató de imprimirle mucha más velocidad y tratar de generar algo de peligro, como con un disparo de Toni Villa que se fue fuera.

Machis fue el encargado de llevar algo de peligro en la segunda parte a los rojiblancos, con un disparo a media altura que rechazó Masip sin problema. También tuvo que esmerarse el meta con un disparo de Montoro lejano.

A falta de 25 minutos para llegar al final del partido, Sandro fue el que puso en apuros a Rui Silva, unos minutos antes llegó la acción que pudo cambiar el partido definitivamente.

A los 72 minutos Ángel Montoro golpeó una falta en la frontal envenenada para tratar de sorprender a Masip, el rechace cayó en las botas de Yangel Herrera que remató al fondo de la red. Sin embargo la jugada quedó invalidada porque Domingos Duarte estaba entorpeciendo la visión del meta.

A raíz del gol el Valladolid y el Granada CF casi que dimitieron del partido y dieron por bueno el empate que vuelve a dejar un ratito líder a los rojiblancos.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Diseño Web La Sastrería