sábado 23 noviembre
Magazín  |   | Redacción aG

Regresa la Compañía Nacional de Danza con 'Carmen'

Se trata de una sugerente y sensual coreografía de Johan Inger en el Teatro del Generalife

La Compañía Nacional de Danza, capitaneada por José Carlos Martínez, presenta en el Teatro del Generalife de Granada 'Carmen', uno de sus últimos montajes que ha obtenido grandes alabanzas de crítica y público.

No en vano, esta compañía aúna esfuerzo y creatividad al más alto nivel en cada uno de sus espectáculos. Basado en la ópera de Bizet, una de las más bellas visiones francesas hacia la España decimonónica, Rodion Shchedrin adapta para ballet la música de Carmen, la cigarrera de Sevilla, puesta ahora en escena con una sugerente y sensual coreografía de Johan Inger. El coreógrafo sueco ha querido aportar algo nuevo, por lo que nos propone una revisión de Carmen centrada en el tema de la violencia vista por un niño, que será testigo inocente de toda la trama.

Cuando Johan Inger recibió el encargo de la CND, de montar una nueva versión de Carmen, siendo él sueco y Carmen una obra con un marcado carácter español, se encontró ante un enorme reto, pero también una gran oportunidad. Su aproximación a este mito universal tendría que aportar algo nuevo.

Para ello, Inger decidió centrarse en el tema de la violencia, aproximándose a ella a través de una mirada pura y no contaminada… la de un niño. Partiendo de este enfoque, Inger crea un personaje, que propicia que seamos testigos de todo lo que pasa, a través de sus ojos inocentes, a la vez que contemplamos su propia transformación. El coreógrafo ha sido galardonado con el Benois de la Danse 2016 por la coreografía Carmen, cuyo estreno fue en 2015.

“Hay en este personaje un cierto misterio, podría ser un niño cualquiera, podría ser el Don José de niño, podría ser la joven Michaela, o el hijo nonato de Carmen y José. Incluso podríamos ser nosotros, con nuestra primitiva bondad herida por una experiencia con la violencia que, aunque breve, hubiera influido negativamente en nuestras vidas y en nuestra capacidad de relacionarnos con los demás para siempre”, comenta el coreógrafo Inger.

Nacido en Estocolmo, Suecia (1967), Inger completa su formación de danza en la Royal Swedish Ballet School y la National Ballet School (Canadá). Desde 1985 hasta 1990 baila en el Royal Swedish Ballet, el último año como Solista. Fascinado por el trabajo de Kylián, Inger tuvo claro que el siguiente paso en su carrera de bailarín tendría que ser hacia el Nederlands Dans Theater. En 1990 ingresa en el NDT y pronto se convierte en uno de los bailarines con más carácter y carisma de la Compañía.

· Más noticias sobre cultura

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Diseño Web La Sastrería