lunes 23 mayo
SUCESOS  |   | Redacción aG

Rescatan a un matrimonio y sus tres hijos al quedar enriscados en el barranco de San Juan de Sierra Nevada

La mujer se había caído y se había roto la clavícula, pero además sufría una fuerte hipotermia

El rescate comenzó a las 17.00 horas y finalizó a las 22.45 horas. Foto: Guardia Civil

La Guardia Civil ha recatado a un matrimonio, un hombre de 57 años y una mujer de 53, y a tres de sus hijos de entre 11 y 21 años, de nacionalidad inglesa, que se habían quedado enriscados en el barranco de San Juan de Sierra Nevada después de que la madre sufriera una caída y se rompiera la clavícula.

Según ha informado el Instituto Armado en una nota de prensa, cuando los especialistas del Servicio de Montaña de la Guardia Civil llegaron hasta las víctimas comprobaron que la mujer tenía golpes y laceraciones sangrantes en la pierna izquierda y que se quejaba de un fuerte dolor en el hombro izquierdo; pero sobre todo presentaba una severa hipotermia porque llevaba horas en la nieve en pantalón corto, así que tras inmovilizarla y moverla hasta la camilla de rescate, la prioridad de los agentes fue intentar que entrara en calor con ropa de abrigo y bebida caliente.

El rescate comenzó a las 16.45 horas del 29 de diciembre, justo después de que el Servicio de Emergencias 112 de la Junta de Andalucía alertase a la Guardia Civil sobre una persona que se había despeñado por un barranco en Sierra Nevada.

La Guardia Civil se puso en contacto con la persona que había pasado el aviso y averiguó que se trataba de una familia de nacionalidad inglesa que estaba enriscada en el barranco San Juan de Sierra Nevada. La madre había sufrido una caída en el fondo del barranco y no podía moverse y junto a ella había cuatro personas más, el padre y tres hijos niños de corta edad, que tampoco podían moverse porque no tenían material adecuado, ni nivel técnico ni físico suficiente para ascender por la fuerte pendiente de nieve helada.

Cuatro especialistas del Servicio de Montaña de la Guardia Civil de Granada se dirigieron al lugar en un vehículo patrulla al no poder realizar el rescate en helicóptero por la falta de luz. Al llegar al lugar los agentes comprobaron que el grupo de personas al que tenían que rescatar estaban al fondo del valle San Juan, a unos 500 metros de la carretera.

Los agentes bajaron hasta ellos, prepararon a la herida para la evacuación en camilla y repartieron ropa de abrigo, bebida caliente, crampones y piolet al padre y a los tres niños, a los que, además, anclaron a una cuerda de seguridad para que, auxiliados por un especialista, pudieran subir la pendiente helada.

El izado de la camilla hasta la ambulancia fue un duro trabajo en el que participaron los otros tres especialistas y se hizo mediante diez maniobras de contrapeso desmultiplicado por una polea. Los agentes consiguieron llegar con la herida y el resto de la familia hasta la ambulancia a las 22:45 horas. No solo la madre tuvo que ser asistida por los servicios médicos, el resto de la familia también requirió atención sanitaria por hipotermia. Ninguno de ellos llevaba ni ropa ni calzado adecuado para la actividad que estaban realizando.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand