lunes 30 enero
GRANADA CF | ENTREVISTA | MARTÍNEZ  |   |

"Si algo me da confianza es que podemos disputar los tres puntos en cada partido"

José Antonio Martínez cree que los méritos de los buenos datos de la zaga del Granada CF no solo dependen de los defensas · "Cuando llegue el final se tendrá que ver", dice sobre los objetivos

José Antonio Martínez es uno de los jugadores más altos de este Granada CF. Foto: Luis F. Ruiz

No fue un verano fácil para uno de los pilares de este Granada CF en la defensa. José Antonio Martínez se ha ganado la titularidad a pulso y aunque conociera previamente a Diego Martínez de su pasado sevillista asegura que siempre tiene la duda cada fin de semana de si estará en el 'once'. Admira el Albaicín, por cuyas calles afirma que se pierde cuando puede con su mascota, 'J' y sobre todo define su estancia en Granada en una sola palabra: la felicidad.

Pregunta.- ¿Cómo fue el primer día con Diego Martínez en el Sevilla Atlético?

Respuesta.- Sonaron muchos nombres para entrenar el filial, incluso Agustín López del División de Honor, pero yo no conocía al míster, no conocía a Diego Martínez, que trabajaba con Emery en el primer equipo, no sabía ni su pasado ni nada. Sí me acuerdo que desde el primer momento era súper exigente, era un ambiente distinto. Cuando llegó pensé que íbamos a tener que sudar mucho, lo recuerdo desde el primer día, la exigencia que tiene con él mismo.

P.- A partir de su primer encuentro con Diego Martínez, ¿hay otro José Antonio Martínez?

R.- Llegar al Sevilla Atlético cambió mi planteamiento respecto al fútbol, antes había estado centrado más en los estudios. El simple hecho de llegar al club estaba con los cinco sentidos puestos en el fútbol. El tener una persona que intenta controlar tantas cosas multiplica por cinco esas sensaciones. Cambié totalmente porque Diego va mucho al detalle y es un cambio muy gordo, pues le prestas atención a cosas que ni siquiera te habías planteado.

P.- ¿Qué estudiaba?

R.- Ciencias de Actividad Física y el Deporte. Me queda un poco, el trabajo fin de grado, las prácticas y una optativa que es práctica, a la que no puedo asistir.

P.- ¿Y Diego no le ha tirado de las orejas?

R.- No he hablado mucho con él (sonríe). Intento acabarla, el año pasado saqué la última obligatoria de tercero. El año pasado era complicado con el traslado de expediente a Barcelona y decidí que ya la terminaré en Sevilla. Ya habrá tiempo. Ahora mismo, aunque estoy matriculado, me es imposible.

P.- De los tres años que ha estado con Diego, ¿qué ha sido lo que más grabado se le ha quedado?

R.- El hábito del trabajo. Estar pendiente de los detalles, no puedes controlar un rebote o un rechace, pero sí si estás bien perfilado o si has controlado tu marca. Son pequeños detalles que muchas veces pasan desapercibidos para la mayoría. Todo tiene un por qué, todo tiene su sentido, cada detalle es importante y el día a día trabajarlo es lo que intentamos desde siempre. Lo que me mantuvo jugando fueron esos detalles, que pasan desapercibidos para los demás pero no para el entrenador, que los entrena y le presta mucha atención. Eso es suyo y del cuerpo técnico.

P.- De lo que se pueda contar, en verano, ¿quién llama antes, su agente o Diego Martínez?

R.- El agente. Por lo que yo sé el míster no se mete en historias de este tipo. Creo que no intenta mediar porque él sabía que me atrae mucho trabajar con él. Mi agente me dijo que el Granada CF estaba muy interesado y yo dije que me venía para acá. Luego sí llamó Diego Martínez, lo que me sorprendió, pues no suelo tener mucha relación directa con el entrenador. Me hizo ilusión. Él era consciente de que yo iba a aceptar esa posibilidad.

P.- ¿Él le comenta hacia dónde se quiere llevar al Granada CF y la idea de proyecto?

R.- Claro. Si quieres convencer a un jugador es hablarle con claridad. Y el tema es que él sabía que lo que me atrae es el trabajo del día a día y es lo que me dijo. Además me destacó el grupo que se haría en lo personal. Que el vestuario sería muy sano y que contaba conmigo para eso. Que el clima de trabajo sería el que conocía y a partir de ahí íbamos a competir.

P.- ¿Ahí surge el ‘pasito a pasito’?

R.- Después de un año tan complicado como el año pasado, tanto para él como para el Granada CF, con un proyecto ambicioso; se había metido en este tipo de proyectos. Supongo que eso te hace ser más cauto y realista. En filial lo que he vivido con él es que no importa todo lo que rodee o las circunstancias, lo que importa son los tres puntos, pues valen lo mismo los de la primera como los de la última jornada. No ha cambiado mucho en esas cosas. Te lleva a una idea de que hay que olvidarse de los demás, de los partidos, la clasificación… Si lo usas para que te sume, bien; pero si lo canalizas de manera negativa es un lastre para el partido. Todo lo que sea que no puedas controlar no viene bien a la cabeza. Es lo más lógico.

P.- ¿Cómo se encuentra en Granada?

R.- Muy bien, muy feliz. Llevaba dos años lejos de mi familia y mis amigos y demás. Cuando sales lejos de tu tierra parece que no pero la echas de menos. Se nota una barbaridad. A parte el equipo es una pasada venir a diario aquí, vienes súper ilusionado, todo es de crecimiento y de mejora. Yo odio mucho la rutina y que sea todo muy parecido, y esto es lo mejor que me ha podido pasar. También es cierto que estoy jugando, pero cuando no estaba jugando estaba igual de feliz. Recuerdo que cuando llegué mis amigos me lo decían y yo les respondía que estaba de lujo, salvo por no jugar.

P.- Ser titular, ¿se hace con el tiempo o está preestablecido previamente porque se conoce al entrenador?

R.- Qué va. En todos los sitios que he estado he tenido la suerte de que los entrenadores han estado premiando siempre a todo el mundo por el trabajo. Cuando tú trabajas bien, cuando te implicas, al final estás generando una energía positiva que todo lleva a que de una manera u otra tengan que ir bien. De momento todavía no me ha tocado estar trabajando bien y quedarte sin jugar. Nadie regala nada. Aquí hay un campo con 22 tíos y eso le pinta la cara a todo el que se meta ahí dentro. Con rendimiento es como se ganan las titularidades o no.

Cuando llega el fin de semana siempre surge la duda. Si sigues en una línea buena y no te distraes, el trabajo te pone donde tienes que estar. Yo lo espero así, que no esté premeditado. Yo vivo cada semana diciendo que espero seguir de titular, porque no lo tengo claro, quizás pueda ser ‘falsa humildad’, pero yo lo siento así, aunque mi padre o mi gente me diga lo contrario. Vivo al límite, aunque parezca que estamos tranquilos, pero no lo siento para nada así.

José Antonio Martínez, en un momento de la entrevista con ahoraGranada. Foto: L. F. R.

P.- No solo no es premeditado, sino que además no es casualidad. Diego no ha tocado el centro de la defensa si no le ha quedado más remedio.

R.- Ha sido también el bloque. Que todo el mundo esté implicado en defensa. Si estamos bien en esta parcela los defensas son los más beneficiados. Pero yo tengo que destacar que todo el mundo está muy implicado en tareas defensivas, como una salida de balón del rival, los beneficios son nuestros pero la decisión quizás ha sido del delantero para apretar. Que estemos teniendo esa continuidad, pero siempre estamos viviendo situaciones al límite dentro del área eso da mucha confianza.

P.- ¿Qué ha sido lo más fácil estas 31 jornadas?

R.- Adaptarse al estilo de juego del equipo. Creo que el aficionado viene a vernos sabe cómo va a funcionar y cómo se va a mover y por dónde se va a intentar sacar el partido. El adaptarme a esa idea, cuando llegué no había coincidido con ninguno. El adaptarse al sistema ha sido lo más fácil, el resto muy difícil.

P.- De las once jornadas que quedan, ¿qué va a ser lo más difícil?

R.- Viendo el último partido ya se puede imaginar. Va a costar un mundo conseguir los tres puntos en cada partido. Aunque si algo me da confianza es que vamos a poder disputarlos en cada partido. Esa confianza en que puedes ganar el partido al rival que sea sabes que tendrás opciones de ganar el partido. Sinceramente soy muy optimista para el partido siguiente.

 Ahora nos hemos enfrentado a un grandísimo rival, llevamos tiempo jugándoles de tú a tú a todos los equipos. Qué dificultad más vamos a tener. Estamos viviendo siempre al límite con equipos que vienen a jugar el ‘partido del año’ contra nosotros. La exigencia de enfrentarte cada fin de semana a la mejor versión de cada equipo, a mí me da mucha confianza ver cómo competimos hasta el final todos los partidos.

P.- En la plantilla rojiblanca, en el camino que se hace, ¿no se puede hablar de ascenso?

R.- No es que no se pueda hablar, es la idea que he comentado, de estar siempre en disposición de competir los tres puntos. Cuando llegue el final se tendrá que ver. El clima es de mejora y de crecer. Quiero ser el mejor futbolista que pueda llegar a ser nunca. Eso me lo va a dar el competir esta semana a mi mejor nivel. Tengo en la cabeza eso, antes que un objetivo que puedo tener a dos meses.

A mí no me mueve un objetivo que tengo tan lejos, sino un objetivo al alcance de la mano. A mí me gusta más este paso. Quizás hay un clima de que no se mira nada de la clasificación, pero lo que siempre se me ha quedado es el clima de conseguir. No nos podemos salir del día a día. Cómo alguien que está pendiente del detalle se va a fijar tan lejos. Sería como vender humo a nosotros.

P.- Dentro de ese discurso, ¿lo que se dice de puertas afuera también se utiliza dentro?

R.- Siempre hay algo que se comenta, si alguno dice algún dato está presente; pero estamos más en el día a día sin desviarnos. En mi caso y creo que el de muchos compañeros creo que sí. Los que hablamos lo hacemos para analizar cómo son los rivales y si perdieron o ganaron y cómo lo han hecho. A mí me gustan ese tipo de conversaciones. Si lo que quieres es crecer y miras en esos detalles, es otra batalla. Mi lucha va ahora mismo por otro lado. Quizás el aficionado lo que quiere es escuchar que estamos peleando por estar arriba, pues también, porque una cosa implica a la otra. Si soy el mejor en mi posición pues también repercute.

P.- ¿Qué partido esperáis en Soria?

R.- Un encuentro totalmente distinto al del Rayo Majadahonda y con la intención de aumentar la desconfianza de ellos e intentando sacar lo mejor de nosotros. Seguir siendo regulares en cuanto a competir y un poco en esa línea.

P.- ¿Ha preguntado ya la posibilidad de seguir aquí en Granada?

R.- (Sonríe) En esas cosas no me meto, me lo han preguntado muchas veces. El Eibar es un club que se preocupa mucho por los jugadores que tiene fuera y eso se agradece, pero también es cierto que aquí estoy muy feliz. Ya se verá lo que pasa.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand