sábado 28 mayo
Semana Santa de Granada  |   | Luis F. Ruiz | Fotos: Álex Cámara - Guillemro L. González - José Castro

Sobresalto en el final de un día multitudinario

El Miércoles Santo de Granada provoca la controversia en Los Gitanos, la seriedad de Estudiantes o el marcado protagonismo del Realejo condicionado en sus regresos

Nunca hay un Miércoles Santo igual al anterior, aunque pueda parecer que sí. Las cinco hermandades de esta jornada con la que llega el ecuador de la Semana Santa de Granada tuvieron un sabor agrio por momentos, al verse sorprendidas por la lluvia tanto al inicio del día como al final.

Esto generó situaciones cuando menos controvertidas, sobre todo en la Hermandad de Los Gitanos, la primera cofradía que debía ponerse en las calles de la ciudad con sobresalto del aguacero y momentos de tensión que no deberían tener cabida en una hermandad.

Como estaba marcado en los horarios oficiales, Los Gitanos puso en la calle a su cruz de guía a las 16.45 horas desde el Sagrado Corazón de Jesús en la Gran Vía, pero justo cuando esta había recorrido sus primeros metros la lluvia sorprendió a la hermandad, que tuvo que desandar sus pasos para regresar al templo.

Fue entonces cuando, quizás de forma precipitada, la Junta de Gobierno, al frente de la que hay una gestora, determinó suspender la estación de penitencia sin haber dado un mínimo margen de posible espera ante la opción de que la situación remitiera, como así ocurrió.

El sol reapareció y ello generó la frustración entre los hermanos de Los Gitanos, además de un nerviosismo inusitado y momentos de tensión dentro del tempo, en donde la Junta de Gobierno reconsideró su decisión, ya comunicada oficialmente por Federación de Cofradías, y se puso finalmente en la calle con casi una hora de retraso.

A ritmo algo más acelerado del que gusta disfrutar la hermandad, su discurrir por carrera oficial, siendo la primera del día, condicionó al resto de hermandades del día generando una demora de algunos minutos que se fue recuperando al cabo del día.

Al igual que las otras cuatro hermandades, el momento más difícil se vivió en la Carrera del Darro, cuando la fuerte lluvia les sorprendió y tuvieron que iniciar un regreso a paso mudá. Finalmente en torno a las 03.00 horas ambos pasos ya estaban en las inmediaciones de la Abadía del Sacromonte, con menos jolgorio de la tan deseada vuelta de Los Gitanos a su barrio. [Fotos y vídeo de Los Gitanos]

Solemnidad estudiantil

Llueva o no, hay una hermandad del Miércoles Santo que no suele perder la paciencia ni la calma en jornadas como la vivida este 2022. La cofradía de Los Estudiantes se puso en la calle, aunque tuvo la mejor de las suertes respecto al resto de corporaciones nazarenas.

Por un lado en la salida, donde tuvo que esperar unos minutos para demorar su salida a la Plaza de Derecho. Tras dejar pasar el aguacero se puso en la calle para iniciar su recorrido solemne por el Centro. Por otra parte, en el regreso la lluvia apareció, pero dentro ya estaba el paso de Jesús de la Meditación y la Virgen de los Remedios se dirigía a su templo.

Condiciones a parte, la cofradía volvió a hacer alarde de su solemnidad de su cortejo estudiantil, bien formado y dispuesto a lo largo de toda la carrera oficial, en el que la multitud arropó a las cuadrillas de hombres y mujeres que trabajan bajo ambos pasos. [Fotos y vídeo de Estudiantes]

De la perfección al capote

En la Iglesia Imperial de San Matías, tres años después, volvió la perfección de cómo se debe hacer una salida compleja en la Semana Santa de Granada. La Hermandad de Paciencia y Penas logró sortear una vez más la escalinata, con dificultad pero también con una esquisitez que solo saben darle en esta corporación, casi sin notarlo.

Los dos pasos se pusieron en la calle San Matías para ser la tercera hermandad del Miércoles Santo en Tribuna Oficial, en donde también destacó un cortejo venido a más respecto a hace unos años, consolidando así el trabajo que se hace desde la hermandad.

Menos pasión despertó el momento más difícil de la cofradía, al sorprenderle la lluvia en plena Gran Vía, a medio camino entre la Catedral y su templo, que fue el que finalmente cogió la hermandad. Lo hizo de forma apresurada después de cubrir con un capote Jesús de la Paciencia y con un plástico el valioso manto de la Virgen. El Señor regresó antes a su templo por el camino más corto, rompiendo así el baño que la hermandad tenía previsto darse en su Realejo. [Fotos y vídeo de Paciencia y Penas]

Emoción en Santo Domingo

Con una salve marinero, como manda la tradición, la Hermandad de Tres Caídas y Rosario se puso en la calle con uno de los cortejos más amplios de la Semana Santa de Granada. Su discurrir dejó a centenares de personas en cada rincón de Granada para ver al buque del Realejo.

Cada capataz en la Semana Santa de Granada pone todo lo que tiene, y lo que no, para dar una levantá o animar a sus costaleros. Capítulo a parte merece Miguel Almagro y su "al cielo del Realejo", quien sin saber cómo en un cortejo tan amplio está en el paso del Señor, de nuevo amenazado por el soldado romano; y el palio del Rosario.

A esta cofradía del Realejo la lluvia de la noche le sorprendió ya entrando en Catedral. Entonces la hermandad se echó a un lado en una de las naves para determinar qué hacer con su regreso. Lo hizo después de que el agua amainara, aunque por el camino más corto posible. Le deberá en 2023 un reencuentro con Elvira. Con la noche cayendo, Santo Domingo se quedó pequeña para el regreso de la cofradía, que reunió a una bulla como las de antes. Cualquiera diría que hay una pandemia. [Fotos y vídeo de Tres Caídas y Rosario]

Silente Jesús Nazareno

La última hermandad de la jornada salió desde el Convento de las Carmelitas Descalzas. La Cofradía de Jesús Nazareno y la Virgen de la Merced consiguió pese a la dificultad poner el silencio en el Miércoles Santo de Granada, aunque aún hay quien, incluso en Carrera Oficial, no entiende o no ha querido entender el carácter silente de la hermandad y que los aplausos ni están ni se les espera.

La hermandad se desquitó de la espina que hace tres años le dejó sin estación de penitencia, después de que la lluvia les sorprendiera con la cruz de guía en la calle. La hermandad mostró su nueva bandera concepcionista y el avance de la fase de bordado de las bambalinas de un paso de palio que está quedando para enmarcar.

En Marqués de Gerona se encontraba la hermandad cuando la lluvia apareció. Tuvo que resguardarse en Catedral, sin prisa pero sin pausa, antes de tomar la decisión de continuar hacia su barrio que la esperaba. [Ver fotos y vídeo de Nazareno y Merced]

El Miércoles Santo, más allá del reencuentro con las cinco hermandades y la multitud, deja interrogantes en el aire. Uno de los que más se puede repetir la Granada cofrade es si puede haber una corporación nazarena que vaya al contrario que el resto o, al menos, no en la misma vía que marca la Federación de Cofradías. Quién y por qué lo consiente deberá ser objeto de análisis y, sobre todo, de decisiones, que por duras que sean hace años que deberían haberse tomado.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand