miércoles 1 diciembre
GRANADA CF | ENTREVISTA A LUCAS ALCARAZ  |   | Luis F. Ruiz | Fotos: Álex Cámara

"Tengo el cliché de que mis equipos solo defienden"

El nuevo entrenador del Granada CF, Lucas Alcaraz, afirma que cuando en la jornada siete, en una parte "amable" del calendario, se han hecho dos puntos "debe ser que tampoco el estilo era tan acorde con la plantilla"

Lucas Alcaraz afronta con optimismo su segunda etapa en el Granada CF. Foto: Álex Cámara

Lucas Alcaraz afronta con optimismo su segunda etapa en el Granada CF. Foto: Álex Cámara

Hace solo una semana veía cómo el Granada CF caía derrotado en casa ante el Leganés, quizás sin tener del todo claro que al próximo encuentro le tocaría volver a coger las riendas del equipo por el que sufre, siente y padece como el resto de socios. Lucas Alcaraz recibió el domingo una llamada que le haría vivir con intensidad otra decisión compleja en su carrera. Su tercera etapa en el Granada CF casi que le invita a, como si de un espectáculo circense se tratase, hacer el más difícil todavía. Para la acrobacia y el triple salto mortal parece estar preparado.

Pregunta.- Qué costó más trabajo, ¿irse del Granada CF o volver en estas circunstancias?

Respuesta.- Creo que volver. De alguna manera la anterior etapa, independiemente de cómo fue el final, yo tenía claro de que más de dos temporadas era un periodo que de por sí pensaba que era un momento de interrumpir el ciclo. No me gusta agotarlos. Igual trabajo no es la palabra, pero sí que la reflexión ha sido de muy poco tiempo pero sí bastante intensa. Por mucho que quieras reflexionar hay una parte que no es reflexiva ni argumentada. La reflexión ha estado un poco mediatizada por el aspecto más sentimental, más emotivo. Es una reflexión entre comillas.

P.- ¿Qué Granada CF se ha encontrado?

R.- Creo que es un proyecto muy interesante, con un crecimiento a nivel de infraestructuras y estructural muy grande pero no está funcionando la parte importante del fútbol. Sí que es cierto que en lo demás hay unas perspectivas y la sensación de que el crecimiento va a ser grande, pero en este deporte debe estar acompañado por el cumplimiento de los objetivos.

P.- ¿Ese crecimiento lo ha percibido como socio y aficionado o ahora que está dentro del club?

R.- Quizás desde dentro. Desde fuera no se conocen las instalaciones, qué piensa el club del futuro y ahora tengo algún esbozo. Desde dentro piensas que si lo demás se enmienda es que hay un camino interesante y atractivo, pero hay que empezar por lo otro. Yo más que al proyecto vengo a arreglar lo que por unas y otras circunstancias, sin que sea responsabilidad de nadie individualmente, no está funcionando.

"Más que al proyecto vengo a arreglar lo que por unas y otras circunstancias, sin que sea responsabilidad de nadie individualmente, no está funcionando"

P.- En ese camino de futuro, ¿dónde se ve usted en el Granada CF?

R.- A mi me gustaría que el equipo se mantuviera en Primera División y que la marcha deportiva no interrumpiera todas las intenciones que hay. Porque ahora mismo los proyectos no dejan de ser intenciones.

P.- ¿Ha hablado con Jiang Lizhang, el presidente?

R.- No, lo he hecho con el vicepresidente del club, Kanging Wang.

P.- ¿Y qué le ha dicho?

R.- Lo he visto con una predisposición muy grande a todo lo que podamos necesitar. Es lo que más nos ha transmitido, que todo lo que esté en su mano para enderezar la situación deportiva que se vaya pidiendo.

P.- ¿Ha tirado de algún proverbio chino ante la situación?

R.- No porque hablamos en inglés (risas).

"Esta pelea es una en la que todo el mundo debe tener una mentalidad muy fuerte. No es fácil cuando encaras un año así"

P.- Es inevitable que haya a quien le venga a la cabeza los paralelismos que pueda haber con el Levante que cogió en la campaña 2014/15, ¿qué coincidencias y diferencias percibe usted a su llegada?

R.- La diferencia es que teníamos tres puntos más y se había descontado ya a Madrid y Barcelona, además de ser un equipo con una plantilla más estable respecto al año anterior. Sin entrar a valorar si era de mayor o menor calidad. Llevaban mucho tiempo juntos y el funcionamiento como club estaba más establecido. La similitud es que hay mucho margen de mejora, muchas jornadas y debemos intentar tener la misma mentalidad que en el Levante. Allí no fue fácil. Tuvimos un enero atroz.

P.- De hecho fue colista.

R.- Sí. Entre lesiones, que no firmamos los jugadores hasta el último día, que aun siendo jóvenes y de salarios muy modestos nos ayudaron; fue un mes atroz. Aún así, el resto de los meses lo arreglamos y terminamos enero con 14 puntos y nos sobraron dos partidos. Esta pelea es una en la que todo el mundo debe tener una mentalidad muy fuerte. No es fácil cuando encaras un año así. Es muy difícil que te desahogues cuando has cedido tanto margen, pero si no te das por vencido, eres constante y tenaz lo puedes sacar adelante en cualquier momento.

P.- ¿En qué se puede basar la regularidad que necesita este Granada CF?

R.- Primero tenemos que encontrar una idea colectiva. Creo que aún no ha surgido. El equipo debe tener un funcionamiento reconocible y efectivo. Eso nunca se sabe cuánto va a tardar ni de qué manera. No se sabe ni con qué sistema, ni con qué jugadores ni cuanto vas a tardar, pero por algún lado hay que empezar. Hay que aplicar una idea con variantes, ya que no se puede jugar siempre igual, lo cual no quiere decir que vayas a defender o atacar más. Hay que no renunciar a todas las variantes que existen en el fútbol y todos los argumentos que hay en la plantilla. El reto es conseguir llegar a esa idea.

Por desgracia estas son dos semanas perdidas. Muchas veces se entiende que con el parón se puede entrenar, pero si se hace con 12 jugadores menos mejora algo, pero no es significativo. Cuando vengan todos tendrán que empezar a reaprender otra vez con los que hay. En ese sentido tenemos que acortar los plazos en todo lo que se pueda.

"Primero tenemos que encontrar una idea colectiva. Creo que aún no ha surgido. El equipo debe tener un funcionamiento reconocible y efectivo"

P.- En esa idea colectiva, ¿qué identidad debe tener un equipo que lucha por la permanencia?

R.- La identidad es muy sencilla. Es que todos los jugadores tienen que jugar pensando en el bien colectivo. No nos vale de nada un jugador que sea muy vistoso, que haga dos jugadas en un partido si no nos ayuda a cumplir muchas obligaciones en ataque o defensa que debemos hacer entre todos. Es difícil que con esfuerzos individuales se saquen los partidos adelante.

P.- Uno de los clichés que habrá escuchado estos días es que la plantilla no se hizo para alguien como Lucas Alcaraz, por su estilo de juego, ¿es posible aplicar cualquier estilo con los jugadores que hay?

R.- Sí porque hay muchos y de diferentes tipos. Estamos en la jornada siete y se han hecho dos puntos en una parte amable del calendario, debe ser que tampoco el estilo era tan acorde con la plantilla, no podemos decir que era una plantilla con un estilo cuando tampoco se ha funcionado. Hay muchos jugadores de muchos perfiles, por tanto vamos a ver lo que tardamos en encontrar nuestra idea. Está claro que a día de hoy no se ha encontrado.

P.- Las transiciones son una clave para que el equipo termine de funcionar, aunque por ahora eso no ha cuajado, ¿cómo se intenta que un futbolista cambie el chip en este sentido y haga las cosas de otra manera?

R.- Hay dos claves. Cómo tenemos que usar el balón y cómo cambiamos el chip de tenerlo a perderlo y de no tenerlo a recuperarlo. No es fácil, pero tenemos que desarrollar mecanismos que sean coherentes. Si tenemos el balón es fácil que tengamos problemas para organizarnos cuando se pierda, pero si también renunciamos a tener el balón, no tendremos pausa ni descanso y tampoco encontraremos un funcionamiento armónico.

"Hay muchos jugadores de muchos perfiles, por tanto vamos a ver lo que tardamos en encontrar nuestra idea. Está claro que a día de hoy no se ha encontrado"

P.- ¿Habrá alguna sorpresa en el estilo de Lucas o será plenamente fiel a usted?

R.- No, es que el problema es que cuando llevas 30 años, para no romperse mucho la cabeza la gente te pone un cliché y así no hay que pensar. Lucas Alcaraz ha jugado distinto en Rácing, en el Murcia, en el Xerez, en el Córdoba, el Almería, el Levante, en el Aris, en el primer Granada CF, en el segundo. Pero bueno. Entiendo que es un esfuerzo muy grande que un entrenador que se adapta a muchos estilos intentar definirlo, por lo que es mucho más cómodo ir al cliché. El cliché nace en el Recreativo de Huelva, porque con un equipo que era el cuarto presupuesto de Segunda ascendimos a Primera basándonos en la seguridad defensiva. Pero fue un equipo que jugaba bastante bien. A partir de ahí no ha habido más posibilidad de redefinir el estilo de Lucas Alcaraz.

P.- Precisamente, fue con el Recreativo de Huelva la única vez que ganó en el Calderón, el estadio donde debutará en una semana, ¿cómo lo recuerda?

R.- Nosotros acabábamos de ascender a Segunda División, además el 1 de agosto por un impago del Mérida y el Logroñés, y el Atlético de Madrid acababa de descender con un equipo en el que estaban Fernando Torres, Kiko, Salva Ballesta, Hugo Leal… Era impresionante. Fuimos la segunda jornada, había 40.000 personas en el campo y nosotros entre ese sábado y el domingo anterior habíamos debutado con 14 jugadores en Segunda. Nos adelantamos e hicimos un partido bastante serio y fuimos capaces de ganar contra todo pronóstico.

P.- En nueve partidos contra los colchoneros en Madrid ha perdido cuatro, ha ganado uno y ha empatado cuatro. No está mal para ilusionarse el próximo 15 de octubre…

R.- Creo que eso no es influyente. Lo que haya pasado. Tenemos que pensar en rearmarnos rápido, a ver qué gente cómo vienen de las selecciones, cómo podemos integrarlos. Es una semana de mucha incertidumbre. El ‘virus FIFA’ nos hace tener más incertidumbre aún.

"Ahora mismo hay que recuperar a los jugadores, porque la autoestima la dan los resultados y como no la hay la gente está con poca confianza"

P.- Ha visto los partidos del Granada CF, ¿qué ha podido fallar para que un equipo se encuentre con dos puntos en la jornada siete?

R.- La Primera División es muy exigente. Creo que hacer un análisis de la trayectoria hasta llegar aquí es complicado porque ha habido partidos muy dispares en cuanto a su desarrollo. Y muchas veces no se ha ganado por diversos motivos, no por uno concreto. Ahora mismo hay que recuperar a los jugadores, porque la autoestima la dan los resultados y como no la hay la gente está con poca confianza. Hay que intentar buscar el camino de que se sientan más seguros en el campo y que en todas las actitudes que tengan haya un funcionamiento con cierta armonía.

P.- ¿Los percibe perdidos?

R.- Si no consigues resultados y en la séptima jornada vas con el tercer entrenador es lógico que en determinados momentos la gente vaya un poco desorientada. Es lógico.

P.- ¿Hay jugadores en el centro del campo para que puedan ejercer de organizadores y líderes en esta parcela?

R.- Creo que eso es otro cliché. Es difícil que haya jugadores que organicen a un equipo. Los jugadores deben organizarse a raíz de las responsabilidades de todos. El juego colectivo o combinativo no puede ser responsabilidad de uno. Es como si dices que tienes un volante pero te falta la rueda, te estrellarás igual. Aunque hay jugadores cuyo peso específico se acentúa más en una faceta del juego, todas las facetas del juego dependen de todos los jugadores.

"Damos mucha importancia a decir cosas que a la gente les emocionen o les gusten, aunque esas cosas no sean reales, aunque acentuemos cosas"

P.- Si bien es cierto que en el centro del campo hay hasta nueve jugadores, muchos de ellos más media punta que pivotes, ¿es eso un problema?

R.- Sí es cierto que hay posiciones que quizás tienen mayor número de efectivos que otras, pero lejos de que cada uno piense una plantilla se hace en función de unas circunstancias, sobre todo como cuando se empieza a hacer como aquí, por cambio en la propiedad y el periodo que conlleva de transición; más que pensar en eso hay que pensar cómo somos mejores y en qué situaciones tiene eso.

Alcaraz, en un momento de la entrevista con ahoraGranada. Foto: Álex Cámara

Alcaraz, en un momento de la entrevista con ahoraGranada. Foto: Álex Cámara

P.- Se reencuentra con Barral, que en el Levante consiguió anotar 11 goles, ¿es posible ‘rescatar’ al mejor Barral teniendo en cuenta que aquí aún no ha marcado y le ha podido generar ansiedad?

R.- Pasó también en Valencia. A los delanteros les influye mucho el gol, aunque hagan otro tipo de trabajo y se valora ese tipo de trabajo. Pero tenemos cuatro delanteros y 31 jornadas, creo que ese es el punto de partida. A partir de ahí lo que cada uno sea capaz de hacer y lo que solicite el equipo será lo que marque el destino tanto individual como colectivo.

P.- En una plantilla en la que prima más la juventud que la veteranía, ¿qué papel juegan hombres como Tito, Márquez o Barral, entre otros, en situaciones como esta?

R.- Yo me jugué un ascenso con el Xerez en casa y lo sacaron adelante tres niños. Ocurrió porque lo que es la jerarquía del césped no tiene que ver con los años. Suele pasar que el veterano compite con más tranquilidad o más sentido común, pero eso hay que demostrarlo.

"Lo importante es que al final se consigan los objetivos, lo que pase por medio lo doy por bueno"

P.- Ya va dando poco a poco sus charlas con cada uno, por ejemplo con Boga.

R.- Soy una persona que tiene que dar mucha información táctica porque tengo muchas cosas en la cabeza y soy muy perfeccionista con el rendimiento individual de los jugadores. Soy un poco pesado, dando información sobre todo.

P.- Osea que con el idioma israelí, marroquí, esloveno… No hay problema

R.- Los he tratado con todos. Es la primera vez que el Granada CF tiene 16 nacionalidades. He entrenado en Grecia y he tenido de todo. No sé qué nacionalidades no he tenido. Escandinavos, daneses, belgas, franceses, italianos…

P.- De todas formas para según qué instrucciones no parece que el idioma sea un problema.

R.- No en absoluto. Inglés es el idioma universal y ahí nos entendemos todos.

"Hay que encontrar el valor añadido que hasta ahora no han dado los jugadores, no por actitud ni falta de nada. Intentar mejorar el rendimiento"

P.- Ha dicho en alguna entrevista que debería ser más populista, ¿en Granada funciona el populismo futbolístico?

R.- Igual no es la palabra más acertada. Pero sí que es cierto que últimamente todos los que estamos dentro de esto, jugadores, directivos, consejeros, técnicos incluso periodistas que están en el medio audiovisual; le damos mucha importancia a decir cosas que a la gente les emocionen o les gusten, aunque esas cosas no sean reales, aunque acentuemos cosas. Eso es un poco populismo mediático o llámale como quieras. La sencillez vende muy poco. Particularmente ni sé ni me apetece extralimitarme en lo que es la actuación en sí. Públicamente si te manifiestas con más orden y corrección que de forma tan espontánea… Tampoco voy a ceder en estar diciendo cosas que la gente quiera escuchar para tener mejor imagen. Quiero decir las cosas con corrección, sentido común y la máxima sencillez.

P.- En la etapa anterior, cuando escuchó por vez primera el ‘Lucas vete ya’, ¿cómo le sienta a un granadino y granadinista que le cantaran eso?

R.- Bueno (pausa), en ese momento coincide con los malos momentos y en los malos momentos respetas lo que dice la gente y priorizas en cómo arreglas la situación. Tampoco puedes estar fustigándote en el daño individual cuando realmente tu cometido es que funcione el estilo. Siempre lo he respetado y lo he entendido. Son momentos que la gente está cabreado, si te toca para eso estamos.

P.- Osea que si le toca otra vez, para eso está usted.

R.- Lo importante es que el último día las cosas salgan bien. ¿El trayecto? Eso puede cambiar pero lo importante es que al final se consigan los objetivos, lo que pase por medio lo doy por bueno.

"Inglés es el idioma universal y ahí nos entendemos todos"

P.- En todos estos años de carrera, ¿qué sambenito no hay manera de quitarse de encima?

R.- El cliché que mis equipos solo defienden. Resulta que el 100% de delanteros que han jugado conmigo se han revalorizado en cuanto a goles. Ahí están los casos de El Arabi cuando en el Granada CF era muy discutido, el caso de Barral; Javi Guerrero metió más goles en Primera conmigo, a Raúl Molina lo echó el Leganés y metió 15 goles en Segunda y 11 en Primera; Geijo la primera cifra goleadora que hizo en el Xerez fue conmigo y por eso fue traspasado al Levante; Iván Alonso la mejor cifra hasta el momento la hizo en el Murcia; Pepe Díaz metió 15 goles en el Córdoba cuando nunca había metido; Ulloa metió más de 20 goles y fue traspasado por más de 3 tres millones… Quizás me salte alguno, pero son bastantes.

P.- …Para el cliché de un entrenador que es defensivo

R.- Eso son datos. Están ahí, se pueden mirar.

P.- Usted pese a que tiene currículum no suele tirar de él, aunque podría hacerlo.

R.- Se pierde mucha energía. Da igual. Tu puedes explicar las cosas 50 veces, que la primera crónica que tu equipo no ataca bien o has perdido, sale eso. Recuerdo mi segundo año en el Granada CF, la primera vuelta hubo partidos espectaculares, contra el Sevilla (1-2), contra el Málaga (3-0) y no se destacaba, seguramente con otro entrenador se habría destacado. Por qué, porque somos así y no se puede perder energía.

"Pina y Cordero me han deseado suerte y me han dado la enhorabuena"

P.- ¿Ha hablado con Paco Jémez?

R.- No, como compañero de profesión lo saludo, pero tampoco tenemos relación.

R.- ¿Y consejos de alguien que haya pasado por esta casa y ya no esté?

R.- Sí con muchos. Hay gente que está dentro, pero no puedo romper la intimidad. Toda la gente que trabaja conmigo ya ha estado antes, tengo muy buena relación. Eso siempre te allana el camino, no tienes que iniciar una relación, solo hay que retomar la profesional. He trabajado con toda la gente que está ahora mismo en la casa. Son gente que podemos estar orgullosos. Tenemos a Miguel Ángel Campos y José Alfonso Morcillo que son dos preparadores físicos de lujo, el equipo médico es gente superimplicada, profesionales, capacitados… En ese aspecto estoy muy contento.

P.- De Pina y Cordero, ¿ha llegado algún mensaje?

R.- Sí. Me han deseado suerte y me han dado la enhorabuena, pero yo también lo he hecho cuando consiguen los objetivos y tengo muy buena relación con ellos y siempre les estaré muy agradecidos. Son gente del fútbol y nos conocemos hace 30 años.

"Tenemos que pensar en rearmarnos rápido, a ver qué gente cómo vienen de las selecciones, cómo podemos integrarlos"

P.- Si hubiera que escribir una carta a los Reyes Magos, ¿Aleix Vidal sería un buen regalo para Navidad?

R.- (Sonríe). Han sido días bonitos. Aleix Vidal también, pero porque es una relación personal; pero que te escriban prácticamente todos los jugadores de tu primera temporada en el Granada CF diciéndote que te hagas cargo, incluso muchos en las redes sociales y además jugadores extranjeros como Coeff, al que no había vuelto a ver; eso es muy bonito. Aleix Vidal todo el mundo sabe la relación que tengo con él, pero bueno. Ahora mismo tenemos que buscar aquí un ‘Aleix’, porque cuando llegué al Almería allí no existía. Hay que buscar varios.

P.- ¿Qué más nombres de hombres que usted ha tenido necesita?

R.- Hay que encontrar el valor añadido que hasta ahora no han dado los jugadores, no por actitud ni falta de nada. Intentar mejorar el rendimiento. Seguro que hay jugadores jóvenes que tienen que dar una dimensión que ahora mismo no nos la imaginamos. Estoy convencido de que algunos, si somos capaces de ensamblar y conseguir resultados, el rendimiento de algunos nos va a sorprender.

P.- Como socio del Granada CF, ¿cree que el fichaje de Lucas Alcaraz es el mejor posible para esta situación?

R.- Eso lo veremos a final de mayo (risas).

Número Cuaderno Rojiblanco 01

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Navidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería