domingo 14 agosto
Fuente Vaqueros  |   | Redacción aG

Un campo de cepas madre para impulsar la recuperación de las choperas de la Vega de Granada

Diputación ha cedido una hectárea de su vivero, en el término municipal de Fuente Vaqueros, para esta actuación

Las diputadas provinciales de Empleo y Desarrollo Sostenible, Ana Muñoz, y Medio Ambiente y Protección Animal, María Carmen Fernández, junto al profesor de la UGR Antonio Gallego, durante su visita al campo de cepas madre. Foto: Dipgra

La Diputación de Granada ha inaugurado este lunes el campo de cepas madre de chopo creado en el Vivero Provincial gracias a la cesión de una hectárea de terreno a Life Wood for Future (Madera para el Futuro), un proyecto financiado por el programa Life de la Unión Europea de mitigación del cambio climático que promueve la recuperación de las choperas de Granada.

En el terreno cedido a Life Madera para el Futuro se han plantado casi 20.000 cepas madre -cada una de ellas con capacidad para producir decenas de nuevas estaquillas o esquejes durante varios años- en dos partes diferenciadas. Por un lado, variedades ambientales destinadas a la restauración vegetal, como las autóctonas 'Populus alba' y 'Populus nigra' (álamo blanco y negro), que los ayuntamientos pueden solicitar a través de los cauces habilitados por el Vivero Provincial con descuentos de hasta el 80% sobre el precio de mercado.

En la otra mitad del campo crecen cepas madre de clones de chopo que, por sus características -resistencia, flexibilidad y rápido crecimiento-, son idóneos en la producción de elementos estructurales de madera. Actualmente hay una creciente demanda de productos de madera en el sector de la construcción pero, paradójicamente, en España hay que importarlos de otros países europeos porque no hay suficiente producción local de calidad.

El acto de inauguración en el Vivero Provincial, en el Cortijo Peinado de Fuente Vaqueros, ha contado con la presencia de las diputadas provinciales de Empleo y Desarrollo Sostenible, Ana Muñoz, y Medio Ambiente y Protección Animal, María Carmen Fernández, así como con el profesor de la UGR Antonio Gallego, coordinador del Proyecto Europeo Madera para el Futuro.

Además de las áreas de Empleo y Desarrollo Sostenible y de Medio Ambiente y Protección Animal de la Diputación, participan en la ejecución de este proyecto, la Universidad de Granada, que lo coordina, la Universidad de Santiago de Compostela, la Confederación de Organizaciones de Selvicultores de España (COSE) y la spin off 3edata.

La diputada de Empleo y Desarrollo Sostenible ha señalado que la cesión de terreno para el proyecto Madera para el Futuro forma parte de los objetivos del vivero provincial, entre los que se encuentran dar solución a los espacios públicos municipales de esparcimiento y recreo; lograr que los parques se conviertan en elementos estructurantes del espacio urbano y asistir a los municipios, con la entrega de las plantas mejor adaptadas, para tener unos parques y jardines sostenibles.

Recuperación de choperas autóctonas

Ana Muñoz ha afirmado que el proyecto pretende dar valor añadido al chopo como materia prima, fomentando nuevas plantaciones con sello de Gestión Forestal Sostenible, además de impulsar una industria local de proximidad para una construcción hacia la sostenibilidad y la economía circular, y de promover la recuperación de choperas autóctonas en riberas y otras zonas de la vega granadina como herramienta para mitigar el cambio climático y elemento de valor medioambiental, paisajístico y cultural.

La diputada ha destacado que en el marco de este proyecto se llevarán a cabo actuaciones de reforestación, así como la promoción del asociacionismo de productores y el impulso al uso de la madera de chopo en elementos estructurales del sector de la construcción. También ha insistido en la necesidad de lograr que las choperas, tan importantes para la Vega, sean útiles para el desarrollo socioeconómico de la provincia y "revalorizar así la madera del chopo".

Por su parte, el profesor Antonio Gallego ha subrayado que actualmente el proyecto, además del campo de cepas madre, ha ejecutado la replantación de 40 hectáreas de plantaciones demostrativas y se ha extraído la madera necesaria para la caracterización de la madera de chopo a nivel nacional de seis localizaciones en España (dos en el Valle del Duero, dos en el Ebro y dos Granada).

Según ha señalado, también se ha iniciado el desarrollo y ensayo de los productos estructurales de chopo, y se ha extraído la madera para la ejecución del edificio demostrativo de estos productos. "Igualmente se han puesto en marcha medidas en parcelas demostrativas del Ifapa para evaluar científicamente los beneficios ambientales del chopo: absorción de nitratos, disminución de la contaminación del aire, bajada de la temperatura y absorción de carbono", ha agregado.

En los últimos 20 años, la superficie dedicada al cultivo del chopo en la provincia de Granada ha quedado drásticamente reducida, de unas 12.000 a 4.000 hectáreas, por su pérdida de competitividad económica frente a los cultivos agrícolas intensivos.

En este sentido, Life Madera para el Futuro y la COSE han promovido la creación de la primera Agrupación de Productores de Chopo de Granada (Marjal), a la que ya se han unido 73 selvicultores con el objetivo de defender con más fuerza sus intereses y proporcionar materia prima en cantidad y calidad suficientes para propiciar la implantación de una industria de madera estructural de proximidad.

Además de promover la economía circular y el desarrollo sostenible, la recuperación de las choperas de Granada tiene importantes beneficios medioambientales; y es que esta especie tan arraigada en la provincia tiene una enorme capacidad de capturar CO2 de la atmósfera y filtrar gases contaminantes procedentes del tráfico urbano.

Además, estas explotaciones selvícolas contribuyen a reducir la temperatura y refrescar el ambiente, filtran el agua contaminada por el uso de abonos en otros cultivos, previenen la erosión y atraen biodiversidad vegetal y animal.

En el Vivero Provincial se cultivan más de 300 especies diferentes, tanto ornamentales como forrajes, cereales y leguminosas, para dotar a los municipios de la provincia de ejemplares para los parques y jardines públicos, con el objetivo de mejorar su biodiversidad, su paisaje urbano y la salud de sus ciudadanos.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand