martes 18 junio
LA CRÓNICA   |   |

Un emotivo 'regalo' por Navidad en Fuente Vaqueros

Francisco Martín se despide del municipio por el que ha trabajado 18 años en olor de multitudes · El nuevo alcalde, arropado por alcaldes y el presidente socialista de diputación

Alcaldes metropolitanos y el presidente de la Diputación estuvieron en Fuente Vaqueros. Foto: Álex Cámara

El salón de plenos del Ayuntamiento de Fuente Vaqueros no es ni muy grande ni muy pequeño. Es normal. Como el de muchos ayuntamientos de tamaño similar. Tiene su letrado donde se ubican los concejales y el secretario y un espacio dedicado a los bancos para la presencia de quienes deseen acudir a las sesiones.

Pero al igual que en el cine, hay sesiones y Sesiones. Las hay que son farragosas o menos atractivas, porque el tema que se trata no da para mucha chicha. Y luego están las que marcan una página en la historia del municipio. El día de la investidura de un alcalde, en cualquier Consistorio de España, es siempre un día importante.

Es lo que sucedió en Fuente Vaqueros este martes. Sólo un día después de la Navidad y nueve desde que renunciase a su cargo Francisco Martín. El hombre que ha trabajado en los últimos 18 años siempre vinculado a la casa consistorial y que ahora emprende nuevos rumbos.

Cuando el pleno de elección del nuevo alcalde estaba fijado a las 19.00 horas, el jaleo existente en el salón se fue transformando en silencio, como si algo importante fuera a suceder. Y lo fue. Justo a los pocos minutos entró en solitario Francisco Martín.

En un abarrotado salón de plenos la mayoría de asistentes contuvieron la reacción, hasta que una mujer no pudo aguantarse más: "¡Ay, Francisco!" Suspiró con un grito de quien se sabe que 'pierde' al hombre al que han acudido en los últimos años para solventar cualquier problema. Desde la farola que no funciona a cualquier otro imprevisto. Los alcaldes, para eso, siempre son la primera puerta a la que se llama.

Pero el silencio del salón de plenos se rompió cuando entró en él el que iba a ser investido nuevo alcalde del municipio, José Manuel Molino, acompañado del presidente de la Diputación, José Entrena, para quien se había reservado un sitio en primera fila. No todos los días el 'alcalde de alcaldes' visita el pueblo, aunque en el último mes lo haya hecho dos veces.

Comenzó el pleno. Todo según lo previsto y con el guión esperado, por lo que el final de la película ya era conocido. Pero hay quien va al cine aunque sepa que todo tendrá un final feliz. Hubo espacio para las anécdotas, como cuando el secretario recordó al nuevo alcalde que no lo era hasta que no prometiera su cargo: "Ahora sí es alcalde", le dijo entre sonrisas.

Momento del emotivo abrazo entre el alcalde saliente y el entrante. Foto: Álex Cámara

Un bastón como 'regalo'

Y cuando llegó el momento de entregar el bastón de mando, el funcionario aclaró: "El nuevo alcalde tiene el deseo de que sea su antecesor el que le entregue el bastón de mando". Ahí se detuvo el tiempo. Francisco y José Manuel se fundieron en un emotivo abrazo, del 'maestro' al discípulo.

Todo en presencia de alcaldes y alcaldesas de municipios cercanos como Chauchina, Valderrubio, Cijuela, Santa Fe, Maracena o Gójar, o el propio presidente de Diputación, José Entrena, quien aseguró que el nuevo alcalde tendrá el apoyo de la institución para acometer aquellos proyectos que se marquen.

El mejor 'regalo' posible que pueda recibir un concejal es el bastón de mando. Así lo recibió Molino, el día en que Martín se despidió de su pueblo.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
Diseño Web La Sastrería