martes 5 julio
Granada CF  |   |

Un laborioso proceso de corte y confección en Segunda: así están los contratos en el Granada CF

El equipo tiene 20 jugadores en cartera, otros cinco que cumplen contrato este año y siete que llegarán de otros equipos cuando acaben su periodo de cesión

Pulse para ampliar

Sea quien sea el director deportivo del Granada CF en Segunda División, lo único que queda claro es la ardua labor de corte y confección que tendrá que afrontar para diseñar una plantilla competitiva que, al mismo tiempo, no supere el tope salarial que exige la Liga, mucho más reducido en la división de plata que en Primera.

El Granada CF cae a la segunda categoría con jugadores en cartera que a buen seguro o serán traspasados o cedidos para poder reducir los salarios que han de pagarse y que son insostenibles tras el descenso. Para ello requiere de un trabajo que debe comenzar cuanto antes.

Así, el equipo rojiblanco tiene entre sus contratos a 17 jugadores de la primera plantilla a los que hay que añadir otros tres que han subido desde el filial. Además, hay seis a los que les cumple el contrato el próximo 30 de junio y otros siete que regresarán después del periodo de cesión con otros clubes.

De los jugadores que tienen contrato en vigor la distinción tiene varias connotaciones. Por un lado están los futbolistas que pueden ser apetecibles para otros clubes y por tanto que sean traspasados pese a tener varios contratos de duración con el Granada CF. Sucede esto por ejemplo con Luis Maximiano, cuya relación con los rojiblancos acaba en 2025; Domingos Duarte (2023), Gonalons (2023), Luis Milla (2024), Puertas (2024), Machis (2023), Luis Suárez (2025).

A estos hay que añadir los jugadores que solo tienen un año más de duración en sus contratos, como son Aarón Escandell, Víctor Díaz, Quini, Rochina y Jorge Molina, de los que algunos presumiblemente deje de estar vinculado a la entidad, aunque pocos equipos pudieran pujar por ellos por su falta de minutos o por su edad.

También hay contratos de larga duración -más de un año-, como sucede con los casos de Carlos Neva, que concluye en 2025, pero su lesión de larga duración puede ser beneficiosa para el Granada CF; Petrovic, hasta 2026 pero con cualidades aún por explotar en España; o Uzuni, hasta 2025, en la misma situación que el serbio. A ellos se puede añadir Matías Arezo, con acuerdo hasta 2026 y del que apenas se ha podido ver nada; o Alberto Soro, hasta 2025 y con falta de minutos con los rojiblancos.

El Granada CF tendrá que mirar en los jóvenes que vienen desde abajo y ya han dado el salto esta temporada con el primer equipo, como ha sucedido con Torrente, que tiene contrato hasta 2024 pero tiene lesión de larga duración; Isma Ruiz, con contrato hasta 2023 o Pepe, con acuerdo hasta 2024.

Fin de la relación

Además, el descenso del Granada CF abre la puerta a la salida de jugadores que acababan contrato el próximo 30 de junio y que no se han renovado finalmente.

Sucede en los casos de Germán Sánchez o Montoro, dos de los baluartes de este Granada CF en las últimas temporadas y cuyo futuro queda en el aire en esta situación.

Es muy probable que Escudero también hubiera renovado en caso de permanencia, pero el descenso condiciona su continuidad, del mismo modo que saldrán casi con toda probabilidad Dani Raba, que apenas ha jugado; Bacca, muy inestable durante todo el año; y Yan Eteki, del que se puede considerar más que amortizado desde su llegada el segundo año de Segunda.

En el caso del Granada CF pierde a dos jugadores que le gustaría mantener, pero que será inviable en Segunda División, como son los casos de Arias, que regresa con el Atlético de Madrid; y Collado, que hará lo propio con el FC Barcelona.

Regresos

La buena noticia además para el Granada CF es que tiene hasta siete futbolistas repartidos en otros clubes con contrato en vigor y de los que varios de ellos pueden ser totalmente válidos para la categoría de plata, donde ya hay algunos que juegan.

Aunque debe ser la Dirección Deportiva del Granada CF la que ahora sea capaz de convencerlos para que se queden, en la categoría de plata ya juegan Ricard, con el Lugo; y Monchu, a punto de subir con el Valladolid.

Además, Dionkou acaba su periodo de cesión con el Barcelona B en Primera Federación; Luis Abram hará lo propio con el Cruz Azul mejicano y Adrián Marín con el Familicao.

Adri Butzke, uno de los principales estandartes del Granada CF en cantera, tendrá que regresar tras su cesión del Paços de Ferreria. La situación más compleja de todos ellos la tiene Antoñín, que a penas ha jugado con el Málaga en Segunda.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand