miércoles 7 diciembre
MOVILIDAD  |   | Redacción aG

Un proyecto piloto mejorará la accesibilidad en las paradas de bus de ocho pueblos de Granada

La accesibilidad se garantiza mediante la eliminación de vegetación, mobiliario u objetos que impidan la visibilidad, así como con la reserva de un espacio específico

La parada de Alhama de Granada es una de las que se incluye. Foto: Junta

La Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, a través de su Delegación provincial, ha impulsado un proyecto piloto para mejorar la accesibilidad de las paradas de autobuses en la provincia de Granada, que en una primera fase beneficiará a ocho pueblos.

Esta primera fase ha arrancado con la licitación, por más de medio millón de euros (545.598 euros), de un contrato para la adaptación de las paradas en ocho municipios de la provincia con un volumen de demanda importante y que en estos momentos carecían de una estación o parada adecuada desde el punto de vista de la accesibilidad universal.

Albuñol, Alhama de Granada, Gualchos-Castell de Ferro, Íllora, Lanjarón, Montefrío, Órgiva y Padul han sido los municipios elegidos para esta experiencia. Se tratan todos ellos de municipios de pequeña y mediana entidad escogidos por reunir una serie de requisitos, como son paradas con demanda significativa o de municipios con servicios de equipamientos supramunicipal o gran afluencia turística, su situación por tener paradas céntricas o situadas en el núcleo principal o viabilidad técnica, al contar con espacio para acoger modificaciones o que la reforma no afecte a servicios urbanos básicos.

Este proyecto busca la mejora tanto de la accesibilidad como de la seguridad de los viajeros, adaptando el acceso al transporte público a la normativa vigente y facilitando la comodidad e información al usuario.

Se atenderá cada caso teniendo en cuenta sus particularidades, pero en líneas generales se buscará la accesibilidad peatonal, con mejores itinerarios peatonales hasta las paradas mediante pasos de peatones, vados o pavimento tacto-visual; la instalación de módulo completo de marquesina con banco, apoyo isquiático, información adaptados e iluminación o reforma de la existente u otras actuaciones como la mejora de la accesibilidad del autobús, la adecuación de las dársenas con marca vial y la renovación de la señalización.

Estas actuaciones parten de un estudio previo de las paradas de la provincia, en el que se concluyó que estas paradas no cumplían al 100% los parámetros reguladores: itinerarios accesibles, textura de pavimentos, rampas que salven diferencias de cotas, sin obstáculos que dificulten el acceso a la marquesina, postes informativos traducidos al Braille, apoyo isquiático. Además, en líneas generales, también carecían de franjas de pavimento tacto visual de acanaladura sobre la acera y de botonadura de separación con la calzada.

La accesibilidad se garantiza mediante la eliminación de vegetación, mobiliario u objetos que impidan la visibilidad, así como con la reserva de un espacio específico que funcione como dársena con sus cuñas de aceleración y desaceleración que eviten las interferencias con el tráfico de paso. La diversidad de circunstancias encontradas, sobre todo en suelo urbano, llevan a propuestas de mejora dispares en función del espacio disponible y las circunstancias de la calle donde se ubique la parada.

La mejora de la accesibilidad de las paradas está financiada al 80 por ciento por los fondos europeos Feder. Las empresas interesadas tienen hasta el 30 de septiembre para presentar sus ofertas en el portal de licitación electrónica de la Junta. Una vez se escoja la empresa adjudicataria, estos trabajos tendrán una duración de seis meses.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand