lunes 16 septiembre
SEMANA SANTA 2018 | LUNES SANTO | LA CRÓNICA  |   | Luis F. Ruiz | Fotos: Álex Cámara - Alejandro Romero

Tres siglos de reinado trinitario

Los rayos de luz ganan terreno a las nubes en la segunda jornada de contrastes en la pasión, en la que se entremezclaron el bullicio zaidinero con el recogimiento de San Agustín y el carácter singular de Huerto y Los Dolores · El Rescate marca una jornada histórica

Si 300 años no son nada si se viven con salud la hermandad de Jesús del Rescate puede presumir de ello. El Señor de Granada fue protagonista en el Lunes Santo de Granada radiante y sin sombras, pues la luz ganó todo el terreno a las nubes del día anterior. [VER ESPECIAL SEMANA SANTA 2018]

El Zaidín se echó a la calle para presenciar el paso de misterio del Cristo del Trabajo. Foto: Alejandro Romero

Un hervidero en el Zaidín

La calle Polinario de Granada se volvió a quedar pequeña para la presencia de una de las hermandades que más 'barrio', en su concepto cofrade, aporta a la Semana Santa de Granada. La cofradía del Trabajo y la Luz volvieron a dejar alto el listón un Lunes Santo más.

El saber estar y andar de los luceros y las luceras fue la nota predominante de unos pasos conducidos por Ismael Orejuela y Raúl Herrera, en un día en el que el paño de la Verónica dedicaba un claro homenaje a Jesús de Rescate.

Fueron muy emotivos los momentos vividos en esta cofradía, fundamentalmente en la salida con una espera que para muchos se hizo interminable. Bellas estampas las que dejó la hermandad en el Puente Romano del Genil -este año con más agua que de costumbre- y sobre todo en el regreso, donde el Zaidín fue un hervidero.

El palio salmón de la Semana Santa de Granada dejó una multitud a su paso por la Carrera del Darro. Foto: Álex Cámara

Singularidad a la orilla del río

Y si las estampas en el barrio sureño de la capital fueron para enmarcar no se quedan atrás las que dejó la hermandad de Los Dolores, con el palio salmón que impregna de blanco el río Darro a su paso con la Alhambra como testigo de excepción.

Acompañados de su propia banda, la hermandad fue ganando calle poco a poco en su discurrir con su singular carácter albaicinero y momentos también para el recuerdo, fundamentalmente para el fallecido padre Enrique, que estuvo presente en muchos momentos de la estación de penitencia.

La presencia en las calles al paso de Jesús del Rescate fue numerosa. Foto: Álex Cámara

300 años de Rescate

La devoción por una imagen o se tiene o se crea. Es lo que puede suceder con los centenares de fieles a Jesús del Rescate que no quisieron faltar al aniversario de tres siglos de la imagen que realizara Diego de Mora.

La talla recorrió las calles de Granada arropado en cada rincón, se dio un baño de multitudes en su barrio y además procesionó con la túnica persa, lo que generó homenajes también para todos los que han contribuido a la restauración con la exposición de un pergamino de quienes han llevado a buen puerto el proyecto.

El regreso del Rescate se hizo interminable con las últimas chicotás de los hombres de José Luis Selfa, quienes ya cuentan los días para regresar a las calles de Granada el próximo octubre, continuando así con los actos de celebración de la cofradía.

Sierra Nevada y la Virgen de la Amargura de la Hermandad del Huerto se 'reencontraron' en la calle Santiago. Foto: Alejandro Romero

La eternidad en la calle Santiago

La Hermandad del Huerto de Granada llegó al Lunes Santo con el recuerdo de los últimos hermanos mayores que han formado parte de la corporación nazarena, en el 75 aniversario desde su fundación, lo que hizo que la imagen del Señor ya protagonizase el vía crucis oficial de la Federación hace unas semanas.

El discurrir de la cofradía se vio algo ralentizado en su salida, lo que no deslució no obstante la seriedad de esta hermandad relajeña que protagonizó detalles únicos en su regreso por la calle Santiago, con una de las bullas más nutridas de la pasión granadina.

La salida de San Agustín fue uno de los momentos más esperados en la calle San Antón. Foto: Álex Cámara

Silencio desde San Antón

Es cada vez más común en la Semana Santa de Granada acostumbrarse a los momentos que van dejando las distintas corporaciones nazarenas, pudiendo pasar del bullicio al silencio más sepulcral.

Ocurrió por ejemplo con la Hermandad del Cristo de San Agustín, el Sagrado Protector de Granada, que volvió a dejar su impronta con un sobriedad propia de su carácter silente.

Al recogimiento no sólo invitaban los nazarenos de negro riguroso y la presencia del primer crucificado en las calles, sino el recogimiento de las capillas musicales de Jesús Nazareno y Cristo de San Agustín, además de la coral junto al paso de la Consolación.

Toda la información, en el especial Semana Santa de ahoraGranada

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería