martes 22 octubre
Magazín  |   | Redacción AG

Una exposición aborda las “vidas paralelas” de Esteban Vicente y José Guerrero

“Guerrero/Vicente”, organizada por Acción Cultural Española en colaboración con el Centro Guerrero, reúne 60 obras de los dos pintores expresionistas

Alguna de las obras que se podrán contemplar en el Centro Guerrero. Foto: J. Grosso

El Centro José Guerrero de la Diputación de Granada dedica su última exposición del año a la única presencia española en el Expresionismo Abstracto Americano y la Escuela de Nueva York. La muestra revisa la obra de los pintores José Guerrero (Granada, 1914) y Esteban Vicente (Segovia, 1903), dos artistas con un interés común: el movimiento artístico surgido en los Estados Unidos en los años 40 y que, además, compartieron múltiples coincidencias y paralelismos a lo largo de sus vidas y sus obras, aunque no llegaron a tratarse.

La muestra está organizada por Acción Cultural Española, en coproducción con el Museo de Arte Esteban Vicente y el museo granadino dependiente de la Diputación.

La nueva muestra del Centro Guerrero se compone de más de sesenta obras de distinto formato y en diferentes soportes cuya procedencia es variada, ya que se cuenta con numerosas piezas que provienen de colecciones particulares, así como de préstamos de algunas de las principales colecciones públicas españolas, entre ellas el Museo Nacional Reina Sofía, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, Patrimonio Nacional o la Colección del Banco de España. Además de estas obras, se presentan tres piezas de dos grandes maestros: Joan Miró y Juan Gris. 

La diputada provincial de Cultura y Memoria Histórica y Democrática, Fátima Gómez, ha recordado en la presentación que “se trata de la última exposición del año, pero la primera del curso académico 2019/2020 y aunque llega ahora a Granada tiene un recorrido anterior que arrancó a principios de año en el Museo Estaban Vicente de Segovia y siguió en el Museo de de Bellas Artes de Asturias en Oviedo”.

Gómez ha destacado el paralelismo que une a ambos artistas “que parten del arte figurativo para llegar a la abstracción, de la que son dos altos exponentes en su madurez, ambos se casan con mujeres norteamericanas, alcanzan su plenitud en Nueva York y ambos deciden que los fondos regresen a España y constituyan dos colecciones importantes en dos museos españoles de arte contemporáneo”.  

Por su parte, Ana Doldán, directora del Museo de Arte Esteban Vicente y principal impulsora de la muestra, ha señalado que “las exposiciones de Segovia, Asturias y Granada son tres interpretaciones de un mismo proyecto” y ha destacado que “es la primera vez que se reúnen las obras de estos dos artistas y por tanto, durante un año entero vamos a tener la oportunidad de ver la obra de los dos únicos españoles representantes del Expresionismo Abstracto Americano, que es una de las corrientes más importantes del siglo XX ”.

Por último, el director del Centro Guerrero, Paco Baena, ha recordado la importancia de la tesis doctoral de Inés Vallejo, co-autora del “Catálogo razonado” de José Guerrero y primera estudiosa de las dos figuras simultáneamente, que abordaba las vidas paralelas de los dos artistas españoles en Nueva York y que reparó en los paralelismos que hemos tratado de contar en la exposición”.

Baena ha asegurado que “Guerrero y Vicente tienen dos trayectorias paralelas, pero, en realidad es la misma historia, la del artista moderno que a partir de un aprendizaje en los códigos de la tradición figurativa, va conquistando la abstracción y dentro de estos nuevos códigos cada uno se inventa a sí mismo y hace un recorrido personal que luego influye a otras generaciones de artistas”.    

La exposición “Guerrero/Vicente” es una ocasión única para conocer de primera mano a la vez a estos dos grandes pintores españoles que siempre han sido tratados por separado, a pesar de las múltiples coincidencias que pueden encontrarse a lo largo de sus respectivas trayectorias. Paralelismos que no sólo se refieren a sus carreras sino que se extrapolan a las circunstancias personales: los dos vivieron sus etapas iniciales en Madrid (Escuela de Bellas Artes de San Fernando) y París, se casaron con mujeres de nacionalidad estadounidense y se establecieron definitivamente en Nueva York alrededor de 1950.

La selección de las 60 obras se ha estructurado poniendo el foco en tres etapas bien diferenciadas. La primera, titulada “El camino a la modernidad”, se retrotrae a los inicios figurativos de ambos artistas, con una selección de sus paisajes. La segunda, en torno a los años 50, estudia la importancia que tuvo la experimentación sobre papel para adquirir los nuevos códigos abstractos, y se complementa con un conjunto de óleos sobre lienzo de esa década. La tercera etapa, denominada “El color como experie4ncia”, refleja cómo los dos artistas alcanzan la madurez en la producción de los años 70, dejado atrás el expresionismo abstracto para dar paso a obras que desarrollan los campos de color.

La muestra se complementa con la edición de un catálogo que cuenta con un texto principal de la investigadora Inés Vallejo en el que lleva a cabo una aproximación de las distintas etapas creativas que se suceden en la vida de ambos, así como aportaciones de Juan manuel Bonet, José María Parreño y Guillermo Solana.

De forma simultánea a la exposición Guerrero/Vicente, se exhibe en la última planta del museo la obra “Un rumor salvaje” del fotógrafo Pablo Trenor, que forma parte del proyecto “El cuarto lúcido”, un ciclo organizado junto a Pa-ta-ta Festival.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería