martes 28 septiembre
La Capital  |   | Redacción AG

UPyD denuncia los daños colaterales de la Línea de Alta Capacidad

La concejal Mayte Olalla acusa al Ayuntamiento de ocultar cuánto les está costando a los granadinos el nuevo servicio

“La Línea de Alta Capacidad enoja hasta a quienes no la utilizan”, sentencia Mayte Olalla, concejal y portavoz del grupo municipal de UPyD en el Ayuntamiento de Granada, que asegura que este nuevo y polémico servicio de autobuses está generando cada vez más “daños colaterales”, entendidos éstos como ciudadanos descontentos y perjudicados por el “nefasto” servicio.

Afirma la representante de UPyD que los perjudicados son, en realidad, todos los granadinos. O más concretamente sus bolsillos, porque el Ayuntamiento todavía no ha especificado cuánto dinero ha gastado en la campaña de información previa a la puesta en marcha de la LAC. “Lo hemos preguntado pero no nos han dado respuesta, y es un dinero que repercutirá en el ciudadano”, puntualiza Olalla.

Los granadinos también tendrán que pagar por la supuesta gratuidad de la LAC durante este mes. “Evidentemente, aunque no se esté cobrando por ahora el billete, el funcionamiento conlleva un gasto que al final vamos a tener que pagar entre todos vía impuestos o tasas. Tampoco sabemos cuánto nos va a costar”, insiste la edil.

Aunque es el conjunto de la ciudadanía el afectado por un Plan de Movilidad que gana detractores día a día, hay colectivos que lo sufren de manera especial. La concejal menciona, por ejemplo, a las personas que no han tenido acceso a una campaña de publicidad que, por otra parte, tampoco sabe cómo se ha diseñado. Lo que sí sabe es que “no ha tenido en cuenta a todo el mundo”.

Desde luego, prosigue, ha ignorado a los peatones, personas que, sin utilizar siquiera los nuevos autobuses, sufren las consecuencias de un plan mal diseñado. Es palpable que muchos semáforos del centro (en Gran Vía, en Puerta Real, en la Ribera del Genil...) han acortado de forma sensible el tiempo de paso para los que van a pie.

Y eso, enfatiza Mayte Olalla, puede incluso representar un peligro para personas mayores, discapacitadas, con carritos de bebés o en muchas otras circunstancias.

“El equipo de gobierno del PP dice que ahora es un gustazo pasear por la Gran Vía porque hay menos tráfico. Lo será, pero siempre que no tengas que cruzar de acera”, ironiza la representante de UPyD al hablar de los semáforos, que ahí duran en verde para los peatones poco más que un suspiro.

Mayte Olalla siente que el malestar de los ciudadanos respecto a la LAC es creciente y no se basa sólo en un sentimiento o en críticas oídas aquí o allá, sino también en datos más objetivos. Aunque el Ayuntamiento aún no ha facilitado cifras oficiales, el grupo municipal de UPyD tiene conocimiento de que el Consistorio está recibiendo una media de treinta quejas diarias.

La concejal teme que si esto está ocurriendo en julio, la situación puede ser “caótica” en septiembre, cuando funcionen los colegios, los institutos y la Universidad y cuando los granadinos hayan regresado de sus vacaciones. Recuerda, en ese sentido, el aviso que hizo público la semana pasada: si para entonces el gobierno local no ha puesto en marcha las mejoras que ha anunciado, no le quedará otro remedio que convocar una manifestación ciudadana contra el Plan de Movilidad.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería