martes 19 noviembre
La Capital  |   | E.P.

Vecinos de zona Norte registran una demanda colectiva contra Endesa por los cortes de luz

Ha sido interpuesta por vecinos y entidades de la zona, como la Asociación Anaquerando, la Fundación Lestonnac-Montaigne y la Parroquia de la Paz

Los vecinos se han concentrado en las inmediaciones de los Jugados de la Caleta. Foto: Álex Cámara

Más de cien vecinos del distrito Norte de Granada se han concentrado este jueves frente al edificio judicial de La Caleta tras la formalización de la demanda, con la designación de procurador y abogado, contra Endesa por los apagones que afectan a este barrio, donde han contabilizado "89 cortes de luz solo en el mes de abril y 400 en los colegios del entorno en lo que va de año".

La demanda ha sido interpuesta por vecinos afectados por los cortes de suministro y entidades de la zona, como la Asociación Anaquerando, la Fundación Lestonnac-Montaigne y la Parroquia de la Paz, con el apoyo de Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha).

El abogado que lleva el caso, Miguel Ángel Mancheño Segarra, ha señalado que confían en que la justicia "permita solucionar los trastornos que afectan a miles de ciudadanos que cumplen con sus obligaciones y, por lo tanto, fuera de ser responsables son víctimas de una vulneración de sus derechos".

Los vecinos sostienen que los cortes afectan principalmente a la población más vulnerable, pues "más de 100 personas necesitan oxígeno domiciliario y máquinas eléctricas que les permiten vivir".

A ello suman las dificultades y, en algunos casos la imposibilidad, de los niños de asistir a los centros educativos, pues en "invierno sufren el frío sin calefacción y ahora el calor sin ventilación", comenta Natalia García Caballos, secretaria general de la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (Apdha), una de las entidades demandantes.

En lo que va de año se han reportado 400 cortes de luz en los colegios y solo en el mes de abril se produjeron 89 apagones en los barrios, según las estimaciones de los colectivos, que critican que en este distrito "no se están respetando los derechos fundamentales de las personas y no lo pueden seguir permitiendo".

Entre las peticiones que se formulan en la demanda está un aumento de la potencia de suministro hasta garantizar el buen funcionamiento del servicio sin interrupciones y el pago de una indemnización a los demandantes por los daños y perjuicios producidos, incluyendo el daño moral.

Como medida cautelar piden al Juzgado la instalación de Sistemas de Alimentación Ininterrumpida (SAI) en todos los domicilios que estén habitados por personas "cuya vida depende de la no interrupción del suministro". También, la instalación en los centros escolares de grupos electrógenos que aseguren la continuidad del servicio en sus dependencias.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Diseño Web La Sastrería